CORREOS recibe el máximo galardón en los Premios del arte filatélico belga y europeo por su emisión dedicada a Granada

0

CORREOS ha recibido el primer premio del certamen Grandes premios del arte filatélico Belga y Europeo 2017, en la categoría de ‘Sellos Calcográficos’, por su hoja bloque, que incluye dos sellos,  dedicada a la ciudad de Granada. Asimismo el segundo premio de esta categoría ha correspondido a un sello de la República de Eslovaquia basado en el “500 aniversario de la Reforma” y, el tercero, a Francia por su sello inspirado en “grandes momentos de la historia de Francia”.

Este es el cuarto año que el correo español es galardonado con el primer premio en dicha categoría y el séptimo que obtiene un reconocimiento. En 2010, 2011 y 2012 CORREOS obtuvo el segundo premio de este certamen por los sellos del científico Charles Darwin, el escritor Francisco Ayala y la catedral de Sigüenza (Guadalajara), respectivamente; y en 2013 fue galardonado por el sello de la catedral de Burgos (que obtuvo el primer premio), y la de León (que obtuvo el tercer premio) a los mejores sellos calcográficos de Europa. En 2013, volvió a ganar el primer premio por el sello dedicado al Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial y el año pasado, con el dedicado a la ciudad de Salamanca.

 

El acto de entrega de los premios se celebrará el próximo 15 de septiembre de 2018, en L’Hotel de Ville de Bruselas y contará con la presencia del alcalde la ciudad y distintos representantes diplomáticos así como de los operadores postales de los países ganadores, entre otros asistentes.

 

Los 31 miembros del jurado que otorgan los Grandes premios del arte filatélico Belga y Europeo son escogidos entre personalidades respetadas del mundo filatélico, cultural, postal y mediático; entre ellos se encuentran varios miembros de la Academia Filatélica de Bélgica, de la Academia Europea de Filatelia, de la

Corporación Belga de vendedores de Sellos; profesionales de BPost, calcógrafos y otros artistas. En esta ocasión, una vez más, el jurado ha reconocido la labor de la filatelia española al otorgar un nuevo galardón a nuestro país, que premia la calidad artística de nuestros sellos. En esta elección han participado 24 de los 27 países de la Unión Europea.

 

La hoja bloque dedicada a Granada, que CORREOS emite continuando la serie ‘Conjuntos Urbanos Patrimonio de la Humanidad’, contiene detalles de una imagen de la Alhambra con Sierra Nevada al fondo, tomada desde el Albaicín. Incluye dos sellos: uno de ellos recoge la Torre de Comares, el otro, parte de los Palacios Nazaríes. Ambos sellos se emitieron  el 27 de octubre de 2017, con una tirada de 180.000 unidades. Están realizados en papel engomado, impresos en calcografía y tienen un formato de 40.9 x 57.6m. El tamaño de la Hoja Bloque es 220 x 170 mm y el valor postal de los sellos es de 3,15 €.

 

La técnica calcográfíca

El grabado calcográfico es una técnica consistente en estampar una imagen mediante una incisión realizada con un buril sobre una plancha principalmente metálica. El dibujo es vaciado directamente sobre la superficie de la plancha a mano o rayando una capa fina de barniz impermeable que, al final, se sumerge en un baño de ácido hasta conseguir hacer un surco en la superficie. Una vez se ha pasado la imagen a la plancha, se cubre la superficie con tinta y se hace penetrar en las incisiones realizadas.

 

En las técnicas calcográficas, la profundidad de los surcos determina la cantidad de tinta que se puede depositar en ellos y, en consecuencia, la intensidad tonal del área impresa. Al contrario de la tipografía y de la litografía, la calcografía permite imprimir áreas de densidad variable y, por tanto, auténticas “medias tintas”. Más tarde, se limpia por encima la plancha, para dejarla completamente limpia de tinta superficial. Se pone un papel húmedo encima y se hace pasar por una prensa de gran presión llamada tórculo. La principal característica de este tipo de estampación es la gran riqueza de la impresión y la calidad de textura de la superficie impresa. Mediante la realización de las matrices metálicas, sustituyendo el negro de azufre por tinta y poniendo encima de las matrices una hoja de papel, se obtiene una imagen que reproduce la imagen grabada y que se llamaba estampa.

 

La plancha o matriz permite hacer un número limitado de copias del grabado original. Por eso, el grabado se ha dedicado desde siempre a la producción artística con ediciones limitadas, con excepción de los llamados documentos de seguridad o billetes de banco, una de las pocas aplicaciones industriales de esta

 

 

técnica, junto con algunas ediciones de sellos de CORREOS, en que las planchas originales son grabadas a mano por un maestro burilista y se imprimen sobre un papel especial, como es el caso de los sellos premiados.

 

El resultado final de las obras calcográficas depende en gran medida de la compenetración entre el artista y el maestro grabador, y también de la habilidad y del estilo personal del estampador. La belleza y riqueza de matices conseguidos con esta técnica en los sellos dedicados a Granada son el mejor ejemplo de la expresividad artística que se consigue con la calcografía y una muestra de la importancia que CORREOS otorga a la calidad en la fabricación y diseño de los efectos postales.

Dejar respuesta