Hoy quisiera contarte que me siento fuera de mi ser. Razón y sentimientos ajenos al cuerpo.
La razón esgrime todo su armamento protegiendo los sentimientos
Quién dijo que soñar es gratis?
Los sentimientos se confrontan en un choque brutal.pensamientos positivos y negativos, en las tórridas arenas del desierto.
La fe se convierte en quimera.
Compromisos, para unos ley, para otros meras servilletas que desechar. La decisión está tomada por la palabra dada. No hay júbilo, sencillamente la tabla de salvación ante una vida insulsa y anodina en las profundidades más oscuras. Ante esta tesis soy consciente de lo afortunada que soy y esos calificativos se evaporan lentamente, como el vapor del te, dejando un aroma a hierbabuena.
Recupero progresivamente mi alma y se calma la razón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here