Usuarios de la Oficina Municipal de El Parador, donde se prestan servicios, en este momento, del SAE, Biblioteca, Servicios Sociales y Padrón, piden a quien corresponda que no se traslade al Colegio Arco Iris de Aguadulce al conserje Juan Rubí, debido a la sensibilidad y preciada labor que viene prestando desde hace 14 meses y como consecuencia se ha ganado el aprecio y la gratitud de los usuarios de los mencionados servicios municipales.

La amabilidad, entrega y dedicación con que ha venido prestando su labor profesional como conserje ha provocado una mayor afluencia de usuarios a la Oficina Municipal de El Parador, por lo que su traslado al Colegio Arco Iris ha producido una considerable adhesión a Juan Rubí que han hecho llegar a este periódico digital cierto malestar con su alejamiento y una demanda al Equipo de Gobierno Municipal de Roquetas de Mar para que paralice el traslado y continúe su encomiable labor en estas dependencias municipales.

La valoración profesional y personal de Juan Rubí en El Parador está siendo tan elevadamente positiva que no se llega a comprender su traslado al colegio de Aguadulce, por lo que se ha llegado a sospechar por algún usuario que posea motivaciones políticas, y a pensar que pueda ser utilizado como arma arrojadiza contra Eloísa Cabrera, al opinar que una disminución de adhesiones a la labor municipal pueda desencadenar una disminución de votantes populares en los próximos comicios electorales en este núcleo urbano. En este sentido, debido a la encomiable labor profesional de Juan Rubí la adhesión se piensa que se trasladaría a Aguadulce y por consiguiente aumentarían los votantes populares al ser capitalizado este hecho políticamente por la concejala responsable políticamente de este núcleo de población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here