Recorremos con Marisol Galdón, la mítica presentadora de Plastik, la historia de la televisión musical en España

0
95

A Marisol Galdón se la puede conocer por mil razones, pues para presentar su trayectoria profesional sería necesario un pergamino de esos que se han puesto de moda en los debates políticos. Habrá quien reconozca su voz por los programas radiofónicos realizados, otros la conocerán por su trabajo en Crónicas Marcianas, Mira quién baila o Pequeñas Estrellas, para otros será #Marigol y para algunos será la autora de novelas como ¡Mámate! o Psicoputa . En esta ocasión acudió a la cita para hablarnos de la historia de la televisión musical española de la que ella forma parte por su participación en el mítico programa “Plastik”, emitido entre 1989 y 1991 en Televisión Española.

Con botas altas de tacón ancho, medias de rejilla, camisa de La Polla Records y la pasión de la que sabe que, como diría Sábato, “la vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil” recorremos con ella la historia de la televisión musical en España desde “Escala en hi-fi”, al que consideró el primer programa de difución musical emitido en España.

De su mano y de su voz fuimos disfrutando de los mejores momentos de la televisión musical española, comenzando con Escala en hi-fi, considerado el primer programa musical español emitido entre 1961 y 1967. En la televisión vimos nacer el pop con “El último grito” y nos desmelenamos definitivamente con “Popgrama”. Descubriendo unos y rememorando otros, Marisol Galdón salpica su recorrido por jugosas anécdotas hasta aterrizar en los años 80 en el que nos cita nombres míticos de la televisión musical española como  Carlos Tena, Ramón Trecet, Ángel Casas, Moncho Alpuente, Diego Manrique y tantos otros nombres imprescindibles de la música española.

Según la periodista, con la “Edad de Oro” de Paloma Chamorro y “La bola de Crista” de Lolo Rico se alcanzó la cima de la creatividad en la televisión musical en España. Programas que abrieron las pantallas a un país efervescente, libre y creativo a raudales como no se había visto nunca antes por estos lares. Programas rompedores y vanguardistas en los que intervinieron todos los grandes nombres de la movida madrileña y de las demás. Con ella recordamos la advertencia que hacía la propia Chamorro al principio de La Edad de Oro, “Antes de iniciar esta edición, quiero advertir que este programa de hoy aparecerán algunas imágenes y, quizás otros contenidos, que puedan resultar inadecuados, molestos o incluso ofensivos para espectadores poco formados o de sensibilidad delicada. Les recordamos que existe otra cadena, y si no, otras ocupaciones. Nadie tiene la obligación de ver la televisión todo el tiempo. Y este es un país es un país adulto y plural que se merece una televisión adulta y plural”. Lo cual no la libró de visitar algún que otro juzgado.

A finales de esa década llegó a la pantalla Plastik, presentado por la propia Marisol Galdón, junto con Tinet Rubira y David Bagès. Esta era la parada a la que estábamos deseando llegar, “nosotros empezamos en el circuito catalán de televisión español en un rincón del plató donde grababan informativos. La famosa nevera que salía en el plató o el sofá que aparece , todo eran trastos que tenían guardados en almacén de atrezzo”, contó la periodista, “crearon un programa con dos muchachos muy prototípicos. Uno era así como más pijito, chico rubito con gafitas. Otro como más punky, más rockero, más descarado.”

En esos tiempos Marisol Galdón era conocida en el circuito musical de Barcelona por sus explosivas pinchadas en el Nick Havana. “Necesitaban una mujer y a los de televisión española les hablaron de una tía con unos pelos y unas pintas que pinchaba en el bar Nick Havana. Un día estaba pinchando y me preguntaron ¿A ti te gustaría hacer un programa de televisión?, Pues no se ha jodido, claro.”

Nos cuenta que cuando la llamaron ni siquiera le hicieron una prueba de cámara. “Solo con verme las pintas me dijeron quedas contratada, sin hacer ni una prueba”,

Antes de Plastik ni Tinet Rubira, ni David Bagès, ni la propia Marisol Galdón habían hecho televisión y se enfrentaron a un programa en directo “en el que no teníamos guión, nos plateaban situaciones y nosotros improvisábamos”.

Plastik empezó en enero del 89, un año antes de que comenzaran las privadas. “Cuando aparecieron las privadas, los profesionales pensábamos que iba a ser mucho mejor, porque habría más posibilidades de hacer cosas guays, pero fue al revés.”

De la televisión catalana saltaron rápidamente a la televisión nacional, aunque reconoce que no fue todo fácil, “cuando empezamos a hacer el programa, una tipa de producción me dijo, se te ve mucho y me fueron arrinconando en un seccioncilla. Hasta que en 1990 Tinet se hizo director del programa y ya me dejó ocupar el lugar que tenía originariamente”.

Por los años de  Plastik pasaron todos los grupos de la época. Era un escaparate maravilloso. Una de las actuaciones más recordada es la primera aparición en televisión de Extremoduro con Extremaydura, “Cuando salió Robe Iniesta descubierto de cintura para arriba haciendo el recitado que hace al principio de la canción causó un impacto enorme”.

Para Marisol Galdón “Plastik fue el último programa específicamente de difusión musical que tuvo televisión española”, aunque en esta temporada ha aparecido el programa de Un país para escucharlo, presentado por Ariel Rot que recupera en cierto modo la tradición. Aunque reconoce que “en estos momentos hay muchísimos grupos de música pero no hay programas de televisión para difundir lo que están haciendo. Es lo que hay.”

 

Marisol Galdón participó en las III Jornadas ¿Malos tiempos para la Lírica? organizadas por Babylon Festival y el Seminario Permanente Estudios Contemporáneos (SPEC –UCLM) en la Sala ACUA de la UCLM y patrocinadas por  Vivo Cuenca y Eurocaja en Cuenca el 10 de mayo de 2019.

Dejar respuesta