Cruz Roja asistió en 2017 a 1.000 personas con indicadores de ser víctimas de trata

0

La Trata de Personas es una grave vulneración de derechos humanos, en el que se captan y trasladan personas, abusando de su situación de vulnerabilidad, para explotarlas después tanto laboralmente, como en la prostitución, la mendicidad, tráfico de órganos, etc. Se estima que la Trata afecta a 21 millones de víctimas al año en el mundo.

 

En este ámbito, Cruz Roja Española desarrolla acciones de formación y asesoramiento para dotar a los equipos de las competencias y herramientas necesarias para la detección e intervención con posibles víctimas de trata. Esta actividad se dirige a todas las personas de Cruz Roja que puedan estar en contacto con víctimas, ya sea en entornos fronterizos (Equipos de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) en costas; Aeropuertos, Centros de Internamiento de Extranjeros), desde oficinas y recursos residenciales (mujeres, inmigrantes, solicitantes de proteccion internacional…), o en contextos de explotación (entornos de prostitucin, asentamientos…)

 

En el ámbito de la protección a las personas en situación de Trata de Seres Humanos, seguimos sumando esfuerzos de nuestra red territorial y mejorando nuestras capacidades para detectar y acompañar a las víctimas en sus procesos de recuperación”, explica Rosa Flores, responsable del Programa contra la Trata de Cruz Roja Española

 

En este sentido, en 2017 se formaron a 250 personas de distintos equipos de Cruz Roja para mejorar la detección e intervención con víctimas. “Del mismo modo, hemos participado como formadoras en 25 acciones, tanto para personal de Cruz Roja, como para equipos externos”, apunta Flores.

 

Con respecto a la atención a personas víctimas y/o supervivientes de la trata, Cruz Roja ha intervenido con más de 1.000 personas en las que se detectaron indicadores objetivos de estar sufriendo una situación de trata de seres humanos. Con todas ellas se ha procurado crear un entorno seguro y de confianza sonde la persona pueda comenzar su proceso de recuperación. Asimismo, todas ellas han recibido información sobre los derechos que les asisten y la protección que podrían obtener.

 

Uno de los pilares de este programa es el trabajo en red, generando y fortaleciendo alianzas con todas y todos los agentes implicados en la prevención, protección y lucha contra la trata. En este campo, cabe destacar la importancia del trabajo compartido en la Red Española contra la Trata de Seres Humanos; Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad; Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; Fiscalías de Extranjería y Menores; Entidades y Centros de Protección de Menores; y, Defensor del Pueblo”, destaca Rosa Flores.

 

Otro de los retos principales, de cara a la recuperación e integración de las víctimas, es el de fortalecer el sistema de protección, facilitando recursos sólidos y flexibles, que den respuesta a las necesidades de las personas que sufren y sobreviven a la ‘trata’.

 

En este sentido la protección a las niñas, niños y adolescentes, requiere de esfuerzos específicos, siendo conveniente establecer sistemas de coordinación, intervención, protección y seguimiento, tanto a nivel estatal como europeo, debido a la gran movilidad forzosa de las víctimas, a manos de las redes de trata.

 

Por otra parte, apunta Rosa, “debido a la complejidad de factores que confluyen en la Trata de personas, se considera que sería oportuno la implantación de una Ley Integral que enmarque una respuesta global para las personas que la sufren”.

 

Todas y todos, podemos contribuir a la lucha contra la trata tomando conciencia de que la trata existe en nuestros pueblos y ciudades.

 

En nuestro entorno, muchas de las personas que están en entornos de prostitución, son víctimas de trata con fines de explotación sexual. Además, algunas de las personas que vemos pidiendo en las puertas de los mercados, etc. también podrían estar sufriendo una situación de trata con fines de explotación en la mendicidad”, explica Rosa Flores.

 

En nuestras vidas, algunos de los productos que consumimos (textiles, alimenticios…), también usan a víctimas de trata con fines de explotación laboral en su producción. Visibilizar a las personas que se encuentran en situación de trata con fines de explotación laboral en nuestro país, es uno de los desafíos que abordaremos en los próximos años.

 

Estas personas sufren y sobreviven cada día a la situación de trata, sus Derechos Humanos están siendo arrebatados para convertiles en mercancía a manos de las redes que les explotan. Necesitan de nuestra solidaridad y toma de conciencia para ser visibles, restablecerse y recuperar el derecho a decidir sobre sus propias vidas.

Dejar respuesta