Izquierda Unida propone estudiar la reutilización del agua de los pluviales en Roquetas de Mar

0
Esta medida beneficiaría a la población con menos costes y la mejora medioambiental de unas playas más limpias. IU recrimina al Equipo de Gobierno del PP la falta de previsión y planificación de las obras de la red de pluviales.

El agua es un elemento esencial de la naturaleza que permite el desarrollo sostenible. Los recursos hídricos y la variedad de servicios que pueden prestar desempeñan un papel clave en nuestro planeta. Ayer, Día Mundial del Agua, Izquierda Unida registró una moción, proponiendo estudiar la reutilización de la que recoge la red de pluviales en Roquetas. Una medida que permitirá: la mejora de su gestión en el municipio y el empleo de ésta para riego de zonas verdes y limpieza de espacios públicos. La Formación insta al Equipo de Gobierno del PP con esta iniciativa al estudio de un sistema de reutilización del agua y recrimina la falta de previsión y cambios en la planificación de las obras de la red de pluviales.

Juan Pablo Yakubiuk, concejal de Izquierda Unida, ha expresado: «El objetivo de nuestra iniciativa es atender los compromisos asumidos por el Ayuntamiento como miembro de la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente Almeriense, en lo referido a disminuir progresivamente el consumo de agua que se extrae de este acuífero y de colaborar en su regeneración y explotación sostenible». Yakubiuk ha añadido: «Sin embargo, las medidas que se toman desde el Equipo de Gobierno del PP propician lo contrario al acuerdo».

 

IU ha recordado la deficiente ejecución de las obras de las tres balsas de tormenta situadas en Las Marinas, el Paseo de los Baños y la avenida Buenavista, la aún en proyecto de la avenida Sudamérica y, la actualmente en construcción de Playa Serena. No disponiendo las que se encuentran en la avenida Buenavista y en Playa Serena de autorización de la Junta de Andalucía, causando la inactividad de la primera. Según ha informado Izquierda Unida, «todas estas infraestructuras pluviales carecen de sistemas que permitan una reutilización total o parcial de las aguas que recogen; entendiendo que la de lluvia de escorrentías, previo tratamiento de filtrado, decantación de sólidos, y desinfección, es una opción válida con una posible repercusión económica menor que la desalada o la regenerada en la EDAR».

 

El Grupo Municipal ha señalado como uno de las principales carencias de las cinco balsas, el desperdicio del agua que se vierte directamente al mar, sin además haber sido tratada previamente. Desde Izquierda Unida han manifestado su preocupación acerca de este asunto: «Este agua, después de su tratamiento, podría aprovecharse como hacen los agricultores en la mayoría del Poniente. Ahora mismo, al no haberse cambiado la red de saneamiento, las aguas pluviales y las residuales se mezclan, y esto desencadena un impacto en el mar que perjudica al medioambiente».

 

Yakubiuk ha señalado el caso de Playa Serena como uno de los más graves puesto que «los ramales de Sierra de Gata y la avenida del Mediterráneo ni siquiera están conectados a la balsa de tormentas, desaguarán en dos pozos localizados en la playa, emanando malos olores y convirtiéndose en un foco de posibles infecciones».

La reciente moción solicita proceder a la incoación del expediente municipal del Ayuntamiento para el estudio de la viabilidad técnica y económica, y posterior elaboración de un programa de necesidades para la redacción del proyecto de obras complementarias para la reutilización de aguas pluviales, recogidas en las infraestructuras.

 

Izquierda Unida insta al Equipo de Gobierno a cumplir el ruego que presentaba en octubre de 2017, donde solicitaba que todos los posibles afectados por la obra de red de pluviales de Playa Serena fueran informados sobre el cierre de las calles a tiempo. Otro de los puntos, pedía el incremento de la vigilancia de las correctas condiciones de accesibilidad de personas, vehículos de emergencia y personas con movilidad reducida. Y finalmente, requería la información de los avances del trabajo, justificando además la falta de medidas para evitar ocasionar molestias durante la próxima Semana Santa. Hoy, 23 de marzo, al mal diseño de la obra se suma la mala gestión de ésta, que en una visita del concejal a la Urbanización para comprobar el estado de la zona, mostró problemas de circulación de los vehículos que discurrían por la vía principal.

Dejar respuesta