Rodrigo Sánchez exige a la Junta medidas de control, coordinación y seguimiento de mayores y dependientes con garantías para la ayuda a domicilio y las residencias

0
89
El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista, Rodrigo Sánchez Haro, reclama a Moreno Bonilla “valentía” en las medidas autonómicas ante el coronavirus y “lealtad institucional no sólo de palabra” ante el empeño del consejero Aguirre por alimentar “bulos” y “enfrentamientos” sobre el reparto de mascarillas
El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista, Rodrigo Sánchez Haro, reclama a Moreno Bonilla “valentía” en las medidas autonómicas ante el coronavirus y “lealtad institucional no sólo de palabra” ante el empeño del consejero Aguirre por alimentar “bulos” y “enfrentamientos” sobre el reparto de mascarillas.

El PSOE exige al Gobierno de la Junta que asuma y ejerza sus competencias garantizando más control y coordinación en la atención a mayores y dependientes en la comunidad ante la pandemia de coronavirus, a través de la ayuda a domicilio y en los centros residenciales. Así lo ha afirmado el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista Rodrigo Sánchez Haro, quien ha reclamado al Ejecutivo de Moreno Bonilla que establezca “de forma clara y precisa” los servicios mínimos de la ayuda a domicilio en vez de dejar esa responsabilidad a las diputaciones y ayuntamientos, que “son meras gestoras y están recibiendo recomendaciones e instrucciones de Igualdad por un lado y de Salud por otro”, según ha lamentado.

Rodrigo Sánchez Haro ha recordado que está en juego la asistencia a casi 90.000 usuarios y usuarias de la ayuda a domicilio y a otras 13.765 personas que han dejado de recibir atención en centros de día de mayores y discapacidad, y también de la seguridad y el empleo de 25.000 trabajadoras de la ayuda a domicilio en plena epidemia global.

 

Desde el PSOE andaluz, Sánchez Haro ha propuesto que el Gobierno de la Junta “garantice y proporcione los recursos materiales y protocolos de actuación precisos” para que la ayuda a domicilio puede prestarse “en las mejores condiciones de protección y seguridad”, incidiendo en la urgencia de que las consejerías de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y de Salud “unifiquen criterios publicando en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) las normas para garantizar su publicidad y la seguridad jurídica de las personas usuarias, administraciones y proveedores de servicios”.

 

Ha solicitado que se asegure el catering domiciliario a mayores y también a la población infantil en riesgo de exclusión, así como la creación de un dispositivo de seguimiento de centros residenciales de personas mayores y personas con discapacidad, coordinado por las áreas de Políticas Sociales y de Salud, con el objetivo de “evaluar la situación, evitar la soledad de los equipos de atención de los centros, aislados y con miedo ante las informaciones de fallecimientos ocurridos en centros de otras comunidades autónomas”. “Puede ser fundamental  para la coordinación y para compartir información a la hora aplicar medidas”, ha subrayado, señalando que en Andalucía hay casi 25.000 residentes en centros de mayores y discapacidad financiados por la comunidad, una cifra que se eleva a 45.000 personas al sumar las plazas privadas.

 

“Proponemos también crear un dispositivo de atención y seguimiento de personas usuarias de centros de día, más de 13.000 personas que se encuentran en sus domicilios”, ha asegurado Sánchez Haro, para quien ese apoyo debe ser extensivo a familiares del colectivo.

El representante regional socialista ha insistido en el llamamiento del PSOE de Andalucía al Gobierno andaluz ante los casi 2.000 ERTE contabilizados en Andalucía, 1.636 según datos del miércoles, con miles de trabajadoras y trabajadores afectados. “La Junta no puede quedarse de brazos cruzados, y en función de sus competencias, reclamamos a Moreno Bonilla que no se escude en el Gobierno de España y articule medidas complementarias a las ya aprobadas por el Estado”, ha recalcado, exigiendo al presidente autonómico “valentía”, la adopción de un plan de gasto que movilice 5.500 millones de euros en defensa del empleo y la economía y que certifique el mantenimiento de los contratos de la Junta con las empresas que prestan servicios esenciales, a pesar de su inactividad y para preservar los puestos de trabajo.

 

Mascarillas garantizadas en Andalucía por el Ministerio de Sanidad

En cuanto a las mascarillas y demás equipos de protección personal (EPI) y las informaciones sobre su distribución, el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista ha asegurado que “el Ministerio de Sanidad no ha requisado ni mascarillas ni ningún otro material sanitario en Andalucía”, y ha certificado que el Ministerio “está organizando y repartiendo su producción para garantizar que llegan a todas las comunidades autónomas y a todos los profesionales según las necesidades derivadas de la pandemia”.

 

Sánchez Haro ha recordado que el Ministerio de Sanidad, de acuerdo con todos los consejeros y consejeras de Sanidad, realiza la compra centralizada y la distribución de este material de forma gratuita a las comunidades desde el pasado 12 de marzo, y ha indicado que las autonomías “como titulares de la gestión sanitaria son las responsables de comprar estos equipos de protección; esta situación no ha cambiado y la Junta de Andalucía puede seguir comprando dicho material”.

 

Se ha referido a datos oficiales para certificar que el Ministerio de Sanidad ya ha repartido a todas las comunidades autónomas más de un millón de mascarillas y ha entregado, concretamente, a Andalucía “un total de 245.000 mascarillas, de las que 183.200 han sido repartidas en los tres últimos días”.

 

Ha advertido de que “los bulos no ayudan a nadie” y ha lamentado que “el consejero Aguirre ha dado pábulo a la mentira miserable de las mascarillas y no todo vale en política, y en estos momentos de forma especial”. El portavoz adjunto socialista ha criticado que en la actual situación de alarma y confinamiento ciudadano “no se puede contribuir al enfrentamiento, que no mata ningún virus sino que sólo crea alarma, confusión e intranquilidad. Seamos responsables, tal y como lo estamos pidiendo a la ciudadanía”, ha incidido Rodrigo Sánchez Haro, exigiendo a Moreno Bonilla “lealtad institucional no sólo de palabra, sino con unidad de acción y coordinación, y también valentía y transparencia en las medidas autonómicas”.

Dejar respuesta