Vícar disfrutó de sus procesiones de Semana Santa con fervor y recogimiento

0

Concluida la Semana Santa, el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, ha realizado un pequeño balance de los actos celebrados por las dos hermandades que han procesionado Santísimo Cristo de la Paz y Nuestra Señora de los Dolores, de La Gangosa, y Santísimo Cristo de la Esperanza y Nuestra Señora de la Pasión, de Puebla de Vícar. En su balance el alcalde vicario ha agradecido a las dos cofradías su “enorme esfuerzo y dedicación”  para con el desarrollo de los desfiles procesionales, los cuales se han desarrollado en medio de un ambiente de recogimiento, en el que los vecinos han mostrado su fervor para con los distintos pasos. Antonio Bonilla, se ha referido a la Semana Santa vicaria como un ya  consolidado y que cuenta cada vez con un mayor reconocimiento, tanto a nivel local  como provincial, “siendo cada vez mayor el número de personas de otros municipios que acuden a ver los pasos”.

Además, el alcalde ha felicitado también al personal municipal por la logística desarrollada en torno a viacrucis y estaciones de penitencia y en especial a  Policía Local y Protección Civil, tanto a la hora de organizar y distribuir el tráfico para mitigar los problemas que son propios de este tipo de actividades, como en el trabajo de garantizar la seguridad de todos los participantes.  “Todo ese trabajo, junto al excelente comportamiento ciudadano ha sido clave para que no se haya producido  ningún tipo de incidente que empañara esta celebración”, ha señalado Antonio Bonilla.

Santísimo Cristo de la Paz y Nuestra Señora de los Dolores, procesionó el Jueves Santo por las calles de La Gangosa, en  la que ha sido su decimoquina salida procesional, con cerca de un centenar de costaleros y decenas de penitentes y mantillas y el acompañamiento musical de  dos bandas de música , a lo largo del amplio recorrido.  Por su parte, el Santísimo Cristo de la Esperanza y Nuestra Señora de la Pasión,  lo hizo el Viernes Santo, por las calles de Puebla de Vícar. En este caso fueron unos setenta costaleros los que portaron sus dos pasos, junto a mantillas y nazarenos y las correspondientes bandas de música, en un recorrido procesional, el decimonoveno de esta hermandad, en el que no faltaron los cantes de saetas.

Junto a estas estaciones de penitencia, la Semana Santa vicaria ha llegado a otros núcleos con las procesiones del Domingo de Ramos, y diversos viacrucis en Las Cabañuelas y Llanos de Vícar.

Dejar respuesta