Las XV Jornadas Almerienses de Salud Mental se centran en el proceso de recuperación del trastorno mental grave

0

La Unidad de Gestión Clínica (UGC) Salud Mental de Almería ha organizado esta semana las XV Jornadas Almerienses de Salud Mental, abiertas a la participación de profesionales, pacientes y familiares. El encuentro, que cuenta con más de 200 participantes, se centra en esta edición en las pautas para lograr la plena recuperación del paciente afectado por un trastorno mental grave, con especial atención a las redes de apoyo mutuo y a su capacitación para la integración social.

El programa de las jornadas se divide en dos partes. La primera la constituyen los ocho talleres prácticos, que se han desarrollado en las salas de usos múltiples del Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) Bola Azul, en la jornada de ayer. En ellos se han trabajado aspectos como las experiencias en torno al apoyo mutuo, las decisiones compartidas y el ejercicio de la Voluntad Vital Anticipada, la psicoterapia en grupo para familiares de pacientes con trastorno mental grave, la atención plena, la recuperación y los cuidados por parte de Enfermería, la gestión del conocimiento en Salud Mental, la capacitación del propio paciente o las nuevas herramientas terapéuticas para el abordaje de la psicosis.

Esta mañana se ha desarrollado el plenario de las jornadas, en el Salón de Actos del Hospital Torrecárdenas. Las sesiones han comenzado con la inauguración oficial, por parte del delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José María Martín Fernández, quien ha señalado que “la atención a las personas con trastorno mental tiene que estar enfocada a lograr su plena integración en nuestra sociedad, para lo que entre todos tenemos que combatir enérgicamente cualquier estigma asociado a estas patologías”.

Martín ha recordado que “hace tiempo que en la provincia de Almería, los distintos dispositivos de Salud Mental, vienen trabajando para combatir esos prejuicios, a través del impulso de iniciativas como ‘Almería Tierra sin Estigma’, que están contribuyendo a que la sociedad almeriense asuma que un trastorno mental es una patología como cualquier otra, y que quienes son diagnosticados pueden vivir, trabajar y relacionarse con su entorno de la misma manera”.

Tras la inauguración, se ha impartido la conferencia inaugural ‘¿Hay vida más allá de la enfermedad?’, impartida por el agente de apoyo mutuo y miembro de la Asociación de Usuarios de Salud Mental AMENSA de la Costa de Granada, Juan Antonio Delgado.

A continuación, se han desarrollado consecutivamente dos mesas redondas, en las que han intervenido psiquiatras, trabajadores sociales, psicólogos clínicos y enfermeras. Todos ellos han hablado de aspectos como las terapias de aceptación y compromiso, el papel de cuidadores y terapeutas, la toma compartida de decisiones o la capacitación del paciente para afrontar su enfermedad y su recuperación.

Indalo de Oro Pro Salud Mental

Durante la sesión de mañana se ha hecho entrega del premio Indalo de Oro Pro Salud Mental, que otorga cada año la Asociación para la Promoción de la Salud Mental en Almería y que se concede a las personas o instituciones que se han distinguido por su apoyo a la recuperación de las personas con enfermedad mental  y a la disminución del estigma social. En esta edición, se ha reconocido al Instituto de Educación Secundaria Celia Viñas de la capital, por su colaboración con los dispositivos de Salud Mental, su trabajo de concienciación entre el alumnado y la colaboración plena de sus responsables para el tratamiento y la recuperación de varios estudiantes afectados por trastorno mental.

El director de la UGC de Salud Mental de Almería, Domingo Díaz del Peral, explica que “la recuperación de la persona con enfermedad mental es posible, depende del propio individuo, de la familia, del sistema de atención y de la sociedad; Estas personas se enfrentan a un doble problema: la enfermedad y el estigma social que conlleva”.

Díaz del Peral señala que “desde finales de la década de los ochenta se han desarrollado estudios, de seguimiento a largo plazo de pacientes con trastorno mental grave, que junto a la experiencia de muchos profesionales, han cambiado la visión pesimista respecto a la evolución de estas personas, extendiéndose cada vez más, un movimiento de usuarios que contradice la perspectiva tradicional del curso de la enfermedad y plantea alternativas asociadas a la posibilidad de vivir una vida productiva y satisfactoria, como sucede con otras personas, con enfermedades somáticas crónicas, que pueden interferir en su funcionamiento, pero que no definen a la persona ante sí misma o ante los ojos de la sociedad”.

Dejar respuesta