El Partido Nacionalista Andaluz pide al Ministro de Fomento impulse nuevas inversiones del Aeropuerto de Málaga, ante el crecimiento continuo de vuelos y pasajeros que recibe

0

El actual crecimiento de turismo hacia la Costa del Sol, hace que el Aeropuerto de Málaga comience a colapsar sus instalaciones, al poco de haber terminado su nueva terminal y segunda pista.

A pesar de la reciente puesta en marcha de la segunda pista, y de la nueva terminal, el crecimiento exponencial de turismo hacia la Costa del Sol, hace que, ante las expectativas de crecimiento del turismo actuales y futuras, estas hayan quedado pequeñas nada más puesta en servicio.

Ello denota una verdadera falta de previsión ante el futuro de Málaga y de la Costa. Una ampliación, a la vista está, del todo insuficiente que ya requiere un nuevo esfuerzo inversor para no colapsarlo. A pesar que Aena invertirá 124 millones en el aeropuerto de Málaga para los próximos tres años, en los que ampliará su capacidad, los aparcamientos, la mejorarán los equipos de inspección en la zona de bodegas y se remodelará la T-2 y la zona de restauración, estas son del todo insuficiente para el crecimiento que se espera.

Es por ello que pedimos al Ministro de Fomento D. Íñigo de la Serna Hernáiz y al presidente y consejero delegado de Aena, D. Jaime García-Legaz, comiencen los estudios para una nueva terminal de modo que, en el tiempo lógico del todos los trámites y dotaciones económicas necesarias, esta, lleguen a tiempo para no ver colapsado o deteriorado por su exceso uso, un elemento vital para el crecimiento económico de Málaga y Andalucía, y por tanto la creación de riqueza y puestos de trabajo estables.

En estos momentos se llevan a cabo las obras de remodelación de la T2 para adaptarla a las condiciones de la T3, reforma que no soluciona el problema, ya que hablamos de unas instalaciones que no se adapta a lo que se espera del aeropuerto de Málaga, sobre todo en las zonas de espera, embarque y desembarque, pequeñas, faltas de luz, altura y desfasadas en su diseño arquitectónico. Estas zonas deberían ser derribadas, y construida una zona de espera, embarque y desembarque, que dé continuidad al modelo de la actual T3 y, de ese modo agilizar las operaciones y comodidad de los pasajeros. Del mismo modo, y bajo el mismo modelo de reforma, llevarla hasta el límite de la T1.

El modelo que crecimiento debe pasar, de modo irrenunciable, por la construcción de una nueva terminal de pasajeros NO SCHENGEN en el actual espacio de las terminales de CARGA, para al tiempo que se facilitan las operaciones de pasajeros, control de fronteras y aduana, se liberan las terminales T1, T2 y T3 para el uso exclusivo de pasajeros SCHENGEN, por lo que se garantiza soportar el crecimiento de pasajeros, de al menos, hasta mediados de la próxima década.

Construir una nueva zona de Carga y descarga, servicios del aeropuerto justo en la parcela que linda con la rotonda que comunicará el acceso norte del aeropuerto, con lo que se facilita el acceso de mercancías y material logístico. Acceso norte que ya aparece presupuestado, y del que esperamos que esté terminado en el menos periodo de tiempo posible, dada la importancia y urgencia de dicho acceso.

Dejar respuesta