La alcaldesa de Garrucha, María Antonia López, desoye los criterios de independencia al nombrar Juez de Paz a la dirigente socialista y esposa del jefe de su marido, Carmina Muñoz, ante el silencio de la Oposición

3

Tras estar gobernando dos años con el equipo del PP, la alcaldesa socialista de Garrucha ha decidido desligarse de la Juez de Paz que nombrara el entonces alcalde Juan Francisco Fernández y nombrar a la esposa del jefe donde trabaja su marido, tal vez para hacer bueno el dicho ‘que todo quede en casa’, y ex-concejala, ex-diputada provincial, ex-candidata a la alcaldía y presidenta del PSOE en la localidad, Carmina Muñoz González, de quien se dice que “lo ha sido todo en el PSOE de Garrucha”.

El nombramiento de Carmina Muñoz como Juez de Paz en Garrucha fue llevado a Pleno en la última sesión ordinaria pero no fue nombrada en esa ocasión por encontrarse ausente un concejal socialista, por lo que se intuye que el nombramiento se producirá en el próximo Pleno que se celebre.

El nombramiento de Carmina Muñoz como Juez de Paz es visto en Garrucha como la constatación de la debilidad política en que se encuentra la alcaldesa, haciéndose necesario complacer a cuantos le pueden aportar un voto en los próximos comicios municipales, como lo evidencia el escándalo que está provocado la autorización municipal para que un restaurante quite un trozo de la baranda de mármol para ampliar el establecimiento, se haga la vista gorda a los bares que amplían la ocupación del suelo público o se inmiscuya en asuntos privados de una comunidad de vecinos para apoyar a un vecino en actos supuestamente ilegales y ‘matar dos pájaros de un tiro’ al nombrar a la esposa y significada socialista para un cargo público al que se le presupone estar carente de ideología política.

3 Comentarios

  1. Dicen que quedao flipa@’ mandicho que presentaron a la carmina pa juez de paz porque se había presentado el Segura, el Andrés, pa quitarlo, que fuerte
    Dicen que la Maria Antonia alcaldesa ganó por tre votos, pos la verdad no creo que salga más
    No es de fiar

  2. Con el beneplácito de unos y otros los bares y restaurantes han ido acotando calles para sus terrazas, lo mismo ha sucedido con parterres y aparcamientos del paseo marítimo. Ahora parece ser que le toca abrir boquetes en la baranda de mármol para ampliar el negocio en la misma playa. En cuanto se abra el primero detrás vendrán los demás. O sea, Garrucha convertida en la casa de tócame Roque, o aquello de convertirse en el ..ñ. de la Bernarda. Es la desvergüenza de vender el pueblo a cambio de los votos. Claro que es perder el tiempo con la alcaldesa que nos ha tocado en suerte y corifeos que la abanican con plumas de avestruz.
    MAL LE IRÁ A GARRUCHA SI NO NOS AFANAMOS EN PROTEGER LO BUENO QUE TENEMOS.

  3. Carmina es un pescao recio que vive por bajo las cien brazas.
    Había más candidatos para ese puesto de Juez de paz, entre ellos otro pescao de peso y cuatro o cinco pescaillos de ración. Al final el pescao grande se merienda al pequeño, eso ha sio asín antes y ahora.
    Lo que está claro es que Camina ya no va a ser candidata en las próximas elecciones municipales, porque la ley no se lo permite.
    A los candidatos que se han quedado fuera sí.

Dejar respuesta