Aprender ruso es fácil: 5 razones que te lo enseñarán

0
76
La ‘babushka’ es una pequeña muñeca tradicional rusa

Si preguntamos cuáles son hoy en día los idiomas más utilizados y estudiados, la mayoría de la personas diría que son el inglés y en segundo lugar el español. Aunque no nos demos cuenta, con el paso de estos últimos años ha aumentado mucho el número de estudiantes de lenguas consideradas “raras” que hace unos años tenían poquísimos estudiantes. Una de ellas es el ruso.

Hoy en día el ruso es un idioma bastante importante, de echo es el quinto idioma más hablado del mundo. En estos últimos años ha aumentado el número de puertas que ha abierto en todo el mercado laboral. Pero no solo esto afecta a lo laboral sino también a lo personal, te sientes realizado como persona al aprender un nuevo idioma.

Mucha gente piensa que este idioma es muy complicado de aprender, sin embargo, cuando lo estudiamos más en profundidad, vemos que es más simple de lo que parece, solo tenemos que saber cómo hacer. Para ganar este reto y aprender ruso de manera fácil hay numerosas herramientas que podemos utilizar, como la plataforma Babbel.

Si después de leer esto no te han entrado ganas de comenzar a estudiar ruso, a continuación vamos a darte 5 razones por las cuales el ruso podría ser la siguiente lengua por la que optarás a la hora de estudiar.

1) El alfabeto

En primer lugar, su alfabeto. Hay que decir que el denominado alfabeto cirílico es bastante diferente al nuestro. Este es uno de los motivos por los que su dificultad de aprendizaje está bastante sobrevalorada. Está claro que no es como el nuestro, pero no deja de ser un simple alfabeto. No es para nada comparable con otros alfabetos que existen, como serían el chino o el japonés, los cuales tienen muchas más letras, por lo que una de las principales ventajas del alfabeto ruso es que dispone del mismo número de letras que cualquier otro idioma europeo.

Alfabeto cirílico

2) La pronunciación y la falta de artículos

La pronunciación del ruso

La pronunciación del ruso es relativamente sencilla, muy regular y clara a diferencia de otros idiomas que puedan llegar a ser más complicados. Una vez que consigas dominar las diferentes reglas para su uso, no tendrás que volver a preocuparte de ello. Además de que si a la sencillez de la pronunciación, le sumamos la ventaja de que el ruso no dispone de artículos, podremos reducir aun más el periodo de aprendizaje que esto conlleva. Y sí, has leído bien, en el ruso no existen los artículos como tal, por lo tanto será una preocupación menos para apuntar en nuestra lista y te podrás olvidar de todas las variantes que esto conlleva, como en español y otros idiomas.

3) Los verbos

Verbos en ruso

Algo muy curioso, y que suele pasar en muchos de los idiomas más hablados del mundo, es la dificultad que tienen los nuevos hablantes a la hora de aprender los diferentes tiempos verbales que existen en ese idioma. Con todo esto llegamos a una de las mejores ventajas de las que dispone el hecho de estudiar ruso, y es que solamente dispondremos de tres únicos tiempos verbales, presente, pasado y futuro, junto con dos formas del aspecto del verbo, el imperfectivo y el perfectivo. Pero esto no es todo. Piensa solo que el verbo ser no existe conjugado en el tiempo presente.

4) Frases negativas e frases interrogativas

La ultima razón que daremos, y que no por ello es menos importante que las demás, es que tanto las frases negativas como las interrogativas son bastante fáciles de formar. Las interrogativas se formularán como en español, sin invertir ningún sujeto ni añadir auxiliares, mientras que en las negativas bastará con poner un simple «HE» delante de la frase que queramos negar.

Frases interrogativas

Si estás buscando un idioma divertido, sencillo, que no te robe mucho tiempo al estudiarlo, con salidas laborales, o simplemente un idioma que enriquezca tu forma de vida, dale una oportunidad al ruso. No es tan difícil como parece, aunque bueno, con todas estas razones que hemos dado, ¿Quién se va a resistir?

Claudia Ortíz

Dejar respuesta