La concejala de Sostenibilidad propone al grupo municipal de Podemos y al catedrático Calaforra “que aporten alternativas y no sólo críticas” para proteger los pozos de Bernal y garantizar el agua a los ciudadanos.

La concejala delegada del Área de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, ha aclarado este lunes que la planta desaladora de Almería cuenta con la autorización medioambiental correspondiente para ser explotada al cien por cien de su capacidad. Ha asegurado, además, que todos los estudios de impacto medioambiental relacionados con esta planta excluyen problemas para el subsuelo de la zona y los acuíferos del Bajo Andarax. “Es más, el Ayuntamiento cuenta con un informe nuevo redactado por la Universidad de Almería (UAL) y el Servicio Geológico de Israel que determina que el uso de la desaladora incluso ofrece un impacto positivo sobre los acuíferos aguas arriba, es decir, sobre los de Bajo Andarax”, ha indicado.

 

Cobos quiere, con sus palabras, dar “tranquilidad” a los almerienses y también a los regantes porque la ampliación de uso de la desaladora, que, matiza, “no va a ser del cien por cien”, no perjudica medioambientalmente el subsuelo. “Es una solución” señala- “que no requiere de más informes ambientales y es, además, la única fórmula que permite asegurar los Pozos de Bernal como fuente de agua para buena parte de Almería, mientras llega la conducción (tubería que hace la Junta de Andalucía) que permitirá mezclar agua de pozo con agua desalada y llegar a todos los puntos del término municipal con la misma agua. Una apuesta que garantiza que ningún barrio pueda quedarse puntualmente sin el recurso hídrico”, insiste.

Dónde están las alternativas

Así lo ha planteado la concejala de Sostenibilidad Ambiental, que ha propuesto al grupo municipal de Podemos, crítico con esta propuesta del Equipo de Gobierno, y al catedrático de la UAL José María Calaforra, que asesora a ese grupo político, “que den alternativas de cara a garantizar el abastecimiento de agua a toda la ciudad y hacerlo, además, preservando los acuíferos y el impacto medioambiental”. “Hasta ahora, sólo he oído sus críticas y reproches, pero alternativas, ninguna”, subraya Margarita Cobos.

 

La responsable municipal ha explicado también el porqué de la tarifa única de agua para todos los almerienses, independientemente de si reciben agua de pozo o agua desalada. A este respecto, Cobos se acoge a la prestación patrimonial (igual que sucede con otros muchos servicios) que determina lo que cuesta el abastecimiento de agua, independientemente de que sea más costoso llevarla a un barrio o a otro. “Al igual que en otros servicios municipales, los costes se unifican y, entre todos, se saca una tasa”, dice.

 

Además, hace hincapié en que “el agua de pozo no es mala”, pero sí justifica la necesidad de actuar ahora y preservarla al mínimo porque si no, se va a agotar este recurso y habrá barriadas que no tengan agua antes de que la Junta de Andalucía termine la tubería que, con una inversión de más de 14 millones de euros, va a permitir llevar la misma agua (mezcla de desalada y de pozo) a todos los almerienses. Esto es posible, insiste, porque la Junta ha apostado por Almería y le va a ofrecer una “conducción vital, de primera necesidad y muy positiva” de cara a preservar medioambientalmente los acuíferos y para cerrar el ciclo del agua en la ciudad.

 

Por lo pronto, la tubería, con los proyectos ya listos, está en fase de licitación de obra, recuerda Cobos, que, por otra parte, insiste en que la puesta en marcha de nuevos bastidores para incrementar la capacidad de agua desalada no es algo nuevo. En 2007, y ante el riesgo de los regantes de quedarse sin agua para los cultivos, ya se amplió la capacidad y no hubo necesidad de solicitar informe ambiental alguno puesto que, insiste, “Almería tiene autorización de la Delegación de Medio Ambiente y de la Consejería de Medio Ambiente (ahora Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible), para poder utilizar la desaladora al cien por cien de su capacidad”. “Algo, que no va a suceder ni siquiera ahora porque no hace falta”, aclara.

 

De cualquier modo, la concejala de Sostenibilidad entiende que el Equipo de Gobierno ha de ofrecer la máxima transparencia y tranquilidad a los almerienses, a los regantes y a quienes puedan tener cualquier duda sobre el tema del agua. Por este motivo, invita a solicitar información “que desde el área se dará a quien la pida porque lo importante es ofrecer tranquilidad”.

 

La propuesta de Margarita Cobos pasa “por reducir la extracción de agua de los pozos del Poniente y suplirla con un incremento de agua desalada. Cierto que, por ahora, unos barrios recibirán agua desalada y otros de acuífero, pero con esta medida se asegura el recurso, y en dos años todos los almerienses (una vez esté lista la tubería de la Junta de Andalucía) tendrán la misma agua y los pozos estarán saneados por si hiciera falta utilizarlos”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.