Dudas Razonables

0
366

Dos buques petroleros sufrieron ataques el jueves en el Golfo de Omán y quedaron a la deriva, incidentes que dispararon el precio del petróleo y provocaron temor a un enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos, que culpó a Teherán de lo ocurrido.

Este viernes, el Presidente Trump, acusó a Irán en una entrevista en la cadena Fox News de estar detrás de los ataques ocurridos este jueves contra dos petroleros en el golfo de Omán sin proporcionar evidencia explícita que respalde la afirmación. Washington había acusado a Teherán de estar detrás de un ataque similar el 12 de mayo contra cuatro petroleros en la misma zona.

El Ejército de EE.UU. difundió el jueves un vídeo borroso y de mala calidad para alegar que “Irán está detrás del ataque” contra uno de los petroleros en el mar de Omán. El vídeo, emitido por el Mando Central de EE.UU. (Centcom) muestra el momento en que miembros de un supuesto buque de la Armada iraní tratan de quitar del costado del buque cisterna una mina o un torpedo que no habría explotado, a fin de eliminar las pruebas de la supuesta implicación de Irán.

¿FALSA BANDERA?

Nadie se atribuyó los ataques. Analistas internacionales advirtieron en no sacar conclusiones precipitadas sobre los culpables,diciendo que era concebible que Irán los hubiera llevado a cabo, pero también que alguien más podría haberlo hecho, para desacreditar a Teherán mediante un ataque de falsa bandera.

Los precios del petróleo subieron más de un 4% tras la noticia de los ataques en la entrada del Estrecho de Ormuz, una arteria crucial para los embarques de petróleo desde Arabia Saudita, el mayor exportador mundial, y otros grandes productores del Golfo Pérsico. El barril cerró más tarde con un alza del 2%.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, respondió a la declaración indicando que Washington no dispone ni de «la más mínima prueba» para acusar a Teherán de tener relación con el suceso, y estimó que los incendios navales del mar de Omán son “un plan B del Equipo B”, consistente en “sabotear la diplomacia”.

OBJETOS VOLADORES

Tripulantes del buque japonés siniestrado el jueves restan veracidad al vídeo difundido por EE.UU. y narran una versión distinta del incidente que sufrieron.

El presidente de la naviera japonesa Kokuka Sangyo, Yukata Katada, ha asegurado este viernes que según la tripulación del petrolero que fue atacado el jueves en el mar de Omán, el “M/V Kokuka Courageous”, éste no fue alcanzado por ningún torpedo ni ninguna mina marina.

El empresario ha recordado que los daños se causaron por encima de la línea de flotación del barco, por lo que no podría ser un torpedo ni una mina, además de que sería sumamente difícil instalar minas marítimas a la altura de las zonas del impacto.

De hecho, la tripulación del tanquero ha asegurado que vieron objetos voladores antes del incidente, y ha tachado de falsas las informaciones sobre un supuesto ataque con minas.

El presidente de la compañía cree que los objetos voladores vistos por los marineros podrían ser balas, y rechaza la versión de las minas o de los torpedos porque los daños se registraron en el barco por encima de la línea de flotación, recoge AP.

ALEMANIA

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, ha afirmado este viernes que el vídeo que difundió la Marina de EE.UU. del incidente de los dos buques cisterna en el mar de Omán no basta para acusar a Irán de haber sido el autor del incidente.

El vídeo no es suficiente. Claramente podemos entender lo que trata de mostrar el vídeo, pero para mí no es suficiente para hacer una valoración final”, ha dicho el jefe de la Diplomacia alemana a los reporteros durante una visita a Oslo, la capital de Noruega, ante la pregunta de si las imágenes difundidas por Washington prueban alguna responsabilidad de Teherán.

También la cadena alemana ‘Tagesschau’ ha considerado que el vídeo no permite determinar quiénes fueron los autores del siniestro, que ha lamentado que Estados Unidos esté tratando de aprovecharse del incidente para promover sus intereses.

RUSIA

Rusia se mantiene al lado de Irán y advierte de las consecuencias de acusar a Teherán de estar detrás de los incendios navales del mar de Omán.

Estos intentos por convertir el incidente naval en una oportunidad para “aumentar la tensión con Irán” han sido rechazados por el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov.

Aprovecho la ocasión para advertir contra conclusiones precipitadas, contra intentos por echar la culpa a quienes no nos gustan”, dijo Riabkov en una rueda de prensa celebrada el mismo jueves en Moscú, capital rusa.

SOSPECHAS

El director general de Asuntos Internacionales del Parlamento iraní, Hosein Amir Abdolahian, ha señalado este viernes que los servicios de Inteligencia son los “principales sospechosos” de llevar a cabo acciones que provoquen la desestabilización de la exportación del petróleo en el Golfo Pérsico y en el mar de Omán.

Alaeddin Boroujerdi, parlamentario iraní y expresidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, acusa a una mano negra de estar detrás de los ataques a los petroleros porque «quieren que la región no sea segura» para «vender más armas, construir más bases, y aumentar su presencia en la zona». Si no, dice, no se explica por qué durante las últimas décadas nunca hubo incidentes de este tipo.

Dejar respuesta