Medidas para reducir la explotación laboral

Desde la Asociación Víctimas del Paro solicitamos, a los gobernantes y a los organismos e instituciones correspondientes, que tomen medidas para acabar con las situaciones de explotación obrera y de contrataciones irregulares por parte de algunos empresarios que hacen trabajar mas horas de lo legal, que contratan trabajadores con contratos parciales o a media jornada y los hacen trabajar mas horas y que pagan menos de lo que corresponde por contrato o convenio e incluso hay explotadores tan sinvergüenzas que, al rubricar el contrato, hacen firmar el finiquito y renunciar a pagas extras y otros derechos del trabajador….

Tal vez (aquí queda la propuesta) se debería castigar mas severamente en el código civil o penal a aqullos empresarios que se aprovechan de las necesidades de los trabajadores para obligarles a que acepten condiciones indignas e inhumanas o que fomenten la economía sumergida que tanto perjudica a autónomos, Pymes y a las arcas del Estado.

La lucha contra la explotación laboral y los empresarios que se aprovechan de la necesidad de los desempleados es uno de nuestros  principales objetivos.

Para acabar con esa lacra, o al menos reducirla, tenemos una serie de propuestas a disposición de aquellos partidos y gobernantes que quieran ponerlas en marcha:
– Garantizar ingresos a todas las personas desempleadas para que de esta manera puedan denunciar con más facilidad ofertas de trabajo en condiciones de explotación laboral, incumplimientos de contrato… .
Muchos trabajadores no se atreven a denunciar porque si lo hacen se quedan sin trabajo y sin ingresos.
Proponemos que se proteja a las «Víctimas de Explotación o Maltrato laboral» indistintamente del sexo de la persona trabajadora.

– Implantar un sistema informático que permita y obligue al empresario a comunicar a la Seguridad Social, de forma inmediata, el alta o baja de cualquier trabajador para evitar que se tenga al trabajador días, y ni siquiera horas, sin comunicar la nueva contratación. Así se evitaría, ante una inspección laboral, esa excusa tan socorrida de: «Empezó a trabajar hoy de forma urgente y no dio tiempo a hacerle el contrato».

– Más inspecciones laborales, y por sorpresa, que hasta pocos minutos antes ni los propios inspectores sepan el lugar exacto donde se va a realizar la inspección (de esta forma se evitarían posibles chivatazos a empresarios amigos). Si es necesario se debería crear un cuerpo especial de inspectores.

– Crear la Agencia Estatal contra la Economia Sumergida, un conjunto de personas para detectar casos de economía sumergida y ofertas fraudulentas en medios de comunicación, redes sociales…

Por falta de personas desempleadas no será que no se puedan ampliar esas plantillas para combatir la explotación laboral, la economía sumergida, el fraude… .

Con estas medidas igual no se acababa con esos problemas pero estamos seguros que si se reduciría el número de casos.

Dejar respuesta