Un niño de 12 años salva la vida a una paloma herida en El Parador

2
1040
Guillermo, a sus 12 años, ha conseguido el emotivo y sincero aplauso de quienes han conocido su decisiva contribución a salvar la vida de una paloma herida que se encontraba en una acera de la Carretera de Alicún de El Parador.
Guillermo, a sus 12 años, ha conseguido el emotivo y sincero aplauso de quienes han conocido su decisiva contribución a salvar la vida de una paloma herida que se encontraba en una acera de la Carretera de Alicún de El Parador.

La acción de Guillermo resulta emotiva y proyectar unos valores humanos dignos de todo elogio y que evidencian la existencia de jóvenes con unos principios que llaman poderosamente la atención en estos momentos por los que atraviesa España por ser inusuales.  Guillermo merece, a su corta edad, ser puesto como ejemplo intergeneracional al haberse erigido por méritos propios en un referente social.

Sobre el motivo que ha llamado poderosamente la atención, como es el de pasar circunstancialmente por una acera y encontrarse a una persona mayor observando a una paloma herida y pararse hasta hacerse protagonista único y exclusivo del salvamento de esta ave herida, Guillermo se autodefine como un amante de los animales, poseyendo varios pero no palomas y ha sido la razón que lo ha impulsado a actuar de modo emotivamente espectacular. 

Con una resolución impropia de su edad que atrae la atención de cualquier persona adulta, Guillermo dice que «había visto una paloma tirada, por eso pues yo le quería ayudar a coger la paloma y ayudarle, y entonces hemos cogido la paloma e ido a un sitio canino para que se la pudiesen quedar, entonces se ha llevado allí y se la han quedado». La paloma se encontraba sobre la acera derecha de la Carretera Alicún que discurre por el lateral del complejo educativo del Colegio Francisco Villaespesa, la cogió y sobrevoló posándose en una palmera desde la que cae a la carretera por lo que grita advirtiendo de su caída sobre la carretera por lo que motiva que dos coches la esquiven y pueda volver a cogerla para llevarla a una clínica veterinaria que no aceptan aves, razón por la que busca en el teléfono móvil pajarería y se desplaza hasta una situada a la entrada a Aguadulce, donde cuenta lo ocurrido y atienden a la ave, inyectándole para aliviar las fracturas de pata y ala que le detectan en su auscultación, quedándose en la clínica con la paloma para ser entregada a un centro veterinario especializado, lo que llena de satisfacción a Guillermo al ser consciente de que gracias a su acción ha podido contribuir determinantemente a salvar a una paloma. Una acción que merece el emotivo aplauso y la felicitación a los padres de Guillermo por haberle inculcado valores tan humanos como profundos e inusuales hoy en día.

Guillermo, a sus 12 años, ha conseguido el emotivo y sincero aplauso de quienes han conocido su decisiva contribución a salvar la vida de una paloma herida que se encontraba en una acera de la Carretera de Alicún de El Parador.
Guillermo, a sus 12 años, ha conseguido el emotivo y sincero aplauso de quienes han conocido su decisiva contribución a salvar la vida de una paloma herida que se encontraba en una acera de la Carretera de Alicún de El Parador.

2 Comentarios

Dejar respuesta