Los huesos encontrados en octubre en Pampanico abren una investigación policial que permiten detener a un moro como autor de la muerte de la mujer desaparecida hace seis años en El Ejido

0

Tras una larga y compleja investigación, en la que han estado implicadas varias unidades policiales, se logró averiguar plenamente la identidad de la fallecida, cuya desaparición fue denunciada en febrero de 2011.

 

Las averiguaciones posteriores han conducido ahora a los agentes hasta un varón que había mantenido una corta relación sentimental con la víctima y que, presuntamente, cometió el homicidio cuando ésta decidió poner fin a su relación de pareja.

 

Agentes de la Policía Nacional han esclarecido en El Ejido (Almería) el homicidio de una mujer cuyos restos óseos fueron hallados el pasado día 5 de octubre de 2016 entre unos invernaderos situados en la barriada de Pampanico, Paraje de los Ruiseñores. Tras una larga y compleja investigación, en la que se han visto implicadas varias unidades policiales, los restos humanos hallados pudieron ser plenamente identificados. Las averiguaciones posteriores han conducido ahora a los agentes hasta un varón que había mantenido una pequeña relación sentimental con la víctima y que, presuntamente, cometió el homicidio cuando ésta decidió poner fin a la relación.

 

Denunciaron su desaparición en febrero de 2011

 

La investigación se inició el pasado día 5 de octubre del año 2016, cuando se encontraron los restos óseos de una mujer en una zona apartada de invernaderos de la localidad de El Ejido. El cadáver se encontraba envuelto en plásticos y oculto en el interior de una acequia. El cuerpo, que en un primer momento no pudo ser identificado, llevaba oculto en el lugar varios años.

 

Tras el análisis de los restos encontrados se logró averiguar la identidad de la fallecida gracias a que su ADN pudo ser cotejado con el de dos de sus familiares, su madre y su hermana, localizadas en Marruecos. Así se supo sin duda que se trataba de una mujer cuya desaparición había sido denunciada por familiares y amigas el día 17 de febrero del año 2011. En aquellas fechas se llevaron a cabo investigaciones para intentar localizar a la persona desaparecida.

 

Su pareja de entonces huyó de España cuatro años

 

Las investigaciones se centraron entonces en averiguar los lugares en los que había estado y las personas con las que se habría relacionado, así como aquellas con las que pudiera haber contactado los días previos a su muerte. De este modo se consiguió averiguar que la que era su pareja sentimental, un ciudadano marroquí que trabajó en los invernaderos de la zona donde aparecieron los restos óseos de la víctima, habría abandonado el país a los pocos días de denunciarse su desaparición tras más de doce años de residencia en España.

 

Igualmente se supo que había regresado a Almería cuatro años más tarde, periodo de tiempo en el que el cuerpo de la mujer aún no había sido localizado. Las pesquisas realizadas apuntaban a que la tarde del día 17 de febrero del año 2011, en el domicilio del ahora arrestado, presuntamente terminó con la vida de su víctima ya que ella quería terminar con su relación sentimental.

 

Los agentes pusieron en marcha un dispositivo para localizar a A.K. de 47 años de edad, siendo detenido el pasado día 14 de febrero como presunto autor de un delito de homicidio. El arrestado fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de El Ejido, quien decretó su ingreso en prisión.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de las Brigadas de Policía Judicial y Científica de la Comisaría de El Ejido, agentes de la Brigada de Policía Científica de la Comisaría de Ceuta en colaboración con la Consejería de Interior de Rabat (Marruecos).

Dejar respuesta