Los socialistas recuerdan que la obra que dará una solución definitiva a la Balsa es competencia de Rajoy, que lleva “cinco años escurriendo el bulto”.

Los diputados nacionales del PSOE de Almería, Sonia Ferrer y Juan Jiménez, van a instar al Gobierno central a que incluya en los Presupuestos Generales del Estado de 2017 el dinero necesario para iniciar la construcción del túnel de desagüe de la Balsa del Sapo. Así se lo han trasladado los diputados socialistas al portavoz de la asociación ‘Cañada de las Norias’, Juan Bartolomé Escobar, en el transcurso de la reunión que han mantenido en la sede provincial socialista y en la que también ha participado el concejal del PSOE ejidense Juan José Callejón.

Sonia Ferrer ha recordado que la obra que dará una solución definitiva a las inundaciones periódicas que se producen en el entorno de la Balsa “es competencia del Gobierno central, que lleva cinco años escurriendo el bulto”, según ha lamentado. En concreto, Ferrer ha explicado que, en estos cinco años, “lo único que ha hecho Rajoy ha sido presupuestar para el túnel de desagüe cantidades ridículas, como 85.000 euros, que además nunca llegaban a gastarse; hasta que en 2016 terminó perdiendo la vergüenza y directamente quitó la obra de los Presupuestos”.

Los socialistas recuerdan que la obra que dará una solución definitiva a la Balsa es competencia de Rajoy, que lleva “cinco años escurriendo el bulto”.

Durante este tiempo, el Grupo Parlamentario del PSOE de Almería ha presentado cada año enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado, para reclamar “una partida digna, de entre 4 y 5 millones, que permitiera iniciar las obras”, aunque “el Partido Popular ha rechazado esas peticiones de manera sistemática”, lo que, a su juicio, demuestra que “el compromiso del PP con los afectados es nulo”.

Una obra de interés general

Por su parte, el concejal ejidense Juan José Callejón ha recordado que la última actuación que se ha llevado a cabo para mitigar las inundaciones de la Balsa del Sapo la realizó la Junta de Andalucía en el año 2013, cuando puso en marcha un segundo sistema de impulsión de aguas, que elevó la capacidad de evacuación a 680 litros por segundo. “Esta medida provisional ha permitido mantener la lámina de agua en cotas de seguridad, pero para solucionar el problema de manera definitiva, sigue siendo necesario que el Gobierno central acometa el túnel de desagüe que tiene la obligación de construir, dado que, en 1998, declaró esta obra de interés general”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here