El 30% de los diagnósticos de Glaucoma empeoran por no seguir el tratamiento

0

La Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) incide en los riesgos que supone no seguir correctamente los tratamientos y no someterse a las revisiones estipuladas por el médico especialista.

 

En Andalucía sufren esta enfermedad oftalmológica alrededor de 184.538 personas y unas 92.000, el 50%, no saben que la padecen.

 

Con motivo de la Semana Mundial del Glaucoma, que este año se celebra del 11 al 18 de marzo, la Asociación  de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) señala que aproximadamente el 30% de los diagnósticos de Glaucoma empeoran y, en algunos casos, terminan en ceguera, porque el paciente no sigue el tratamiento correctamente, un dato que afecta a más de 150.000 españoles. En el caso concreto de Andalucía, este tanto por ciento repercutiría sobre 55.362 pacientes.

 

El Glaucoma es una enfermedad ocular degenerativa que se caracteriza por la pérdida de visión periférica (como si miráramos a través de un túnel) y, en algunos casos, también central, debido al daño progresivo que se produce en el nervio óptico. En la actualidad, es la segunda causa más habitual de ceguera evitable. En España afecta a un millón de personas aproximadamente, y se calcula que alrededor de 500.000 españoles la sufren pero no saben que la padecen. Por otro lado, en la actualidad se calcula que el Glaucoma afecta a cerca de 184.538 personas de Andalucía y alrededor de 92.269 desconocen que sufren esta enfermedad. Por provincias se deduce:

 

  Diagnosticados de Glaucoma Personas que no saben que tienen Glaucoma
Almería 15.495 7.747
Cádiz 27.278 13.639
Córdoba 17.415 8.708
Granada 20.139 10.069
Huelva 11.431 5.716
Jaén 14.262 7.131
Málaga 35.845 17.922
Sevilla 42.675 21.338

 

 

AGAF destaca la importancia del diagnóstico precoz, gracias a las revisiones periódicas necesarias, pero también advierte de la necesidad de que los pacientes de Glaucoma sean constantes con el tratamiento estipulado por su médico oftalmólogo y se sometan a las diversas revisiones periódicas, con el fin de realizar un  correcto seguimiento de la enfermedad. Una medida que, sin duda, evitaría el empeoramiento de esta patología, dado su carácter degenerativo, y podrían reducirse los casos de ceguera por Glaucoma.

 

“El principal problema de los tratamientos para el Glaucoma es que el paciente no nota una mejoría a corto plazo ni tampoco recupera su capacidad visual. Por eso, es necesario que los profesionales médicos incidan fuertemente en que los colirios y medicamentos que utilizamos los afectados por esta enfermedad tienen como fin frenar su carácter degenerativo, es decir, evitar en la medida de lo posible que la pérdida de visión vaya a más”, señala Delfina Balonga, presidenta de AGAF.

 

En España se calcula que el 50% de los afectados de Glaucoma no sabe que lo padece, un dato también preocupante para la Asociación. Esto se debe a que, en la mayoría de los casos, la enfermedad es asintomática en sus orígenes. Por otra parte, en los primeros estadios, el cerebro compensa el déficit de visión, por lo que es casi imposible que el paciente pueda darse cuenta de que está perdiendo su capacidad visual. No obstante, al tratarse de una enfermedad degenerativa, una detección temprana es la clave para proteger la visión del daño que produce el Glaucoma. Por este motivo, la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares, así como los pacientes y familiares de la Asociación, señalan la importancia de realizarse una exploración oftalmológica una vez al año, a partir de los 45 años, para detectar el Glaucoma más frecuente.

 

El diagnóstico a tiempo del Glaucoma podría evitar la ceguera en el 95% de los casos y, para ello, sólo hay que realizarse un estudio que mide la tensión ocular y un examen del nervio óptico, pruebas ambas indoloras y bastante rápidas. En los casos en los que existe alguna duda, estas pruebas se completan con una evaluación del campo visual. Los tratamientos que se utilizan en esta enfermedad van desde la aplicación de colirios hasta la intervención quirúrgica. En ningún caso el paciente recupera la visión perdida, pero un diagnóstico precoz evita daños adicionales y frena su desarrollo.

 

El riesgo de padecer esta enfermedad oftalmológica degenerativa se dispara a partir de los 60 años; no obstante, existen otros factores que pueden provocar su aparición tales como la diabetes, la presión intraocular alta -que no siempre se da con glaucoma-, antecedentes familiares de glaucoma, miopía elevada (más de 5 dioptrías), hipertensión arterial o estar medicado con corticoides.

 

La Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) se encarga de velar por los derechos de las personas diagnosticadas de esta enfermedad, además de informar y orientar a los pacientes recién diagnosticados. Todos juntos forman una red de apoyo que tiene como objetivo que las personas con deficiencias visuales no se sientan solas o aisladas de la sociedad.

 

Sobre la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF)

Es una asociación de ámbito nacional para el apoyo a afectados de Glaucoma y familiares, cuya sede central se encuentra en Alcalá de Henares (Madrid). Actualmente cuenta con delegaciones en Barcelona, Valencia, Alicante, Guadalajara y Madrid capital, encargadas de atender a los socios de su zona y de la organización de diferentes actividades. Como asociación de pacientes, AGAF vela por los intereses y necesidades de los afectados por esta enfermedad y sus familias, pero también realiza una gran labor informativa y de divulgación, media en el diálogo entre médicos y afectados y apoya la investigación. Más información en:

Dejar respuesta