El ex-alcalde y miembro de la gestora del PP Juan Francisco Fernández se ha convertido en el único problema para la unión de la Derecha en Garrucha

1

El ex-alcalde de Garrucha se ha convertido en el principal problema para la unión del PP en Garrucha, organización política que se encuentra dirigida por una gestora local fantasma que nunca se ha reunido y el único acto político que se atribuye es la de la inauguración de su sede en la céntrica calle Mayor, sede que se encuentra cerrada a cal y canto y ninguna actividad se desarrolla en ella.

Recordar que un año antes de que acabase la anterior legislatura municipal dimitieron de sus cargos varios concejales del Equipo de Gobierno de Juan Francisco Fernández por desacuerdos con el entonces alcalde, haciéndolo también del PP a cuyo frente se encontraba Mary Paz Bonet. Estos concejales se dieron de baja como afiliados al PP y fundaron el GIGA, Grupo Independiente de Garrucha, a través del cual concurrieron a las Elecciones Municipales de 2015 y obtuvieron un concejal, Bernardo Simón.

Tras dos años de gobierno socialista en Garrucha, la principal crítica que se hace al PSOE  en la localidad es que el Equipo de Gobierno de María Antonia López “no está haciendo nada” y como consecuencia de esta inactividad “se le están yendo muchos” seguidores que le votaron, siendo clamorosos los incumplimientos de las promesas electorales que hicieron, tales como que no tendrían dedicación todo el Equipo de Gobierno, que bajarían el IBI, harían una auditoría y pondrían en funcionamiento la biblioplaya instalada por la entonces concejala de Cultura Mary Toñy.

Ante la inactividad municipal han sido much@s quienes se preguntan si el gobierno municipal había cambiado de signo político o continuaba el anterior. Indicándose este desconocimiento en que no ha habido gesto alguno que lo distinga y atribuyéndose el sosiego político en la suerte que está teniendo la alcaldesa socialista en tener como oposición a quien le antecedió en la alcaldía y a la descomposición del PP en Garrucha con el apoyo de la Junta Directiva Provincial, “al parecer, por los servicios prestados”.

En este sentido, y copiando la acción política del gobierno de Juan Francisco, la alcaldesa del PSOE ha basado la respuesta al PP en el “y tú más”, sin que exista una crítica a la considerada socialmente decepcionante política del PSOE, que únicamente se autoatribuye la limpieza cuando es la Junta de Andalucía quien subvenciona tal menester y lo único que hace el gobierno socialista garruchero es contratar a los demandantes de empleo.

Ante esta situación está comúnmente aceptada la pérdida de apoyo popular del PSOE, que obtuvo la mayoría absoluta por 3 votos, obteniendo la suma de PP y GIGA el mayor número de votos. Agudizándose la decepción popular y dividido el PP se ha podido saber los intentos por unir a esta fuerza política, señalándose que la causa se encuentra en la misma persona que fracturó el Equipo de Gobierno y rompió el PP, que es Juan Francisco Fernández y se asegura que “mientras Juan Francisco esté en el PP no habrá unión en este partido político”.

1 Comentario

  1. Siendo objetivo, está claro que la Alcaldesa de Garrucha tiene bastante más categoría política que los otros dos, el del PP y el del GIGA. Estos dos ya demostraron su escasa calidad política cuando hicieron añicos su partido, de modo que el pueblo los mandó al ostracismo en las elecciones municipales. Pero ellos, erre que erre, siguen pensando que son el ombligo de Garrucha. No se dan cuenta que están más que quemados. Téngase en cuenta que ambos gobernaron juntos el municipio durante 8 años y el resultado ya se sabe cuál fue: pocas luces y muchas sombras. Así es que ahora mismo no hay color; la Alcaldesa Maritoñi los barrerá de nuevo en 2019; eso es lo que zurre en el pueblo. Así están las cosas.

Dejar respuesta