La diputada socialista asegura que habrá “un antes y un después” de esta nueva ley, que permitirá que aflore una violencia que no se denuncia

La diputada nacional del PSOE de Almería Sonia Ferrer Tesoro ha puesto en valor la aprobación hoy, por el Consejo de Ministros, del anteproyecto de ley de Protección de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, una norma con la que “España salda una deuda histórica con los niños y niñas”. “El Gobierno de Pedro Sánchez pretende que esta ley de violencia sobre los menores sea un revulsivo social, haciendo que aflore una violencia que actualmente casi no se denuncia, y marcando un antes y un después, en la percepción social de estos delitos, similar al que se produjo en la sociedad española con la aprobación de la ley integral contra la violencia de género”.

Ferrer Tesoro ha recordado algunos datos, como que una de cada dos denuncias por delitos contra la libertad sexual, en España en 2018, tuvieron como víctimas a niños, niñas o adolescentes, o que las notificaciones de maltrato a menores de edad en el ámbito familiar superaron las 16.700 en el país, en el año 2017. “Son, sin duda ninguna, datos alarmantes y hay que recordar que esto es sólo la punta del iceberg, ya que existen muchísimas dificultades para que los niños y niñas puedan hacer denuncias”, ha señalado.

La nueva ley orgánica de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, cuyo anteproyecto se ha elaborado en consenso con las organizaciones de infancia, recogerá ahora todos los tipos y ámbitos de violencia que puede sufrir la infancia y adolescencia, contemplando, además, medidas para su prevención en la escuela, en la familia, en el deporte o en las actividades de ocio.

Ferrer Tesoro ha explicado que “es una ley que estuvo a punto de aprobarse en la anterior legislatura, aunque el adelanto de las elecciones lo impidió”. “El PSOE siempre la ha llevado este asunto en su programa electoral de las últimas elecciones y lo ha abordado como uno de sus temas prioritarios, como lo demuestra ahora su aprobación en el Consejo de Ministros”.

Entre las novedades que supondrá la ley, destaca la ampliación del plazo de preinscripción del delito de abuso sexual a menores, que empezará a contar a partir del momento en el que la víctima tenga 30 años y no 18 como ocurre actualmente. Ferrer Tesoro ha señalado que esta modificación “venía siendo solicitada por muchas víctimas, que por la tipología del delito no son capaces de denunciar los hechos hasta pasados muchos años”.

La nueva ley se ocupa, además, de las nuevas formas de violencia que se están dando a través de las nuevas tecnologías y será “muy potente en la detección temprana y en la prevención”.

En el ámbito de la educación, en todas las etapas se recibirá una educación que aborde la igualdad de género, la diversidad familiar, la educación alimentaria y nutricional y la educación afectiva y sexual. Además, en los centros educativos, se creará la figura del coordinador de bienestar y protección.

Ferrer Tesoro ha destacado que también se creará un registro central de información sobre la violencia contra la infancia y se formarán unidades especializadas en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En el ámbito judicial, otro aspecto importante será que “se obligará a los jueces a recurrir a la prueba reconstituida cuando la víctima tenga menos de 14 años, para evitar con ello su doble victimización”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here