Inicio Deportes La utilización del carril-bici por los peatones provoca controversia

La utilización del carril-bici por los peatones provoca controversia

87
0
0640,0,0,0,364,256,384,2,2,197,53,1,0,256

Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas

Hace unos días, el Ayuntamiento de Almería aprueba en Junta de Gobierno la nueva Ordenanza de Circulación de Ciclistas.

Proyecto-de-ordenanza-de-circulacion-de-ciclistas-de-la-ciudad-de-Almeria

Zonas de circulación
Las bicicletas circularán por la calzada. Cuando exista algún tipo de vía ciclista, circularán preferiblemente por ella, pudiendo utilizar la calzada siempre que no circulen a una velocidad anormalmente reducida, o no transporten un menor de siete años en una silla, remolque o semiremolque. En las calzadas en las que no exista vía ciclista, las bicicletas pueden circular a velocidad anormalmente reducida. Las bicicletas podrán circular por las zonas 30, especialmente por las ciclocalles y las zonas residenciales, salvo prohibición expresa.  Cuando se efectúe un cruce de calzada, siempre que no existan pasos específicos para bicicletas, los ciclistas podrán utilizar los pasos de peatones, en los cuales tendrán prioridad sobre los vehículos a motor aunque deberán ceder, en todo caso, el paso a los peatones.

Circulación en calzada
En la calzada, las bicicletas circularán preferiblemente por el carril de la derecha, pudiendo ocupar la parte central de éste. De existir carriles reservados a otros vehículos circularán por el carril contiguo al reservado en las mismas condiciones. Del mismo modo podrán circular por el carril de la izquierda, cuando las características de la vía no permitan hacerlo por el carril de la derecha o por tener que girar a la izquierda. Está prohibida la circulación de bicicletas en el carril reservado para el transporte público. Todo conductor de vehículo automóvil que se proponga realizar un adelantamiento a un ciclo o bicicleta, o conjunto de ellos, deberá realizarlo ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario, en su caso, de la calzada y guardando una anchura de seguridad de al menos 1,5 metros. Queda expresamente prohibido adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas que circulen en sentido contrario, incluso si estos ciclistas circulan por el arcén. Queda prohibido el adelantamiento por un vehículo a motor a bicicletas en vías de sentido único y calzadas de un sólo carril, excepto motocicletas, siempre y cuando respeten una separación lateral mínima de 1,50 metros.

Prioridades
Los conductores de bicicletas tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor:

  1. Cuando circulen por un carril-bici, paso para ciclistas, paso de peatones cuando no existan paso para ciclistas, o arcén debidamente señalizados.
  2. Cuando para entrar en otra vía el vehículo de motor gire a derecha o izquierda, en los supuestos permitidos, y haya un ciclista en sus proximidades.
  3. Cuando circulando en grupo, el primero haya iniciado ya el cruce o haya entrado en una glorieta.
  4. En todas las calzadas de las zonas de prioridad peatonal en las que se permita el acceso de vehículos a motor.

En los demás casos serán aplicables las normas generales sobre prioridad de paso entre vehículos establecidos en el Reglamento General de Circulación.

Los ciclistas tendrán prioridad sobre los peatones cuando circulen por las vías ciclistas (pista bici, carril bici, carril bici protegido y acera bici). En los cruces y pasos de peatones la prioridad se rige por la señalización y normativa generales sobre Circulación y Tráfico.

Independientemente de que los ciclistas tengan o no la prioridad, deberán respetar siempre la señalización general y la normativa sobre Circulación y Tráfico, así como aquella otra que se pueda establecer expresamente al efecto por las autoridades municipales con competencia en la materia. Aún cuando no se haya señalizado una zona avanzada de espera específica para los ciclistas, éstos podrán, sin incomodar en ningún caso el paso de los peatones, adelantarse a los pasos de peatones y esperar la luz verde del semáforo o, en caso de no existir éste, cruzar la intersección cuando sea posible.

Prohibiciones
De conformidad con el Reglamento General de Circulación:

  • No se podrá conducir una bicicleta, ni ningún otro vehículo, utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido.
  • No se podrá conducir una bicicleta, ni ningún otro vehículo, utilizando manualmente el teléfono móvil o cualquier otro dispositivo incompatible con la obligatoria atención permanente a la conducción.
  • Los ciclistas, en lo que se refiere a conducir habiendo consumido bebidas alcohólicas, estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas, tienen las mismas obligaciones y restricciones que el resto de conductores.

