UGT, CCOO y CSIF muestran su satisfacción por la participación de trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública andaluza en la concentración de hoy

0

Esta mañana, a las 12:00 horas y de manera simultánea, se han concentrado miles de trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública andaluza en las subdelegaciones del Gobierno de las provincias andaluzas. Estas concentraciones se encuadran dentro de las medidas de presión que acordaron UGT, CCOO y CSIF para mostrar su rechazo a la petición, por parte del Gobierno central, de la suspensión cautelar de la aplicación de la jornada laboral de 35 horas semanales en la Administración Pública andaluza.

Los tres sindicatos denuncian que el Gobierno estatal hace caso omiso al acuerdo llegado en Mesa General de Función Pública de la Junta de Andalucía, cuando por unanimidad entre el Gobierno Andaluz y los sindicatos se llegó al acuerdo de volver a las 35 horas por los beneficios que aportan a los profesionales de la Administración Pública andaluza y a la ciudadanía en general: generación de empleo (entre 7.000 y 9.000 puestos de trabajo en la Administración Pública), conciliación de la vida familiar y mejora del servicio que se presta a la ciudadanía.

UGT, CCOO y CSIF instan al Gobierno central a rectificar esta decisión, pidiéndole al Tribunal Constitucional que no lleve a efecto la suspensión cautelar de las 35 horas, si el Gobierno central no rectifica continuarán las medidas de presión.

35 HORAS. ES TU DERECHO
Servicios Públicos
Empleo

Los tres sindicatos presentes en la Mesa General de la Junta de Andalucía (CSIF, CCOO y UGT) no podíamos permanecer parados ante el enésimo ataque del Gobierno de España a las empleadas y empleados públicos andaluces. Ante el anuncio de la interposición de un recurso al Tribunal Constitucional por parte del Ejecutivo de Rajoy contra el Decreto Ley 5/2016 de la Junta de Andalucía que restituyó la jornada laboral de 35 horas semanales a todas las empleadas y empleados públicos andaluces, convocamos la unidad sindical y salimos a la calle a protestar por la recuperación de nuestros derechos.
Desde el inicio de la crisis, las empleadas y empleados públicos andaluces han sido los más
recortados de todo el país, tanto por el Gobierno autonómico como por el Ejecutivo central, y vieron en el acuerdo que estos tres sindicatos firmamos con la Presidenta de la Junta de Andalucía para restituir el derecho, suprimido por el RDL 20/2011 del propio Gobierno de Rajoy, un alivio para su jornada laboral, aumentada además, en carga de trabajo por los recortes y por el grave déficit de personal que sufre la Función Pública andaluza.
Gracias a la disposición, a la dedicación y a la profesionalidad de las empleadas y empleados públicos, los servicios públicos esenciales no han vivido un colapso durante estos años a pesar de los recortes. Por todo ello, el recurso sobre la jornada de 35 horas ha creado malestar, indignación e incertidumbre en unas trabajadoras y trabajadores desmotivados desde hace años por su propia patronal, maltratados en lo económico y recortados en lo sociolaboral.
La jornada de 35 horas no sólo supone un derecho adquirido hace años por las empleadas y empleados públicos, sino que ha provocado además la creación de una horquilla de 7.000 a 10.000 puestos de trabajo públicos en la Comunidad más dañada por el desempleo. La eliminación de esta jornada provocará el aumento del paro en Andalucía y la sobrecarga asistencial en los servicios públicos esenciales, ya de por sí sobrecargados por falta de personal en los últimos años.
En paralelo, la recuperación que desde diferentes ámbitos intentan vender, a pesar de que siga sin llegar al bolsillo de las trabajadoras y los trabajadores de las clases medias, sufrirá un nuevo parón con este recurso, dado que el consumo volverá a disminuir por dicha medida y por el aumento del paro que ésta, de manera irremediable acarreará, y que repercutirá directamente en la economía andaluza.
Ante todo esto, los tres sindicatos de la Mesa General (CSIF, CCOO y UGT) no podemos
permanecer impávidos ante lo que entendemos que es un nuevo ataque a los derechos de las empleadas y empleados públicos y mantendremos las movilizaciones y la unidad sindical hasta que el Gobierno central recapacite y retire el recurso contra la jornada de 35 horas.
No sólo están en juego los derechos de las empleadas y empleados públicos andaluces.
También lo está la economía, la creación de empleo y la sostenibilidad de los servicios públicos. La jornada de 35 horas es tu derecho, por la mejora de los servicios públicos y por más y mejor empleo. No cederemos hasta que logremos su restitución.

Dejar respuesta