La asociación vecinal elogia la promesa de contratación de 40 controladores, el cribado de la arena, aumento de aseos y renovación de pasarelas.
El Ayuntamiento llega tarde con las papeleras, el mobiliario y los accesos.

Veraplayazul ha solicitado al Ayuntamiento de Vera que habilite los medios humanos y recursos necesarios para garantizar la seguridad sanitaria de los bañistas e impedir el contagio del Covid-19 en las playas del municipio. La asociación, que representa a alrededor de 10.000 vecinos pertenecientes a una veintena de urbanizaciones, se ha puesto a disposición del alcalde de Vera, José Carmelo Jorge, con el fin de que la prevención y la excelencia en el servicio protagonicen la campaña de verano 2020.

Veraplayazul considera que ante el riesgo sanitario real que representa el coronavirus es preciso extremar la vigilancia, limpieza, desinfección y perfecto funcionamiento del mobiliario en todo el litoral, sin obviar el control de la calidad del agua e incidiendo, como hasta ahora, en el acertado cribado de la arena.

En las actuales circunstancias lo que es contradictorio es que el Ayuntamiento de Vera haya mantenido la playa sin papeleras durante todo el estado de alarma, incluida la primera semana de la fase 2 en la que estaba permitido el baño. Una grave deficiencia que no le impidió publicar un cartel en el que se recomendaba a los ciudadanos que utilizaran las papeleras, inexistentes hasta este último fin de semana. Asimismo, la improvisación y el parcheo es la tónica en la colocación de las tablas de las pasarelas, cuyo mal estado convierte en una aventura el acceso, o la inutilidad y deficiente situación de duchas y lavapies, que también se podrían utilizar en estos momentos.

No obstante, la asociación acoge favorablemente el compromiso adquirido por el alcalde ante Veraplayazul de aumentar los módulos de aseos y la previsión de renovación de algunas pasarelas, así como la consecución de alrededor de 40 auxiliares para acomodar y controlar a los bañistas cuando se abra la temporada de baño.

La campaña, el 15 de junio

Veraplayazul confía en que los errores citados no se repitan en plena campaña, pues añadirían incertidumbre a la delicada situación sanitaria en la que se desarrollará el verano. La asociación vecinal, que ha elogiado la labor de desinfección y limpieza urbana realizada por el Ayuntamiento durante la crisis del coronavirus, no comprende, por otra parte, por qué retrasa la campaña de verano hasta el 1 de julio cuando las propias fuentes municipales señalaban anteriormente que comenzaría el 15 de junio, al igual que la mayoría de las playas de Andalucía. Cuando la previsión de desescalada era más larga, el Ayuntamiento hablaba de empezar, como siempre, el 15 de junio. Ahora que los plazos se han agilizado y previsiblemente el día 8 se pase a la fase 3 junto a otras provincias andaluzas, anuncia que las playas no abrirán con todo hasta julio, contraviniendo los anhelos y deseos tanto de los ciudadanos como de los establecimientos de hostelería.

Veraplayazul no entiende cómo se ha llegado hasta esta fecha sin tener preparado el Plan de Playas ni se tenga integrado aún el Plan de Contingencia específico por el Covid-19.

Veraplayazul ya ha trasladado al primer edil veratense su deseo de agilizar todas las acciones para, con paso firme, abrir el 15 de junio una campaña que sea un ejemplo de prevención y servicio público, garantizando el bienestar y la salud de todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here