La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha anunciado en el Parlamento que el Gobierno andaluz ya tiene en marcha el estudio informativo para la construcción de una nueva vía que mejore la conexión entre el puerto de Garrucha (Almería) y la A-7. La consejera ha destacado  la ejecución de esta carretera está recogida en el nuevo Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad de Andalucía, PITMA y que su ejecución irá de la mano de la ampliación del puerto. “Este estudio propondrá la solución más idónea y podremos disponer de él a principios de 2022”, ha informado la consejera.

 

Durante su intervención en la Comisión de Fomento, Marifrán Carazo ha subrayado que el puerto de Garrucha es la única instalación autonómica con tráfico comercial de mercancías relevante, con un importante movimiento de yeso que lo sitúa entre los principales puertos graneleros de España. El incremento de la actividad de las instalaciones portuarias “se refleja en el importante flujo de tráfico pesado de miles de camiones diarios que conviven con las actividades turísticas, náuticas y deportivas. Y por ello es necesario mejorar la conexión del puerto con la construcción de una nueva carretera que conecte con la autovía A-7”.

 

La consejera ha recordado que esta conexión formaba parte del estudio informativo del eje viario del Levante Almeriense, contemplado en el Plan de Ordenación del Territorio del Levante Almeriense aprobado por los gobiernos socialistas. “Sin embargo en 2011, hace una década, tras el estudio informativo, se abandonó por falta de disponibilidad presupuestaria”, ha destacado.

Marifrán Carazo ha señalado que  el nuevo Gobierno además de incluir la nueva carretera en el PITMA ha dado ya los primeros pasos para hacer posible el proyecto con la redacción de un estudio informativo iniciado en mayo sobre una nueva propuesta de trazado de esta vía que tendría doble calzada y 8,1 kilómetros de longitud.

La consejera ha destacado que “la ejecución del proyecto irá de la mano de la ampliación del Puerto de Garrucha, de cara a absorber el elevado tráfico de camiones que previsiblemente generará y que actualmente circula por la A-370”.

La ampliación del puerto de Garrucha es objeto de un estudio adjudicado a finales del pasado año por la Consejería de Fomento que busca determinar las posibilidades crecimiento de estas instalaciones en base al cumplimiento de condiciones de sostenibilidad social, medioambiental y económica. Se atiende así la demanda de los agentes económicos que operan en el levante almerienese que reclaman, desde hace años, la ampliación de las condiciones operativas del puerto de Garrucha para poder dar salida directa desde este recinto a sus productos. La iniciativa tendría un efecto indirecto positivo muy importante en el sector primario de la minería del levante almeriense así como en la generación de empleo en la zona.

El tráfico marítimo del puerto comercial de Garrucha responde prácticamente en su totalidad a la tipología de granel sólido, correspondiéndose con la carga de yeso natural procedente de las canteras de Sorbas, situadas a 30 kilómetros del puerto. En los últimos años se están realizando además carga de caliza, puzolanas, mármol triturado y gravilla. En 2020 registró un incremento del 6,38 por ciento en el tráfico de mercancías con respecto a 2019 a pesar de la crisis del Covid-19, registrando además en septiembre un récord histórico en tráfico de mercancías con 733.781 toneladas de graneles sólidos cargados, frente a las 558.738 toneladas de septiembre de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here