El Consorcio de Residuos Sólidos del Poniente Almeriense aprueba inicialmente el presupuesto para 2017 con un carácter claramente inversor

0

La Junta General del Consorcio del Poniente Almeriense (CPR) ha mantenido hoy una reunión del Ayuntamiento de El Ejido para abordar un total de quince puntos del orden del día. Entre ellos, ha destacado el de la aprobación del Presupuesto para el nuevo ejercicio económico de 2017, el cual salía adelante con un montante de 7.769.012 euros, lo que viene a significar un incremento del 20,51% con respecto al 2016 y cuya prioridad será poder asumir inversiones fundamentales para la sostenibilidad de este servicio.

De hecho, la mayor parte del capitulo de inversiones irán dirigidas a la Planta de Recuperación y Compostaje de Gádor, donde está prevista la construcción de un nuevo vaso al estar prácticamente colmatado el que se utiliza actualmente para depositar los residuos. A ello, se sumará el esfuerzo que se acometerá para continuar adelante con la fase de adquisición de nuevos equipos de transferencia de residuos. Todo ello, obedece a la demanda y urgencia que hay de ir sustituyendo esa maquinaria e incorporar tecnología de última generación a las instalaciones para garantizar un servicio de calidad y de futuro a una población que, hoy en día, roza ya los 360.000 habitantes, así como para asumir los retos de eficiencia y sostenibilidad que marca la propia Europa en esta materia.

En base a este objetivo, la Junta General del CPR ha dado luz verde a la firma del convenio con el CRS-II y la Diputación Provincial de Almería para el impulso del proyecto de habilitación de ese nuevo vaso de rechazo en la Planta de Recuperación y Compostaje de Residuos Urbanos (Vaso-8), ubicada en el municipio gadorense. Una actuación prioritaria, puesto que, como recoge el propio convenio y se ha visto a lo largo de la sesión de hoy, los vertederos de apoyo a dicha Planta para la eliminación de rechazo están en situación de agotamiento. Tanto es así que, en base a la tasas de generación de residuos y capacidad, se prevé ya una inminente finalización de la vida útil del único vaso que se encuentra en uso.

La preocupación existente entre los representantes de los Ayuntamientos que integran el CPR llevó a éste en su día a encargar a los técnicos de la Diputación la redacción del proyecto de actuación que, en la actualidad, ya recoge este convenio que ahora deberá ser aprobado por los órganos de decisión del CRS-II y la  propia Diputación Provincial para poder sacarlo a licitación y llevar a cabo su posterior adjudicación.

El proyecto contempla una inversión de 1.268.220,96 euros millones que estarán financiadas por la Diputación de Almería y los dos Consorcios en base a la población existentes, correspondiéndole aportar en este caso a la administración provincial 500.000 euros, al CPR 591.530,14 euros mientras que para el CRS-II supondrá un gasto de 176.690,82 euros. Asimismo es importante aclarar que será el CPR quién asumirá, según el convenio, la contratación y adjudicación de dicha obra para lo que creará una Mesa de Contratación que estará integrada por los presidentes del CPR, CRS II y el diputado delegado de Fomento de la Diputación de Almería, así como los secretarios de ambos consorcios.

Acceder a los Fondos Europeos

    Otro de los puntos de la Junta General del CRP ha tenido que ver con la necesidad existente entre el Consorcio de poder acceder a financiación europea. De ahí, que se haya decidido solicitar una reunión con el Consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, cuyo objetivo será buscar la implicación del gobierno autonómico en los planes de ampliación, renovación y modernización del Consorcio, a fin de que estos proyectos cuenten con el beneplácito de la Junta y puedan entrar dentro de los objetivos del actual marco de los fondos europeos 2014-2020. La finalidad no es otra que adaptar la capacidad de las plantas de tratamiento al crecimiento demográfico que vienen experimentando los 56 municipios que conforman ambos Consorcios, así como renovar la maquinaria y equipos actuales, ya que muchos de ellos se encuentran obsoletos.

 Para ello, es necesario contar con unos nuevos sistemas de optimización y ampliación en las plantas, ya que, como ha explicado el alcalde ejidense en calidad de presidente del CPR, Francisco Góngora, “estamos hablando de un volumen de tratamiento anual de algo más de 150.000 toneladas de residuos urbanos y de unos municipios que, debido a su dinamismo y al crecimiento que están experimentando, generan cada año una gran diversidad de residuos para los que las plantas deben de estar acondicionadas y adaptadas para realizar una buena gestión de éstos”.

Para cumplir con esos tres objetivos de mejora de gestión, eficiencia de los recursos y reducción del porcentaje de rechazo se precisaría unos 10,5 millones como mínimo de inversión. De ahí que para los Consorcios será una prioridad que la Junta incluya en su agenda política, financiera y de acción  estas inversiones.

En su día, los presidentes del CPR, y del CSR-II  ya explicaron a la delegada del Gobierno de la Junta, Gracia Fernández, que “pocas plantas de Andalucía tienen la necesidad imperiosa de ampliación y renovación de sus sistemas de gestión y tratamientos de residuos como éstas, ya que estamos hablando de unas plantas que absorben los residuos del 51% de los municipios de una provincia”. Además, ha explicado que “durante los últimos años se ha realizado ya un proceso importante de modernización para poder adaptar los servicios a las demandas de esta poblaciones, habiéndose hecho éste con recursos porpios, ya que han sido sufragados por las administraciones locales de todos los municipios y la Diputación de Almería no contando con ningún tipo de subvención para ello”.

Dejar respuesta