La Policía Nacional desarticula en la capital un clan familiar dedicado al cultivo y venta de marihuana

Agentes de la Policía Nacional han en Almería han desarticulado un clan familiar dedicado al cultivo y posterior venta de marihuana, así como de otro tipo de sustancias estupefacientes. En la denominada "operación patios", la Policía Nacional ha practicado cinco detenciones por los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, y ha llevado a cabo tres registros domiciliarios, uno de los cuáles además era utilizado como punto de venta muy activo de hachís y marihuana. La investigación se inicia a principios del mes de enero del año en curso, cuándo se tiene conocimiento que los ahora detenidos, M.A.A.M de 43 años, I.A.M de 67 años, F.L.R de 65 años, T.H.L de 35 años y J.D.S.G de 22 años, participaban de una manera u otra en el cultivo, almacenaje, y venta del cannabis sativa, así como en el control y vigilancia de los movimientos policiales en torno a los inmuebles sitos en la calle Sierra Fuente Victoria del barrio de los Almendros en Almería. El continuo trasiego de personas que se dirigían al lugar para adquirir la sustancia estupefaciente, el fuerte olor a marihuana que se generaba en las inmediaciones, los continuos cortes de luz o un suministro de baja calidad, y la presencia del colegio Virgen de la Paz a unos escasos 50 metros habían generado gran alarma social. Las viviendas estaban acondicionadas con sofisticados sistemas eléctricos que proporcionaban luz, temperatura y renovación de aire constante, teniendo unas instalaciones perfectamente habilitadas para el crecimiento de las plantas de cannabis, todo ello enganchado ilegalmente a la red eléctrica. Finalmente, y con la participación de una veintena de agentes de la Policía Nacional se desplegó un amplio operativo, que culminó con la desarticulación y detención de todos los miembros del “clan familiar”, y la intervención de 155 plantas de marihuana que arrojaron un peso en bruto de 18 kg., 873 gramos de cogollos de cannabis sativa, 1.457 gramos de hachís, 31.282 euros en efectivo, 20 transformadores, 34 bombillas de 600w, 20 lámparas halógenas, cinco extractores de aire y cinco filtros de aire, dos balanzas de precisión y una escopeta de caza del calibre 12 mm. Tras la actuación policial, se procedió al corte del fluido eléctrico en las tres viviendas por técnicos de la compañía Endesa, al encontrarse todas ellas con acometidas ilegales de electricidad. Los detenidos han pasado a disposición del juzgado de instrucción número seis de los de guardia de Almería.

0

Agentes de la Policía Nacional han en Almería han desarticulado un clan familiar dedicado al cultivo y posterior venta de marihuana, así como de otro tipo de sustancias estupefacientes. En la denominada “operación patios”, la Policía Nacional ha practicado cinco detenciones por los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, y ha llevado a cabo tres registros domiciliarios, uno de los cuáles además era utilizado como punto de venta muy activo de hachís y marihuana.

 

La investigación se inicia a principios del mes de enero del año en curso, cuándo se tiene conocimiento que los ahora detenidos, M.A.A.M de 43 años, I.A.M de 67 años, F.L.R de 65 años, T.H.L de 35 años y J.D.S.G de 22 años, participaban de una manera u otra en el cultivo, almacenaje, y venta del cannabis sativa, así como en el control y vigilancia de los movimientos policiales en torno a los inmuebles sitos en la calle Sierra Fuente Victoria del barrio de los Almendros en Almería.

 

El continuo trasiego de personas que se dirigían al lugar para adquirir la sustancia estupefaciente, el fuerte olor a marihuana que se generaba en las inmediaciones, los continuos cortes de luz o un suministro de baja calidad, y la presencia del colegio Virgen de la Paz a unos escasos 50 metros habían generado gran alarma social.

 

Las viviendas estaban acondicionadas con sofisticados sistemas eléctricos que proporcionaban luz, temperatura y renovación de aire constante, teniendo unas instalaciones perfectamente habilitadas para el crecimiento de las plantas de cannabis, todo ello enganchado ilegalmente a la red eléctrica.

 

Finalmente, y con la participación de una veintena de agentes de la Policía Nacional se desplegó un amplio operativo, que culminó con la desarticulación y detención de todos los miembros del “clan familiar”, y la intervención de 155 plantas de marihuana que arrojaron un peso en bruto de 18 kg., 873 gramos de cogollos de cannabis sativa, 1.457 gramos de hachís, 31.282 euros en efectivo, 20 transformadores, 34 bombillas de 600w, 20 lámparas halógenas, cinco extractores de aire y cinco filtros de aire, dos balanzas de precisión y una escopeta de caza del calibre 12 mm.

 

Tras la actuación policial, se procedió al corte del fluido eléctrico en las tres viviendas por técnicos de la compañía Endesa, al encontrarse todas ellas con acometidas ilegales de electricidad.

 

Los detenidos han pasado a disposición del juzgado de instrucción número seis de los de guardia de Almería.

Dejar respuesta