La Plataforma “Salvemos la Plaza Vieja” convoca una concentración el jueves 17 de mayo a las 20 horas en la Plaza Vieja

0

Desde la Asamblea Ciudadana Ahora Almería, queremos manifestar nuestro apoyo y total acuerdo con la Plataforma recién creada “Salvemos la Plaza Vieja”.

Así mismo manifestamos nuestro repudio al proyecto absurdo de desalojar la Plaza de la Constitución, dejándola desnuda de árboles y de personalidad retirando una parte importante de nuestra historia contemporánea como es el monumento a los mártires de la libertad, conocido popularmente como el monumento de los coloraos o “Pingurucho” símbolo de homenaje por parte de la ciudadanía Almeriense a los 22 liberales uniformados con casacas rojas que murieron fusilados en la Rambla de Belén por defender la libertad, y querer recuperar la vigencia de la Constitución de Cádiz frente al absolutismo  reinante.  Este brutal asesinato de fusilamiento por la espalda sucedió el 24 de agosto de 1824 en la ciudad de Almería.

El alcalde y su grupo de gobierno quieren quitarnos nuestra historia. Además, no teniendo bastante con esto, quieren talar y matar 27 árboles entre ficus y palmeras cuyos arboles nos proporcionan entre otras muchas cosas: adornan la plaza, nos protegen del calor dando sombra y humedad al ambiente, disminuyen la contaminación y el ruido, forman parte de la decoración urbana, nos dan oxígeno, anidan pájaros conservando así la biodiversidad urbana. Matar a 27 seres vivos es demencial…

La ciudadanía almeriense no lo vamos a permitir… es un delito atentar contra la historia y matar a 27 árboles en plena primavera. Todo en pro de una Plaza moderna e impersonal, la cual NO QUEREMOS.

Dejen ustedes la Plaza Vieja como está. Escuchen la voz del pueblo y reconsideren esta terrible determinación en el pleno extraordinario del próximo día 15 de mayo. La ciudadanía ya ha hablado hay de momento 11.000 firmas.

La Plaza de la Constitución, Nuestra amada Plaza Vieja es un símbolo donde está ubicado el Pingurucho la representación más cercana del pueblo llano y de la ciudadanía almeriense en general

Dejar respuesta