Tomás Azorín, Emilio Martínez, José Antonio Amate y Consuelo Rumí repasan el desarrollo provincial y los derechos sociales ganados con el PSOE

0

Los socialistas almerienses han puesto en valor los logros de sus diferentes gobiernos, desde el inicio de la Democracia, para transformar la sociedad almeriense y española durante la tercera de las sesiones dentro de las jornadas ‘Reflexiones e Historia del Socialismo’, que han sido organizadas desde el PSOE de Almería capital para conmemorar su 125 aniversario.

La sala Unicaja ubicada en el Paseo de Almería acogió la tarde del martes la mesa de debate ‘La contribución del socialismo a las transformaciones de la sociedad almeriense’ que, moderada por el director de La Voz de Almería, Pedro Manuel de la Cruz, ha contado con los testimonios de históricos cargos socialistas como Tomás Azorín; José Antonio Amate; Emilio Martínez o Consuelo Rumí.

El secretario general del PSOE de la capital, Fernando Martínez, ha destacado antes del inicio de la mesa de debate que es de justicia “poner de relieve las grandes aportaciones que ha hecho el socialismo, no solamente para la transformación de la ciudad sino, fundamentalmente, para la transformación de la provincia”.  Una idea en la que también ha ahondado el director de La Voz de Almería que ha subrayado “que en los últimos 40 años se ha avanzado más que en los 400 años anteriores” y cómo “en ese trabajo de mucha gente, han tenido un papel destacado dirigentes y militantes del PSOE de Almería”.

Ganas de prosperar

El primero de los intervinientes en la mesa de debate ha sido Tomás Azorín, gobernador civil de Almería (1982-1985), delegado del Gobierno en Andalucía (1985-1987) y presidente de la Diputación de Almería (1987-1995), quien ha remarcado cómo, a su llegada a la provincia desde Málaga para convertirse en gobernador civil, se encontró con una tierra “con unas ganas de prosperar muy fuertes” y que ha sido capaz de aumentar considerablemente su población durante los últimos 35 años “con una mejora de las comunicaciones, de la sanidad y de los servicios para poder atender ese crecimiento”.

Tras realizar un repaso a asuntos como el papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en su época de gobernador civil o del apoyo al mundo rural desde la Diputación Provincial, su reflexión fue seguida de la de José Antonio Amate, diputado nacional entre 1980 y 1998, además de secretario general del PSOE almeriense de 1988 a 1997.

Entre las distintas referencias realizadas por parte de Amate, ha tenido un lugar especial la de la puesta en marcha de la A-7 que, a su juicio, “es la obra más importante que se ha hecho en la provincia, incluso más importante para su desarrollo que si nos llega el AVE”. Para hacerla posible, ha enfatizado “el apoyo que tuvimos de la Junta de Andalucía, del PSOE a nivel regional y del Gobierno de la Nación, lo que hizo posible algo que, la verdad, que cuando fuimos Tomás Azorín y yo mismo a hablar la primera vez con el entonces ministro de Fomento no nos imaginábamos que pudiéramos lograr”.

Almería, ha recordado el ex diputado nacional, contó con una autovía que “desde Adra hasta Puerto Lumbreras, era la mejor que se había hecho hasta ese momento y que se terminó mucho antes de que se acabara la de Murcia, la de Valencia a Madrid o la de Bailén-Granada” gracias “a que tuvimos un trato privilegiado por parte del Gobierno de España, porque también eran conscientes del gran auge económico que tenía la provincia y de que todo salía por la vía terrestre”.

Coordinación entre administraciones

Por su parte, el primer delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, Emilio Martínez, ha puesto el foco en que la década que estuvo al frente de esta institución fue “en la que se dieron las mayores transformaciones que en el siglo XX se habían dado en Almería en cuanto a servicios y equipamientos”, entre los que ha enumerado la Universidad y los hospitales de Torrecárdenas, el de Huércal Overa y el de Poniente. Mención especial ha tenido también para el apoyo al desarrollo del sector agrícola y el del mármol y al hecho de que “hubo una coordinación extraordinaria entre todas las administraciones con la que los frutos fueron tremendos”.

El último de los testimonios que han podido conocerse en el transcurso de la mesa de debate ha sido el de Consuelo Rumí, que se ha centrado en su experiencia como secretaria de Estado entre 2004 y 2011 y como diputada nacional.  La actual concejala en el Ayuntamiento de Almería ha señalado la importancia que tuvo realizar un trabajo serio en la oposición, entre 2000 y 2004, para “gestar lo que se pudo realizar durante los años de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero”.

A partir de ahí, ha puesto de relieve sobre la primera Legislatura de Zapatero como presidente que se registraron “los avances más importantes que se han dado en la sociedad española y almeriense desde la gran transformación del país con Felipe González”. Entre las normas recordadas de ese gobierno expuso la Ley de Dependencia, la del matrimonio entre personas del mismo sexo, o las relativas a los derechos para los inmigrantes y para los españoles que estaban en el exterior.

Próximos eventos

Las jornadas ‘Reflexiones e Historia del Socialismo’ continuarán el próximo 7 de noviembre en la misma sala Unicaja con la conferencia ‘La nueva socialdemocracia’, que será impartida por el secretario del área de Estudios y Programas del PSOE, José Félix Tezanos, a las 19.00 horas. Ya el 16 de noviembre se retomará la segunda de las mesas de debate sobre ‘La contribución del socialismo a las transformaciones de la sociedad almeriense’, con el director de Diario de Almería, Antonio Lao, como moderador.

Los socialistas ponen en valor los logros de sus gobiernos para transformar la sociedad desde el inicio de la Democracia.

Dejar respuesta