Pérez Navas defiende una rebaja del 8% en el recibo del IBI tras constatar que el alcalde y su equipo no gastaron 26,6 millones en 2016

1

La concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Adriana Valverde, ha defendido en el pleno que, ante los pésimos resultados de ejecución presupuestaria durante 2016 por parte del alcalde y de su equipo, “ha llegado la hora de que en el PP terminen con las crisis de gobierno, con las reestructuraciones y de que, además de romper la hucha para poner en marcha el plan de actuaciones urgentes en la ciudad que reclamamos para compensar los 20,2 millones en obras no gastados, el alcalde exija a cada uno de sus concejales que ejecute el dinero que corresponde a sus áreas durante 2017”.

“Nadie en la capital, con unos barrios abandonados como están, puede entender ni compartir que dejen 20,2 millones de euros sin ejecutar en inversiones. Los almerienses se merecen lo que ustedes no hacen, que acaben con su incapacidad manifiesta y que se gasten el dinero que recaudan de ellos en forma de impuestos y tasas que, en 2016, ascendió a 85,1 millones entre impuestos directos y tasas”, ha sentenciado.

Valverde ha sintetizado la liquidación de las cuentas del año pasado como la evidencia de “un fracaso en la gestión de este alcalde y de su equipo de gobierno que sufren todos los almerienses”. De ese modo, ha considerado que “26,6 millones de superávit no son de recibo en una ciudad llena de necesidades y que solamente hayan ejecutado el 28% de las obras contempladas en el capítulo de inversiones no tiene nombre, directamente”.

Esa cifra de ejecución, constatada por los socialistas tras analizar el documento de liquidación es incluso menor, ha proseguido, “que el ya penoso 38,6% que desde el PP tratan de defender públicamente haciendo un  maquillaje de las cuentas” y muy lejos del 62,5% ejecutado durante 2015, año de celebración de las elecciones municipales.

El alcalde vendió humo

Para continuar, Adriana Valverde se ha referido a la memoria del alcalde que acompañaba los presupuestos del pasado año, en la que Ramón Fernández-Pacheco se refería a los mismos como “prudentes” y centrados en atender el empleo y las prestaciones de carácter social, para ironizar sobre “que prudentes sí fueron, si a lo que se quería referir era a no gastar” mientras  con respecto a lo demás, “el alcalde y el Partido Popular nos vendieron humo y mantienen la ciudad más parada que nunca”.

En una capital con 20.798 desempleados, ha continuado la socialista, “desde el gobierno municipal no se dignaron a contemplar los planes propios de empleo que reclamamos insistentemente, ni tampoco hicieron todas las obras que tenían que haberse hecho para cumplir con la excusa que el PP utiliza de que esas inversiones crean empleo”.

“Cabe preguntarse entonces cuántos puestos de trabajo se han dejado de crear o de mantener por no invertir los 20,2 millones para obras que no han ejecutado y con el medio millón que devolvieron de los planes de la Junta de Andalucía como consecuencia de su mala gestión”, ha resaltado.

En concreto, la cuantía total para el capítulo de inversiones en 2016 ascendía a 28,1 millones, –cifra que resulta de la suma de la previsión inicial y distintas incorporaciones de crédito y  remanentes de tesorería-, de los que el equipo de gobierno solo ha sido capaz de comprometer un gasto irrisorio de 7,8 millones.

Entre las actuaciones “que se han dejado en el tintero”, la edil del PSOE ha precisado que se han gastado cero euros de la partida de 862.102 para adecuación y mejora de la calle Regocijos, los accesos a El Alquián, Costacabana y otros barrios; de los 90.000 euros reservados para el vallado, mobiliario y equipamiento del Palacio de Congresos de El Toyo; de los 100.000 euros para reposición de alumbrado público o de los 50.000 euros destinados a la eliminación de barreras arquitectónicas.

El PSOE pide al PP “que termine con sus crisis de gobierno” e invierta “lo que recauda en impuestos a los almerienses”.

También se han dejado sin uso 1,6 millones de los 2 millones para actuaciones en aceras, calzadas y plazas ni el equipo de gobierno ha sido capaz de emplear más de 170.000 euros de las obras decididas directamente por las juntas municipales de distrito.

Nulo compromiso con políticas sociales

Desde el Grupo Socialista se ha aclarado que el gobierno municipal “no puede culpar a otras administraciones de la bajísima ejecución registrada en el apartado de inversión” ya que “solo 2,7 millones de las inversiones están relacionadas con actuaciones en las que participa de alguna manera el Gobierno de España o la Junta de Andalucía”.

