Verdiblanca ha desarrollado hoy una divertida y educativa Ludoteca Inclusiva, con niños y niñas de 4 a 12 años

0

En la mañana de este viernes el despertador ha sonado de manera diferente en muchos hogares almerienses. La festividad de Todos Los Santos del jueves ha hecho que los niños y niñas tengan el tan adorado ‘puente’ para ellos y tan ‘temido’ para aquellos padres y madres que tienen que acudir a su cita laboral.

Conscientes de esta situación, la Asociación de Personas con Discapacidad, Verdiblanca, ha celebrado hoy una Ludoteca Inclusiva, en el marco del proyecto “Infancia e inclusión social y diversidad funcional: ‘Creciendo junto a la diversidad’”, subvencionado por Diputación en 2018 para entidades asociativas pertenecientes al Consejo Provincial de Familia.

 

Una actividad que permite, por un lado, un respiro familiar para padres y madres, tanto socios como trabajadores, pero especialmente y la más emocional es que durante toda la jornada los jóvenes han compartido actividades con personas con discapacidad, redundando en un beneficio inclusivo para los usuarios y educativo para los niños y niñas.

 

Por eso, para ellos, hoy el despertador tenía otro significado. Desde primera hora de la mañana, escolares de 4 a 12 años han disfrutado en la sede de Verdiblanca de distintos talleres, como de gestión y sensibilización y diversidad familiar, gestión de emociones y conflictos, psicomotricidad y destrezas motoras o juegos nutricionales para recordar la importancia que tiene una correcta alimentación para la salud y el bienestar.

 

Tampoco ha faltado la música, la lectura inclusiva o alguna que otra partida a ‘Skills’, el videojuego interactivo inclusivo en el que el usuario se mete en la piel de cuatro personajes con distintas capacidades para superar los retos que se le presentan en el día a día.

 

La directora del Área de Gestión Social y Corporativa de Verdiblanca, Verónica Navarro, asegura que “esta es una actividad tremendamente enriquecedora tanto para los usuarios y usuarias de Verdiblanca como para los propios niños y niñas. Comparten toda una mañana juntos, con lo que eso significa de inclusión para las personas con discapacidad y de aprendizaje escolar, ya que conviven con normalidad con personas con otras capacidades. De una forma lúdica se relacionan, aprenden y la jornada acaba siendo como una gran fiesta para todos y todas”.

 

Navarro añade que “con esta iniciativa hemos querido que sean los propios usuarios con discapacidad intelectual del Centro Ocupacional Juan Goytisolo de Verdiblanca los que de alguna manera capitanearan e hicieran de anfitriones y monitores de varios de los talleres. Esto les permite sentirse partícipes activos y mostrar su día a día entre los más jóvenes, mejorando así sus habilidades sociales y  desarrollo personal”, concluye.

 

Sobre el Plan de Igualdad de Género

 

La jornada celebrada hoy también forma parte de las acciones de conciliación del II Plan de Igualdad de Género que desarrolla la entidad, que cuenta con el distintivo de igualdad desde 2013, otorgado por el entonces Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

 

Verdiblanca da continuidad a sus líneas de actuación laboral, con una hoja de ruta más de media docena de objetivos con los que promueve la igualdad real en este ámbito de sus trabajadoras y trabajadores con medidas concretas, como el incremento de mujeres contratadas año tras año, poniendo así de manifiesto la igualdad de oportunidades y la facilidad de acceso al mercado de trabajo que persigue la entidad.

 

A través del Plan de Igualdad de Género, Verdiblanca aplica varias pautas fuera del convenio colectivo para que la semejanza entre ambos géneros sea una realidad. De este modo, la organización tiene en cuenta las circunstancias de sus trabajadoras en época de embarazo, lactancia o maternidad, con especial sensibilidad hacia aquellas empleadas con algún tipo de discapacidad.

Dejar respuesta