El Comité de Empresa de CEMEX, hoy en Madrid, quema el último cartucho para alcanzar acuerdos consensuados lo menos dramátricos posibles

0
96
La concejal Noelia Damián afirma que todos los vecinos de Benahadux están enormemente preocupados porque si la empresa cierra se perderán muchos empleos y afectará de forma muy negativa al municipio. Señala que el Ayuntamiento no se puede quedar de brazos cruzados sino que hay que buscar una solución urgente entre todos (empresa, afectados y administraciones competentes). Espera el apoyo de todos los grupos políticos a esta moción “por el bien de las familias afectada y el tejido empresarial de la comarca”.

“CEMEX aumentará sus beneficios gracias a los despidos y  la liquidación de sus fábricas sin importarle la precaria situación en la que deja a los trabajadores y trabajadoras que trabajaron durante décadas para ellos”.

Esta mañana, los miembros del comité de empresa de Cemex han celebrado una reunión en Madrid con los dirigentes de la cementera para exigir condiciones dignas que repercutan en las plantillas afectadas por el cierre de sus fábricas, lamentablemente y según nos informan a la salida del arbitraje (SIMA ) “no se ha conseguido llegar a ningún acuerdo definitivo, tampoco se ha producido ningún avance sustancioso y de momento, lo único que han puesto sobre la mesa son acuerdos de intenciones que pueden quedar en humo negro”.

Desde que el pasado 14 de Enero la cementera tomara la decisión de llevar a cabo el ERE planteado meses atrás, motivado según la empresa por la imposibilidad de hacer frente a la nueva regulación europea sobre la  disminución de emisión de CO2 a partir del año 2020, los representantes de los trabajadores respaldados por los representantes sindicales, se han visto obligados a promover una jornada de Huelga el próximo dia 11 de febrero para manifestar el rechazo a la decisiones tomadas en la “mesa de diálogo” puesto que distan kilómetros de las propuestas  que se plantearon en un inicio, primero a través de la Comunidad Autónoma Andaluza y posteriormente del  Ministerio de Industria.

Finalmente, la multinacional ha decidido paralizar la actividad productiva de dos de sus siete fábricas, Gador en Almería y LLoseta en Balerares, así como la reducción de plantilla en otros de sus centros de trabajo y oficinas tanto centrales como comerciales.

Al hilo de ello, el comité de empresa de CEMEX en Almería denuncia la situación de bloqueo por parte de CEMEX, ya que no ha sido posible ningún avance en las negociaciones sobre el ERE, que se demuestra en la reunión mantenida esta mañana en el SIMA, donde las propuestas por parte de la empresa son inasumibles. Junto a ello, este comité denuncia que la empresa  deja abandonados a la mayoría de trabajadores de Gador en el proceso de reinudstrialización que se propone para la comarca, ya que según ellos solo podrían realizar una veintena de contratos y sin que exista además un compromiso firme para la recoloación de los afectados por el ERE.

Por Todo ello, esta situación lleva a seguir manteniendo la Huelga y la manifestación programada, hasta que CEMEX rectifique en su postura.

Dejar respuesta