CSIF denuncia que más de 3.000 taquillas de los centros sanitarios de la provincia son ilegales

0
27

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, denuncia que más de 3.000 taquillas de los centros sanitarios de la provincia son ilegales puesto que incumplen al menos dos decretos. Entre los centros sanitarios afectados cuentan el Hospital Torrecárdenas, Cruz Roja o Provincial y también los centros de Urgencias de Almería capital y provincia.

Por un lado, el Real Decreto 486/1997 de 14 de abril que establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo y que cita textualmente que: “los vestuarios estarán provistos de asientos y armarios o taquillas individuales con llave, que tendrán la capacidad suficiente para guardar la ropa y el calzado. Los armarios o taquillas para la ropa de trabajo y para de calle estarán separados cuando ello sea necesario por el estado de la contaminación, suciedad o humedad de la ropa de trabajo”.  A este respecto, el sindicato apunta que estas taquillas no cuentan con la capacidad que indica la normativa y tampoco con los asientos necesarios.

Por otro lado, CSIF critica que también se está incumpliendo el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, “sobre protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, que establece que las ropas de trabajo y los equipos de protección personal que puedan estar contaminados por agentes biológicos deberán guardarse en lugares que no contengan otras prendas”. Así, el sindicato denuncia que la Administración en lugar de proporcionar las dos taquillas, una para cada tipo de ropa, suministró una sola taquilla que alberga conjuntamente la ropa de calle con la de trabajo.

El sector de Sanidad de CSIF Almería exige que se habiliten taquillas homologadas para servicios hospitalarios-sanitarios, por lo que ha presentado un escrito formal al Comité de Seguridad y Salud Laboral, que en caso de no tomar medidas, acudirá a la Inspección de Trabajo. “No entendemos como en un centro sanitario que tiene un protocolo específico para la lucha contra la klebsiella (bacteria altamente resistente) permita que la ropa de trabajo de los profesionales se mezcle con la ropa de calle propiciando su propagación”, explica Antonio Moreno, responsable provincial del sector Sanidad de CSIF.

Dejar respuesta