Por otro lado, en el apartado de las políticas sociales, “la segunda gran prioridad supuestamente marcada en la memoria por el alcalde”, se han dejado de invertir cerca de 400.000 euros en diferentes programas y ayudas.

Por ejemplo, ha concretado, para actuar en zonas con necesidad de transformación social solamente han ejecutado el 7,6% consignado, apenas 17.000 euros de los casi 234.000 euros previstos. El programa de suministros mínimos vitales, acciones de intervención en la comunidad gitana o de apoyo a la comunidad inmigrante ha sido otros de los damnificados por “la inutilidad” del PP.

Ciudadanos, copartícipe

Tampoco ha dejado de mencionar la edil socialista que, en lo referente a  nuevas tecnologías y el avance en la administración electrónica, se ha dejado sin ejecutar casi medio millón que tendría que haber servido para la puesta en marcha de la nueva web municipal o del Portal de Transparencia, entre otras actuaciones.

Para terminar con este apartado, después de acusar a Ciudadanos de ser “copartícipe de los resultados de 2016, especialmente cuando sabiendo lo que había, han votado a favor de los presupuestos de 2017”, Adriana Valverde ha enfatizado que “tampoco puede el gobierno municipal sacar pecho de otras cuestiones como la deuda viva de este Ayuntamiento que, con 98,1 millones de euros, sigue siendo muy elevada”.

Moción Impuesto de Bienes Inmuebles

Por otro lado, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Juan Carlos Pérez Navas, ha explicado el voto contrario de su partido a la aprobación definitiva de la ordenanza fiscal que regula el impuesto de bienes inmuebles, que conlleva el aumento del coeficiente municipal aplicado en el mismo, defendiendo que los ciudadanos se merecen una reducción del 8% en sus recibos -que es la cantidad en la que el Gobierno reduce sus valores catastrales para la capital- y no “la rebaja en diferido” y “la limosna” que supone el 1,5% que va a aplicar a partir de este año el gobierno municipal.

Además, Pérez Navas ha respaldado tanto que esa minoración más elevada del principal impuesto que paga la ciudadanía es justa debido a que “los almerienses lo han pagado de más estos años atrás, con un aumento del recibo del 28%” como que es posible llevarla a cabo sin mermar la capacidad del Ayuntamiento si se tiene en cuenta que del presupuesto de 2016 el alcalde y su equipo de gobierno han sido incapaces de gastar 26,6 millones, de los que 20,2 millones corresponden a inversiones en forma de obras.

“No tenemos por qué tocar el tipo impositivo municipal y entendemos que el dinero está mejor en las familias porque eso ayuda a reactivar el consumo”, ha continuado, antes de avanzar que los socialistas llevarán a pleno una moción “para que se aplique de golpe el restante porcentaje de reducción que no se adopta este año” y que se hará paulatinamente por parte del gobierno municipal.

Incumplimiento del alcalde

El aumento del coeficiente municipal aplicado al IBI es, a juicio del portavoz socialista, “una ofensa a los almerienses, a los que se les recauda lo que no se les devuelve en forma de ejecución presupuestaria y a los que cuando les toca una revisión que puede reducir el IBI que pagan se les dice que no se va a hacer para que el Ayuntamiento no pierda dinero”.

En ese sentido, ha concluido lamentando que el alcalde “pierda la oportunidad para cumplir lo que dijo en febrero del año pasado, que se bajaría el IBI por lo que estipulara el decreto del Estado que actualiza los valores catastrales y con una revisión de los mismos” que, finalmente, no ha hecho.

Según los datos aportados por los socialistas, en 2015 se presupuestó una recaudación municipal en concepto de IBI de 47,7 millones aunque, en realidad, se recaudó un 14% más, hasta alcanzar los 54,5 millones. Eso implicó una media de 245,40 euros por almeriense que pagó el IBI, una cifra que se elevó hasta los 256,6 euros en 2016, cuando la previsión de ingresos aumentó hasta los 49,8 millones.

1 Comentario

  1. Heya i am for the first time here. I came across this board and
    I find It really useful & it helped me out much.
    I hope to give something back and help others like you aided me.

    Heya estoy por primera vez aquí. Me encontré con este tablero y
    Me parece realmente útil y me ayudó mucho.
    Espero dar algo de vuelta y ayudar a otros como usted me ayudó.

Dejar respuesta