La Alcaldesa de Garrucha está obligada a explicarse sobre la salida de Galasa

0

   Leo en la página de internet del PP de Garrucha una noticia cuyo titular dice así: “El PP lamenta que la alcaldesa de Garrucha da un paso más para ‘abandonar’ Galasa y el Consorcio de Residuos”.  La misma noticia aparece en un periódico digital de esta provincia con idéntico titular.

   El desarrollo de la noticia dice que el portavoz del Grupo Popular del Ayuntamiento de Garrucha, Juan Francisco Fernández,  lamenta la actitud de la alcaldesa socialista, María López, quien ha vuelto a dar un paso más para ‘abandonar’ Galasa y el Consorcio de Recogida de Residuos (la basura) a pesar de que el concejal considera que la salida va ‘contra los intereses de los garrucheros’. La noticia se extiende en una serie de consideraciones del concejal Juan Francisco, que da cuenta de lo tratado en un confuso punto sexto del último pleno de la Corporación municipal en el que, a fin de obtener mayores recursos económicos para el Ayuntamiento, el gobierno municipal contempla asumir las competencias sobre el abastecimiento de agua y recogida de basura. Y añade que la alcaldesa ya le ha dado el preaviso de abandono al presidente del Consorcio.

   A continuación el concejal Juan Francisco critica que la ‘díscola’ alcaldesa (así la califica) se aparte de los criterios de la solidaridad comarcal, además de poner en peligro los puestos de trabajo de tantas y tantas personas. Y todo eso, según afirma, por una cabezonería de María López, guiada por la pretensión de unos falsos beneficios económicos y ansias de notoriedad. El concejal finaliza diciendo que desde el PP apuestan por la continuidad de Garrucha en Galasa.

   Hasta aquí la nota que publica el PP y el periódico digital. Por mi parte el asunto merece un comentario que pretende ser objetivo. Según creo, el interés de la alcaldesa por salirse de Galasa se debe a la gran influencia que ejerce sobre ella una dirigente socialista que no para de enredar en los ayuntamientos vinculados a la empresa, empeñada en hacerle la vida imposible al PP ahora que gestiona Galasa. Es lo que nos faltaba, que para suplir nuestras carencias, venga a gobernar el municipio una persona ajena a los intereses de Garrucha.

   La noticia del posible abandono de Galasa y el Consorcio de Residuos me ha producido una honda preocupación pues no alcanzo a comprender las razones objetivas que baraja María López para tan importante decisión, pues esos hipotéticos beneficios económicos de los que se habla chocan frontalmente con la parte de la deuda que el Ayuntamiento de Garrucha tendría que asumir de los más de 37 millones de euros (más de seis mil millones de pesetas) que adeuda Galasa, ¿o acaso nos íbamos a librar de ella? Sin embargo, no parece que piensen lo mismo los alcaldes de la comarca, basta con oír a los alcaldes de Turre y Bédar, ambos de izquierdas.

   Es bien sabido que soy un firme defensor de la empresa y de su privatización para salvarla, pues tengo poderosas razones para pensar así. Sorteando muchos problemas en el camino, durante más de veinte años Galasa nos ha prestado un buen servicio de abastecimiento de agua a la comarca. No se me olvida lo que pasamos cuando nos faltaba el agua, situación que nos obligaba a cerrar el suministro por la noche para llenar los depósitos a fin de que hubiera suficiente al día siguiente, habiendo sido Galasa la que nos resolvió tan grave problema. Considero, pues, que permanecer en ella es lo mejor para Garrucha y salirse supone embarcarse en una aventura con rumbo desconocido, que si naufraga se ocasionará un grave perjuicio al municipio, y nada digamos del tsunami que se abatiría sobre el equipo de gobierno socialista.

   Respecto a la anunciada salida del Consorcio de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos decir  que tampoco se comprende si tenemos en cuenta el buen servicio de recogida de basura que presta el Consorcio desde hace 17 años.

   Al respecto llama mucho la atención que el concejal Juan Francisco se limite a lamentarse del asunto, afirme que el PP apuesta porque Garrucha siga en Galasa y nada diga de emprender alguna acción para desactivar los planes de María López. Mientras, el concejal del Giga, Bernardo Simón, se limita comentar la presencia de la alcaldesa en una rueda de prensa del PSOE provincial sobre el problema de Galasa y a dar cuenta del punto seis del pleno de Garrucha, sin más nada. Ni entiendo el lamento de uno ni el silencio del otro sobre qué hacer, claro que ellos procederán como les convenga.

   No obstante, en asuntos que tanto afectan al municipio me permito la licencia de informar al lector que la oposición dispone de armas para intentar detener las decisiones que se pretenden. Por ejemplo, la petición de un pleno extraordinario monográfico a fin de que la alcaldesa se aclare y dé cuantas explicaciones sean necesarias sobre ambas cuestiones. Pleno que obligatoriamente habría de celebrarse al disponer el PP del número suficiente de concejales para forzar la convocatoria.

   Además de una campaña en los medios de comunicación, también sería bueno que se publicara un boletín informativo que llegara a todos los vecinos, dándoles cuenta detallada de la política equivocada del gobierno municipal socialista, especialmente en lo que afecta a  Galasa y a la recogida de la basura. Ha de tenerse en cuenta que hay mucha gente que ni lee la prensa, ni oye la radio y no utiliza las redes sociales; sólo ven la TV y oyen comentarios desinformados. Un buen boletín, veraz y sin alharacas, es de mucha utilidad para las personas menos informadas. Se puede acudir también a la llamada de la población mediante la recogida de firmas para presionar a la alcaldesa, sin olvidar que existen otras formas de movilización popular. Es cuestión de actuar con decisión, sin lamentos y sin ponerse de perfil, ya que los intereses municipales así lo requieren.

   En fin, estaremos atentos a ver como se desarrolla la cuestión, en espera de que no haya que lamentar una desafortunada decisión municipal. Les tendré debidamente informados de cuanto suceda al respecto.

Dejar respuesta