El Juez instructor ve claros indicios de delito de odio e injurias a los autores de los tuits ofensivos contra los agentes asesinados en Andorra

0

AEGC continuará llevando la acusación particular de una de las viudas de nuestros compañeros para lograr el castigo penal merecido y el máximo resarcimiento para la familia.

 

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), Asociación que engloba todas las Escalas y Empleos de la Guardia Civil, por medio del presente comunicado pone en conocimiento de la opinión pública en general lo siguiente:

 

El Juzgado de Instrucción Nº3 de Teruel que investiga los tuits ofensivos contra los dos guardias civiles asesinados en Andorra ha levantado esta semana el secreto del sumario, lo que no quiere decir que no se vaya a continuar con la instrucción, porque esta sigue adelante al constatarse la existencia de claros indicios de delitos de odio e injurias graves a funcionarios públicos que están tipificados en el Código Penal. Unos “tuits” y comentarios vertidos en las redes sociales casi de forma inmediata a su asesinato, cuyo contenido injurioso mostraba su alegría por el fallecimiento en acto de servicio de los dos agentes de la guardia civil (no del ganadero) en los sucesos de Andorra.

 

De la instrucción llevada por el juez hasta el momento se desprende la profesional y laboriosa actuación de la Guardia Civil que de nada más producirse los tuits ofensivos, las distintas unidades de información y policía judicial de la Guardia Civil, de forma coordinada realizaron todas las indagaciones necesarias, monitorizando los mensajes objeto de delito y localizaron a las personas implicadas, llegando incluso a producirse detenciones para su inmediata puesta a disposición del juzgado instructor al cargo.

 

AEGC, que lleva la acusación particular en nombre de la viuda de uno de los agentes, continuará participando de forma activa en las sucesivas pruebas que se practiquen y propondrán todas aquellas que se estimen oportunas con el objeto de lograr un pronunciamiento judicial que logre el castigo penal merecido y el máximo resarcimiento para la familia. Un castigo que también contribuya a salvaguardar los derechos de todas las mujeres y hombres integrantes de la guardia civil en otros posibles casos de ataque de odio a su legítima condición profesional. Para ello, como ya ha hecho en todas aquellas ocasiones en las que se vulnera nuestra dignidad, AEGC con su servicio jurídico seguirá trabajando de forma firme para que no haya espacio a la impunidad y estas reprobables conductas reciban la respuesta judicial que se merece.

Dejar respuesta