Definición: Un currante es una persona que trabaja, un profesional que tiene un trabajo retribuido. El trabajo es el esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza, en contraposición al capital, pero también significa la estrechez, la miseria, la pobreza o la necesidad con que se pasa la vida. El capital es el conjunto de activos y bienes económicos destinados a producir mayor riqueza.

Yo he sido currante media vida, las pasé putas con mi trabajo, y por lo tanto sé de lo que hablo con conocimiento de causa, con experiencia de primera mano. Puede que esto sea ‘victimismo’, pero no es fácil salir del hoyo con la autoestima por los suelos, y no todos aprenden o consiguen buscarse la vida por sí mismos. Yo lo intenté y fracasé con un negocio ruinoso, pero no existe el fracaso sino el aprendizaje, y he aprendido mucho a costa de pagar un alto precio de sufrimiento.

La Biblia decía que “el que no trabaje, que no coma”, pero no especificaba qué tipo de trabajo. Como dice la canción, “soy currante y tiro palante; lo que como me lo gano con el lomo.”

Este tema no es una broma porque durante cuatro años se quitaron la vida 19 empleados de France Telecom, la mayor teleoperadora francesa, y echaron la culpa a la empresa en el que se ha convertido en uno de los casos de acoso laboral más sonados de Europa.

ACOSO LABORAL

El acoso laboral campa a sus anchas en el mundo del trabajo, pero se silencia casi siempre por miedo a perder el empleo. El acoso laboral es una práctica ejercida en el ámbito del trabajo, que consiste en someter a un empleado a presión psicológica para provocar su marginación, y que produce el “síndrome del trabajador quemado”.

El acoso laboral es tanto la acción de un hostigador o varios hostigadores conducente a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador afectado hacia su trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador. Si te quejas demasiado, no te preocupes, porque siempre habrá otro trabajador más necesitado que tú, dispuesto a besarle los pies al jefe como si fuera un guru de la India.

Esta persona o grupo de personas reciben una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles, dentro o fuera del trabajo, por parte de grupos sociales externos, de sus compañeros, de sus subalternos o de sus superiores.

Dicha violencia psicológica se produce de forma sistemática y recurrente durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y al mismo tiempo en ocasiones se añaden accidentes ‘fortuitos’ y hasta agresiones físicas, en los casos más graves. Una situación de acoso muy prolongada en el tiempo, además de enfermedades o problemas psicológicos, puede desembocar, en situaciones extremas, como el suicidio de la víctima.

UN SUEÑO LÚCIDO

Esta reflexión es el fruto de un sueño que he tenido esta noche, en donde me veía trabajando y rebelándome contra mis condiciones laborales, pero mi voz de protesta se ahogaba, no me salía, y nadie me escuchaba a pesar de que mi denuncia era absolutamente evidente.

  1. Ser currante significa tener un jefe que te perdona la vida todos los días a cambio de un trabajo a destajo por un salario de miseria.
  2. Ser currante significa observar cómo todo el mundo le hace la pelota al jefe, aunque sea un tirano despreciable.
  3. Ser currante significa quemar tu juventud trabajando como una máquina, a costa de tu salud, sin que nadie te lo agradezca.
  4. Ser currante significa observar cómo hay compañeros ‘trepas’ que no tienen escrúpulos en pisar a los demás para subir de categoría laboral.
  5. Ser currante significa tener que agachar la cabeza cuando recibes órdenes absurdas para no perder el trabajo.
  6. Ser currante significa que te pregunten a qué hora has entrado hoy, pero nunca te pregunten a qué hora saliste ayer.
  7. Ser currante significa trabajar el doble de horas de las que te pagan, y no poder quejarte.
  8. Ser currante significa hacer el trabajo de varios empleados para ahorrar dinero a la empresa.
  9. Ser currante significa tener más responsabilidades de las que corresponden a tu categoría laboral para pagarte menos.
  10. Ser currante significa no poder defender tus derechos laborales para no perder tu trabajo.
  11. Ser currante significa que te compren el abogado si te metes en pleitos para ahorrarse la indemnización.
  12. Ser currante significa recibir consejos estúpidos de tu jefe que no tiene ni idea de tus problemas laborales.
  13. Ser currante significa asistir a reuniones de trabajo absurdas, para imponer miedo a los trabajadores, y salir con los pies calientes y la cabeza fría.
  14. Ser currante significa vivir dentro de una dictadura laboral, aunque en la calle exista una democracia en teoría.
  15. Ser currante significa observar que tu jefe llega tarde al trabajo, si es que llega, mientras que a tí te exige una disciplina prusiana.
  16. Ser currante significa observar cómo tus jefes ganan sueldos millonarios a cambio de tocarse las narices, mientras que tú recibes migajas a costa de romperte la espalda.
  17. Ser currante significa ver que tu jefe llega acompañado de una bella mujer mientras que a tí te toca bailar con la más fea, si es que te queda tiempo o dinero para atenderla.
  18. Ser currante significa llegar con cara de sueño todos los días al trabajo por falta de tiempo para descansar.
  19. Ser currante significa tener que doparse con cafeína todos los días para poder rendir lo que te exigen.
  20. Ser currante significa ser un esclavo sin látigo, pero con achaques físicos a causa del estrés.
  21. Ser currante significa dormir mal pensando en la pesadilla laboral del día siguiente.
  22. Ser currante significa no poder ahorrar nada, porque todo se va en gastos diarios.
  23. Ser currante significa pasarse toda la vida soñando con el día de la jubilación.
  24. Ser currante significa hacerte más consciente del sufrimiento de la humanidad.

Es posible que les resulte familiar todo lo que he contado, que es una síntesis de mi experiencia laboral, muy semejante a la de muchas otras personas. Ésta es una razón más para rebelarse contra el sistema económico de relaciones laborales miserables basado en la humillación del trabajador, y desear un cambio del sistema financiero mundial. Despertar no es vivir entre nubes de algodón, sino hacerse plenamente consciente de todo el mal que existe, y de todas las injusticias que se cometen en el mundo.

El autor de este vídeo de dominio público es Licenciado en Periodismo, con cuarenta años de experiencia, y Oficial de Aviación Reservista Honorífico, entre trece titulaciones, pero no es Locutor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.