• Es alguien que ve cosas que no ven otros
  • Que tiene la misión de transmitir lo que ve
  • Que lleva la contraria a la narrativa oficial
  • Que suele estar mal visto por los poderosos
  • Que no tiene ansias de poder ni de notoriedad
  • Que rompe los paradigmas oficiales sin malicia
  • Que nada contra corriente igual que los salmones
  • Que no pretende fundar ninguna secta ni ninguna religión
  • España liderará una revolución espiritual según las profecías

Profeta, vidente, visionario futurólogo, trabajador de la luz, guerrero digital, sombrero blanco, caballero blanco o dama blanca, son distintos nombres para designar a las personas que trabajan por la liberación de la humanidad, de los animales y del planeta desde planos espirituales o metafísicos.

Es difícil hablar de este tema sin vincularlo a creencias religiosas oficiales que siempre han manipulado a la humanidad, pero voy a tratar de hacerlo de modo objetivo e independiente. Siempre han existido personas especiales que han revelado información que rompe el pensamiento único totalitario para el control mental de la humanidad, independientemente del sistema de creencias establecido en cada sociedad.

Da igual como se les llame, herejes, profetas, videntes, visionarios, locos, genios, heterodoxos, iluminados o artistas, pero siempre han estado muy mal vistos por la sociedad por su afán de llevar la contraria a la narrativa oficial que nos machaca el cerebro todos los días en la televisión. Los que tienen más suerte acaban santificados, y los que no acaban apedreados o desacreditados.

A este tipo de personas visionarias les resbalan las críticas, y les da igual como les llamen porque van a lo suyo, es decir, a cumplir la misión de vida para la cual han nacido, y no tienen tiempo de discutir sus ideas ni de perder energía polemizando con la gente. Ellos hacen lo que tienen que hacer, que es transmitir a la humanidad lo que ven claramente, y que cada uno piense lo que le dé la gana.

Ser profeta no es una posición envidiable. Nadar contra corriente igual que los salmones es muy cansino y fatigoso, con poco reconocimiento social, y el choque de paradigmas provoca conflictos inevitablemente. Por eso dijo Jesús que “yo no he venido a traer la paz sino la guerra”.

MENSAJERO

Un profeta es una persona que, por señales o cálculos hechos previamente, conjetura y predice acontecimientos futuros según el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Sirve de intermediario entre la humanidad y otros planos de conciencia más elevados porque tiene un don especial. Su carisma de interpretar la historia desde una perspectiva espiritual recibe el nombre del don de la profecía.

La noción se utiliza para nombrar a quien es capaz de realizar una profecía, es decir, de anticipar un acontecimiento futuro a partir de la gracia divina o mediante algún tipo de capacidad sobrenatural. Un profeta verdadero no tiene ansias de poder ni de notoriedad sino que se ve obligado a cumplir con su misión aunque no le guste.

Un profeta no pretende fundar ninguna secta ni ninguna religión, sino que únicamente transmite lo que ve y que cada uno piense lo que le dé la gana. Esto lo han hecho muchos artistas, escritores y visionarios a lo largo de la historia de la humanidad, independientemente de la religión oficial que existiera en ese momento, y a muchos les costó la vida hacer su trabajo. Por eso no existe un solo tipo de profeta sino múltiples tipos con dones diferentes porque cada uno tiene su propio don.

La palabra profeta deriva del griego ‘profētēs’ cuyo significado es el de ‘mensajero’ o ‘portavoz’. En otros pueblos antiguos también hubo profetas. En Grecia el término se aplicaba a hombres y mujeres (profetas y profetisas) que en estado de éxtasis lograban conocer los designios del dios Zeus.

El uso de la palabra profeta con sentido estrictamente monoteísta se remonta a la cultura de los hebreos a través de la palabra ‘nabí’, término que gradualmente fue introducido y empleado por los cultos judíos, cristiano y musulmán. Se utiliza el término profeta para designar a alguien que predice acontecimientos futuros, generalmente cuando lo hace interpretando señales o basado en una revelación sobrenatural.

PROFETAS DE LA BIBLIA

En la tradición oficial judeo-cristiana existen los profetas iniciales con la narrativa de los Libros de Josué, Jueces, Samuel y Reyes y los profetas últimos con la narrativa de los Libros de Isaías, Jeremías, Ezequiel y los Doce Profetas Menores. Profetas son también los tres grandes gobernantes de Israel durante los tiempos de su unidad territorial como reino (monarquía unida), es decir, Saúl, David y Salomón (1030-926 a.C.).

Es importante indicar que no todos los profetas de Israel figuran necesariamente en la segunda gran sección de la Biblia hebrea. Dentro de ella, y según la tradición judía, se consideran también profetas a diferentes figuras bíblicas cuya narrativa figura ya sea en la primera sección de la Biblia hebrea (Moisés, Aarón, Miriam) o bien en la tercera sección de la misma (Job, Ester, Daniel, Esdras, Nehemías).

