Los Presupuestos Generales de 2019

Que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que contiene medidas muy importantes, como por ejemplo el SMI de 900 euros o la recuperación del Subsidio para personas desempleadas mayores de 52 años, no se debería de mezclar con otras cuestiones ajenas a esos presupuestos.
Soy partidario del derecho a decidir (aunque quiero a Cataluña dentro de un Estado Confederal) y estoy a favor de que los políticos presos estuvieran en libertad condicionada o incluso, si fuera posible, en arresto domiciliario, hasta la celebración del juicio y que, en mi opinión, no deberían ser condenados ni por rebelión ni por sedición. Pero una cosa es mi deseo o voluntad, o la del Gobierno, y otra lo que decidan los jueces respetando su libertad y la separación de Poderes.
Los partidos independentistas se equivocan si amenazan con no apoyar los presupuestos.
Se equivocan porque esos presupuestos, que son muy buenos, evitarían mucho sufrimiento, e incluso muchas muertes, también entre la ciudadanía de Catalunya.
Se equivocan, porque si no se aprueban, y se convocasen elecciones anticipadas, corren el gran riesgo los partidos independentistas catalanes que de esas elecciones salga un gobierno de derechas PP-Ciudadanos, que estoy seguro que una de las primeras medidas que aprobarian sería volver a aplicar un 155 y quizás por tiempo ilimitado. Eso sí sería muy malo para los políticos presos y para toda Cataluña.
Y por último, se equivocan, porque si no se aprueban los presupuestos de 2019, por su voto contrario o abstención, perderían el apoyo y la simpatía de muchas personas, asociaciones y organizaciones del Estado español que consideramos justas sus reivindicaciones pero que no podríamos perdonar que condenasen a muchas personas a seguir malviviendo o incluso al suicidio por no tener ingresos.
Se debe reformar la Constitución, mejorar nuestra Justicia y que las personas que vivimos en el Estado español tengamos el derecho de decidir que tipo de organización territorial queremos.

Dejar respuesta