La Guardia Civil investiga a un jovenzuelo de Abla por guardar los animales sustraídos en un almacén abandonado

0

Como resultado de la actuación de seguridad ciudadana llevada a cabo por la Guardia Civil de Almería, los agentes han investigado a una persona, de 18 años de edad, vecino de Abla (Almería), como presunto autor de un delito leve de hurto, cometido en dos explotaciones agrícolas de la zona de Nacimiento.

 

Esta investigación es el resultado de la constante actividad que desarrolla la Guardia Civil en la averiguación de delitos en el marco del Plan contra los Robos en Instalaciones Agrícolas y Ganaderas en la provincia de Almería.

 

La actuación llevada a cabo por la Guardia Civil tiene su origen sobre las 05’00 horas del pasado día 13, cuando una dotación de la Guardia Civil en cometidos de seguridad ciudadana por las proximidades de la localidad de Abla, observan circular un ciclomotor por la vía de servicio de la autovía A-92, lo que dado las altas horas, llama la atención de los agentes.

 

Ante estas dudas, los agentes realizan un seguimiento al ciclomotor, comprobando como el mismo estaciona en las inmediaciones poco después, lugar hasta el que se desplazan los agentes.

 

Una vez junto al ciclomotor, los agentes observan salir de un almacén cercano y abandonado a cuatro personas, dos montadas en un segundo ciclomotor, y otras dos andando, escuchando la conversación que mantenían entre ellos “con lo que saquemos de esto tocamos a cincuenta euros cada uno”, los cuales no se percatan de la presencia de los agentes hasta que los mismos intentan identificarlos.

 

En ese momento las cuatro personas emprenden la huida, dos en el segundo ciclomotor y otros dos a pie, momento en el que a uno de ellos se le cae su cartera personal, la cual recogen los agentes, coincidiendo la identidad de esta persona con el propietario del ciclomotor que dejaron allí estacionado.

 

Acto seguido los agentes comprueban el interior del almacén, donde encuentran dos corderos y dos chotos de corta edad, iniciando las averiguaciones para comprobar su origen legal.

 

Finalmente los agentes de la Guardia Civil comprueban que los cuatro animales, valorados en unos 260€ según estimaciones de las víctimas, habían sido sustraídos esa misma noche de dos explotaciones agropecuarias de la zona.

 

Así las cosas, la Guardia Civil investiga a una persona, vecino de Abla, como presunto autor de un delito leve de hurto.

 

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido remitidas al Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Almería.

Dejar respuesta