CRISTIANISMO

Las religiones, por lo general, cuentan con varios profetas. En el cristianismo, Jesús es el profeta más importante. Jesús también aparece mencionado como profeta por el Islam. Samuel, Juan el Bautista y Moisés son otros profetas según algunas religiones.

Para el cristianismo, el término se refiere a tanto a los profetas anteriores a Jesús como a quienes, posteriormente, cumplieron una función profética en la iglesia cristiana. A través de la Vulgata la palabra profeta pasó al latín como ‘prophēta’ y de allí a las lenguas románicas y germánicas.

Dentro del cristianismo, Juan el Bautista es considerado el último profeta precediendo a Jesús de Nazaret, quien, además de sus otros títulos (Mesías, Salvador, Rey de reyes, Hijo de Dios, etc.), es a su vez considerado el mayor Profeta.

https://es.wikipedia.org/wiki/Profeta

El Islam reconoce como su fundador al profeta Mahoma, quien a sus cuarenta años en el año 610 tuvo la Revelación que le fuera confiada por el Arcángel Gabriel.

OTRAS TRADICIONES

Del mismo modo que no existe un solo tipo de profeta, también existen muchas tradiciones espirituales de la humanidad que tienen diversos conceptos de lo que pueden ser este tipo de personas. En la tradición hindú, un ‘Avatar’ es una encarnación terrestre de alguna deidad, especialmente en el caso de Visnú. Pero el concepto sánscrito de ‘avatar’ no tiene nada que ver absolutamente con la famosa película ‘Avatar’.

Es el equivalente en mitología comparada de los semidioses griegos y romanos. Pero no comparemos a las deidades o semidioses con el Creador único de este universo al que se le llama entre otros muchos nombres, la Fuente Original de la Creación Universal con la que todos estamos conectados porque formamos parte de ella.

La palabra también se utiliza para referirse a encarnaciones de dioses o a maestros muy influyentes de otras religiones aparte del hinduismo, especialmente a los adherentes a tradiciones dhármicas cuando tratan de explicar a personajes como Cristo.

Según lo descrito en los textos hindúes ‘Puranas’, un incontable número de avatares descendieron en nuestro universo. Estos avatares fueron agrupados en diferentes tipos de acuerdo con la personalidad y el rol específico descrito en las escrituras. No todos son reconocidos como encarnaciones completas o directas de una deidad, ya que algunos avatares se cree que son almas bendecidas o apoderadas con ciertas virtudes de origen divino, aunque son almas individuales o gemelas.

EL PROFETA

El Profeta” es un libro del escritor Gibran Jalil Gibran publicado en el año 1923. Ocho años antes de su muerte un profeta abandona el pueblo donde ha vivido y antes de irse la gente le pide que hable de ciertos temas, cada uno de los cuales forma un capítulo del libro. Estos temas son: el amor, el matrimonio, los hijos, el dar, el comer y el beber, el trabajo, la alegría y el dolor, las casas, el vestir, el comprar y el vender, el crimen y el castigo, las leyes, la libertad, la razón y la pasión, el dolor, el conocimiento, el enseñar, la amistad, el hablar, el tiempo, lo bueno y lo malo, la oración, el placer, la belleza, la religión, y la muerte. Por ejemplo, respecto a la alegría y el dolor dice: “Cuando estéis tristes, veréis que estáis llorando, en verdad, por lo que fue vuestro deleite”.

Su inspiración es, probablemente, la sabiduría de los grandes maestros, como Jesús o Buda, las religiones orientales, y por sobre todo corrientes de espiritualidad marcadas por un gran sentido de lo místico, como el sufismo, sin perder semejanza a su vez con las creencias animistas de muchas sociedades tribales y cercanas a la naturaleza.

A pesar de que la obra está escrita a modo de diálogo simple entre el profeta y la gente del pueblo, las directivas que Gibrán pone en su boca invitan a reconsiderar los valores, conceptos, hábitos y costumbres de la sociedad, llevando al lector hacia una idea menos individualista, y con un gran sentido de empatía con los seres vivientes, así como la mayor relevancia de un estrato espiritual subyacente a todas las acciones humanas.

PROFECÍAS SOBRE ESPAÑA

España es el país que va a liderar la revolución espiritual del planeta porque está plagada de vórtices energéticos para conectarnos con el espíritu de la Madre Tierra Gaia, según asegura Ana Isabel de la Fuente.

Por su parte el doctor Gobelas, en su obra “Garbandal Hora X”, transcribe las revelaciones de un alma santa que dice: “Sí que vendrá, sí que vendrá un nuevo Rey a gobernar. Es un príncipe de estirpe lejana; lejana y ya olvidada… Sí que vendrá: ¡cerca está ya! Será un gran guerrero: el verdadero defensor de España, con su tradición. ¡Éste, españoles, no os hará traición!”

