Agredido en Garrucha el ex-alcalde Juan Francisco Fernández por una promesa incumplida

La supuesta agresión a Juan Francisco Fernández, ex-alcalde y actual concejal-portavoz por el PP en Garrucha, se ha convertido en el Levante Almeriense en la noticia del verano. Sin haber podido ser contrastada y circular como la pólvora por la comarca, y muy particularmente en Garrucha, los comentarios apuntan a que se ha producido por una promesa electoral incumplida cuando se presentó como Candidato a la Alcaldía en los primeros comicios electorales a los que concurrió.

5

La supuesta agresión a Juan Francisco Fernández, ex-alcalde y actual concejal-portavoz por el PP en Garrucha, se ha convertido en el Levante Almeriense en la noticia del verano. Sin haber podido ser contrastada y circular como la pólvora por la comarca, y muy particularmente en Garrucha, los comentarios apuntan a que se ha producido por una promesa electoral incumplida cuando se presentó como Candidato a la Alcaldía en los primeros comicios electorales a los que concurrió.

Se da la circunstancia de que la agresión a El Cuqui está siendo ligada a la que recibiera El Carriles tras tomar posesión como concejal de Urbanismo. En un momento en que las agresiones a personajes públicos y a personal sanitario han sensibilizado a un amplio sector social, al igual que los sanitarios se le otorgó legalmente a los cargos públicos el estatus de autoridad, por lo que cualquier acción violenta contra ella contiene un plus de castigo.

Atentado contra la autoridad

5 Comentarios

  1. En Garrucha todos esperábamos que se convocara una concentración de apoyo al agredido, o un comunicado de repulsa… o algo así. Pero no. Ni el Ayuntamiento del que es concejal, ni su propio partido, ni la radio de Vera… Nada.
    Raro, raro, raro.

  2. Ésta película se titula ” Si me votáis toda tu amplia familia yo te arreglo ése problema que tenéis”. Trata de la corrupción electoral.

  3. Eso no es civilizado ni democrático las cosas se deben arreglar hablando y negociando o cuando menos acusando pero nunca agrediendo

  4. Pegar está feo; hacer promesas imposibles a cambio de votos está igual de feo; el silencio selectivo de las instituciones también es muy feo.

Dejar respuesta