El PP acusa a la Junta de “mala fe” en la adjudicación de los comedores escolares y exige que se escuche a las familias afectadas

0

La parlamentaria andaluza del PP de Almería Aránzazu Martín ha preguntado hoy en el Pleno del Parlamento a la Consejera de Educación, Sonia Gaya, por el motivo por el que el Gobierno andaluz ha decidido eliminar el modelo de gestión de los comedores escolares por las AMPAs en cuatro centros educativos en Almería, el CEIP Europa, el Goya, el Santa Isabel y La Chanca, un modelo que según ha dicho “cuesta mucho trabajo, esfuerzo y dinero a las familias, pero que lo hacen con sumo agrado porque ofrecen la mejor comida de calidad en estos centros”.

Martín ha recordado a la Consejera como hace dos años el PP ya interpeló a su predecesora en el cargo para que diera explicaciones sobre el proceso de adjudicación que permitió que varios comedores escolares gestionados por AMPAs, tres en la provincia de Almería, pasaran a manos privadas.

Señala que “mala fe es mentir a las familias, y primar la oferta económica, lo que dificulta a las AMPAs poder competir, a la vez que está favoreciendo la mala calidad al presentar unos menús por una escasa cantidad económica”.

“Pensábamos y pensaban, que ese sacrificio iba a servir para parar este empecinamiento que nadie entiende. Porque es incomprensible que quiera acabar con este modelo que tanto favorece la alimentación de los niños”, ha afirmado.

 

Aránzazu Martín ha acusado a la Consejería de llevar a cabo un procedimiento que “torpedea clarísimamente” la posibilidad de que las AMPAs puedan concurrir en términos de igualdad. En este sentido ha recordado a la Consejera que está claro que no es ella la que adjudica a dedo a las empresas licitadoras, pero también está claro como el agua que es la Consejería la que pone los requisitos para que las empresas concursen.

Además, ha manifestado que hace cuatro años se llegó a un acuerdo parlamentario para paralizar un “procedimiento desigual”, sin embargo, la estrategia de la Junta ha sido clara ya que “ante las voces de miles de familias en ese momento, dividió, se les privó a cuatro centros hace dos años y ahora van a por los cinco restantes”.

 

La parlamentaria del PP ha continuado explicando que la situación es tan rocambolesca que las AMPAs ni tan siquiera se pueden plantear recurrir, porque cuando hace dos años lo hicieron fueron sancionadas con 2.000 euros que recurrieron aludiendo “mala fe” por defender sus derechos y la alimentación de sus hijos.

 

Aránzazu Martín ha dejado claro que “la única que está actuando de mala fe en este asunto es la Consejería de Educación”.

 

“Mala fe es mentir a las familias y públicamente cuando dijo, y no ha hecho, que iba a atender las peticiones de las AMPAs e impedir que las empresas que se presentan al concurso lo hagan por más de un lote para evitar una oferta más atractivas a las grandes empresas. Además, han beneficiado la oferta económica, lo que dificulta a las AMPAs poder competir, a la vez que está favoreciendo la mala calidad al presentar unos menús por una escasa cantidad económica. Mala fe es obligarles a las madres y padres almerienses, trabajadores, que tengan que venir a Sevilla como único sitio exclusivamente para presentar documentos de subsanación”, ha dicho.

 

Por otra parte se ha referido a la valoración por parte de la Consejería como criterio de mejora en los pliegos, dar de alta por dos horas diarias a los monitores de comedor, cuando según ha dicho “eso debería ser objeto de sanción y no de mejora, y además no vigilan su cumplimiento”.

 

Finalmente ha pedido a Sonia Gaya que no espere al lunes para decirles a las AMPAs su decisión, sino que hoy mismo de marcha atrás porque sería un ejercicio de buena fe, pero sobre todo de justicia, tomar las medidas para que este modelo no sólo continúe sino que los retome.

 

“Escuche a esos cientos de familias que lo único que quieren, su único anhelo, fíjese, es la mejor alimentación de esos niños y niñas. No hace falta que tramiten una Ley de Vida saludable que van a incumplir. Comience con la alimentación en los centros educativos”, ha concluido.

Dejar respuesta