También están las profecías de San Francisco de Paula sobre el Gran Monarca, un eremita del siglo XV, fundador de la Orden de los Mínimos, que dijo: “Este santo hombre será gran pecador en la juventud y después se convertirá al gran Dios. Será en su niñez y adolescencia como santo, en su juventud gran pecador, pero después se convertirá y hará gran penitencia.”

EL GRAN MONARCA

Uno de los temas más apasionantes, de la historia futura, es la aparición del Gran Monarca, cuyos títulos múltiples en la profecía, son consoladores. El Gran Celta, le llama Nostradamus. Muchas profecías le llaman el Gran Guerrero, el Guerrero del Norte, el Caudillo del Tajo, el Gran Rey y el Príncipe Deodato.

En muchas profecías que describen el final de los tiempos y la llegada de una nueva era para la humanidad y el planeta, se menciona a un personaje, que muchos profetas denominan “El gran monarca”, un personaje que algunos describen como un hombre fuerte y justo, que gozará de las bendiciones de Dios.

El origen o la procedencia de este personaje puede ser centroeuropea, quizás alemana. Son muchas las predicciones que auguran un papel protagonista a Alemania en la restauración del orden en Europa y la pérdida de influencia de potencias actuales como EE.UU. o el Reino Unido.

Visionarios de toda Europa profetizaron hace siglos sobre la aparición de un Gran Monarca en un tiempo futuro en España, y con él comenzaría la destrucción del sistema y su transformación por un mundo mejor. La exposición más pormenorizada de la profecía sobre el advenimiento de un Caudillo en España se debe a Bug de Milhas, un ermitaño francés de la aldea de Milhas de Cominges (Pirineos franceses), fallecido en 1.846 con casi cien años de edad.

Bug predijo la aparición de ese caudillo –el Caudillo del Tajo-, con unas palabras categóricas: “Iberia, Iberia, veo crecer tu poder, nada podrá detener la elevación de tu destino. Setecientos años de guerra formaron de tí el imperio más grande que se ha conocido. Combatida por la tempestad de los partidos y la ambición de los extranjeros, lucharás, te costará sangre, tesoros, edificios… pero llegará el día de la paz, recuperarás tu poder y tus anteriores pérdidas, tu esplendor se extenderá hasta las regiones más remotas.”

ALBERTO CANOSA

Esta profecía podría coincidir con la del investigador hispano-alemán Alberto Canosa, descendiente de un rey italiano del mismo nombre, quien asegura ser el Gran Monarca de las profecías, y estar destinado a sacar el Arca de la Alianza, y a entrar en la mítica cueva de Hércules de Toledo como su descubridor, lo que provocaría una revolución espiritual en España y en todo el planeta.

A su juicio, la cueva de Hércules será el descubrimiento más sensacional de toda la historia de la humanidad y será el principio del fin del mundo actual. Después del descubrimiento de la cueva de Hércules la historia de la humanidad se contará un antes y un después de la cueva.

https://lagacetadealmeria.es/profecias-sobre-espana/

Opina que se está cumpliendo como en el pasado la maldicion de la cueva de Hércules en Toledo de invadir España y Europa por los árabes, por impedir, esta vez lo contrario del tiempo del rey Rodrigo en el ano 711, por no hacer publico cuando habia llegado el tiempo prescrito del descubrimiento de la cueva de Hércules.

Alberto Canosa es un investigador español ubicado en Alemania, en Westfalia del Norte. Tal vez uno de los investigadores del misterio más importantes de nuestra era. Escribe artículos desde su punto de vista, a las bravas, con unas ideas muy claras.

Está vetado de muchos medios de comunicación por su gran sinceridad y manera de ver las cosas en España, aunque en Estados Unidos sí que ha tenido más contacto haciendo entrevistas para televisión y radio.

A pesar de estar vetado por muchos medios de comunicación, tanto televisión como prensa en España, ha participado en programas de radio de Estados Unidos, en Univision WQBA, Florida, Miami y Los Deselados en Los Ángeles y California con Víctor Camacho.

http://albertocanosa.blogspot.com/

Alberto Canosa está decidido a se escuchen las verdades ocultas ha realizado algunos libros, donde aclara la verdad sobre temas que los medios de comunicación preferirían que no se supiera. Desde su página web podemos ver los últimos libros que ha sacado, para dar a conocer su opinión más sincera a todo el mundo que lo desee.

El autor de este artículo de opinión es Periodista Licenciado y Colegiado, con cuarenta años de experiencia, y Oficial de Aviación Reservista Honorífico, entre trece titulaciones.

Mi seudónimo es Liu Suria. (Un seudónimo es un nombre o ‘alias’ utilizado por un periodista en sus actividades, en vez del suyo propio, pero en realidad es mi nombre espiritual.)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.