La procesión en honor a la Patrona de Almería, la Virgen del Mar, pone fin a los actos religiosos incluidos en el programa de Feria de este año

0

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, acompañado del Equipo de Gobierno y parte de la corporación municipal, ha participado hoy en la tradicional Procesión de Alabanzas en honor a la Virgen del Mar, acto que ha puesto punto y final a los cultos religiosos en honor a la Patrona  incluidos en el programa de la Feria de este año.

Del Santuario de la Virgen del Mar partía la comitiva a las 20,00 horas recorriendo las principales calles del centro de la ciudad. Este año la imagen de la Patrona, acompañada de cientos de personas en ese recorrido, lucía el manto procesional de Isabel II, manto bordado en oro y plata y regalado por la Familia Real tras su visita a Almería en 1862, además de la Corona de 1952 de los talleres Granda (Madrid) con la que se coronó canónicamente en 1952, una auténtica obra de arte de la orfebrería y de la joyería..

El paso además ha estrenado dos jarras traseras, confeccionadas en plata maciza repujada, al igual que el resto del paso, por los Talleres de Villareal, en Sevilla. Se trata de las jarras del proyecto original del paso que se diseñó y ejecutó en los años 80 por esta prestigiosa empresa artesanal de orfebrería sevillana.

En su parte delantera el trono lucía por vez primera una réplica en plata del Relicario que contiene la Santa Cruz de Canjáyar, donado durante este año por la Hermandad de este pueblo almeriense muy vinculada a la Hermandad de la Virgen del Mar de la capital

Al igual que el año pasado la procesión ha contado con un tramo infantil, para que todos los niños, pertenecientes o no a la Hermandad, pudieran acompañar en procesión a su Patrona.

Dejar respuesta