Adriana Valverde atenderá las necesidades sociales de vivienda frente a un Ayuntamiento convertido “en una promotora inmobiliaria”

0
90
La candidata a la Alcaldía reconducirá Almería XXI y compromete un Plan de Vivienda Social centrado en alquileres o un programa de vivienda compartida.

La candidata del PSOE a la Alcaldía de Almería, Adriana Valverde, ha anunciado su intención desde el gobierno del Ayuntamiento de “reconducir” la empresa municipal de Vivienda, Almería XXI, para que responda a su verdadero objetivo de atender las necesidades de las personas en esta materia y acabar con un Ayuntamiento que el actual alcalde y los concejales del PP han convertido “en una promotora inmobiliaria” más, con una oferta de viviendas que no responde a las necesidades de los almerienses y, además, realizando competencia a las propias empresas del sector de la construcción. A eso ha sumado la recuperación del concepto de “vivienda social” con un Plan de Vivienda que incluya alquileres sociales, ayudas para la rehabilitación a familias que no viven en condiciones dignas, un programa de vivienda compartida para mayores y jóvenes o el fomento de cooperativas de promoción de viviendas.

La candidata a la Alcaldía reconducirá Almería XXI y compromete un Plan de Vivienda Social centrado en alquileres o un programa de vivienda compartida.

Frente al residencial La Molineta, promovido por la empresa municipal Almería XXI, y del que aún quedan 22 viviendas sin vender de las 35 construidas, Valverde ha subrayado que los almerienses “se merecen y tienen derecho a una vivienda digna” y que el Ayuntamiento tiene “el deber de proporcionarla”. Por ese motivo, ha cuestionado que la empresa municipal de vivienda no cumpla con las expectativas de los 10.000 demandantes de vivienda protegida inscritos en la capital, que en un 77% solicitan alquiler o alquiler con opción a compra, frente a una oferta municipal, por decisión del alcalde y del PP, centrada en la venta de inmuebles.

 

Los precios de venta de esa vivienda protegida, ha detallado, son, además, “similares a los de la vivienda libre” y “el número de viviendas en alquiler por parte del Ayuntamiento es insuficiente”, ha lamentado Valverde tras recordar que solamente se tiene prevista una pequeña promoción en el futuro en el Casco Histórico dedicada exclusivamente a alquiler. Asimismo, según ha vuelto a remarcar, “el procedimiento de adjudicación de las viviendas es poco transparente”.

 

Por otro lado, las ayudas dedicadas a la rehabilitación es insuficiente desde el ámbito municipal. Todas estas cuestiones favorecen que “haya muchos almerienses que no pueden acceder a una vivienda digna porque carecen de ingresos suficientes”, y entre los que se encuentra un número importante de “jóvenes, familias, mujeres, mayores y personas con discapacidad”.

 

5 medidas concretas

 

Para transformar esa situación, Adriana Valverde se propone como alcaldesa, si consigue el apoyo mayoritario de los almerienses en mayo, crear un parque de vivienda social que cierre esa brecha de desigualdad.

 

De esa manera, además de reconducir la política del Ayuntamiento en la empresa municipal de Vivienda, la recuperación del PSOE del concepto de vivienda social con un plan vinculado que contempla cinco medidas concretas.

 

Estas se basan en alquileres sociales; ayudas para la rehabilitación para familias que no vivan en inmuebles con condiciones dignas o que hayan tenido que abandonar sus viviendas por carecer de ingresos mínimos; o la creación de una oficina específica para atender, también desde el punto de vista social, a las personas que tienen necesidad de esas ayudas.

 

Otra novedad importante es el planteamiento de un programa de vivienda compartida para, de ese modo, “aliviar la soledad de personas mayores al tiempo que se provee de vivienda a jóvenes que necesitan un techo, y que no pueden permitirse un alquiler”.

 

El fomento de las cooperativas de promoción de vivienda es otra de las cuestiones fundamentales que desde el PSOE se pone sobre la mesa con el objetivo final de colaborar en “la independencia de los jóvenes, en que se dé un hogar digno a trabajadores y familias, en que tengan esperanza las mujeres que buscan independencia lejos de su maltratador, en que las personas con discapacidad alcancen su autonomía, y en favorecer una vida digna a los mayores” o de cara a que, quienes se enfrentan a un desahucio, puedan comenzar de nuevo sus vidas.

 

Dejar respuesta