Visibilidad
Las bicicletas o los ciclistas que las conducen deberán ser visibles en todo momento y estarán dotadas de elementos reflectantes homologados. Cuando circulen por la noche o en condiciones de baja visibilidad deberán disponer de luces y/o reflectantes, que las hagan suficientemente visibles para todos los usuarios de la vía pública.

Si se circula por entre la puesta y la salida del sol, o a cualquier hora del día en los túneles y demás tramos de vía afectados por la señal “túnel” o cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, deberán disponer y llevar encendido el alumbrado, que se compone de los siguientes dispositivos:

  • En la parte delantera una luz de posición de color blanco.
  • En la parte trasera una luz de posición de color rojo y un catadióptrico.

EL REGISTRO DE BICICLETAS
El Ayuntamiento podrá crear un registro de bicicletas, de inscripción voluntaria, con la finalidad de evitar los robos o extravíos de las mismas.

Podrán registrar sus bicicletas las personas mayores de catorce años, aportando los siguientes datos:

Nombre y apellidos del titular.

  • Domicilio y teléfono de contacto.
  • Número del documento de identidad.
  • Número de bastidor de la bicicleta, en caso de que se disponga del mismo.
  • Marca, modelo y color de la bicicleta.
  • Características singulares.

http://www.dgt.es/PEVI/documentos/catalogo_recursos/didacticos/did_adultas/aprendizaje_peatonII.pdf

¿Es siempre obligatorio circular por el carril bici?

El carril bici, en el caso de existir, será la vía preferente para utilizar la bicicleta en nuestros desplazamientos. Esto, que parece una afirmación sencilla, provoca muchas dudas y discusiones en todos los ámbitos, derivadas en parte del propio Reglamento de Circulación, derivadas en parte de las particularidades de cada municipio y del propio carril bici. Además, entra muchas veces la interpretación personal de cada ciclista. Por eso nos preguntamos, ¿es siempre obligatorio usar el carril bici? Veamos el caso concreto de España.

La respuesta corta es que hay que usar el carril bici siempre que sea posible. Esto significa que, en presencia de carril bici, en general es obligatorio que los ciclistas lo utilicen. Exista señal o no, el carril bici debe ser el carril natural para las bicicletas (como su propio nombre sugiere, por otro lado).

Ahora bien, a veces existe distancia entre la teoría plasmada en el Reglamento de Circulación y la realidad física del carril. Dependerá del estado de conservación del mismo y de la idoneidad de su trazado, o mejor dicho, de si está bien o mal diseñado.

Existen muchos ejemplos de carriles bici con farolas o árboles en medio de su trazado, carriles sin salida o continuidad y otros casos que, para el ciclista, no son simples incomodidades, sino impedimentos para utilizar estas vías.

NORMAS DE CIRCULACIÓN PARA BICICLETAS EN ZONA ACERABICI DEL PASEO MARÍTIMO DE ALMERÍA.

Las normas en la zona en la que está permitida la circulación de bicicletas entre San Miguel y el inicio del carrilbici del Palmeral son:

– Las bicicletas solo podrán circular en la zona situada entre las dos líneas continuas marcadas interiormente con el logo de la bici. En esta zona delimitada EL PEATÓN TAMBIÉN TIENE PREFERENCIA DE PASO SOBRE LA BICICLETA. Vease foto.

– ESTO NO ES UN CARRILBICI Y POR TANTO LA BICI NO TIENE PREFERENCIA ALGUNA SOBRE EL PEATÓN. Nunca fue concebido como un carrilbici por los responsables de su diseño.

– En la zona en la que está permitida la circulación de bicicletas, LA VELOCIDAD MÁXIMA PERMITIDA PARA LAS BICIS ES DE 10 KM/H.

– Las bicicletas que circulen fuera de este zona entre líneas continuas podrán ser sancionadas, al igual que sucedía antes de la definición de esta “zona de circulación de bicicletas permitida” en todo el Paseo Marítimo.

Os rogamos cumpláis estas normas de circulación para las bicis e informéis a vuestro conocidos de las mismas. Se ruega que las compartáis en vuestros perfiles de Facebook para que pueda llegar a más gente.

Desde Alpedal estamos trabajando para que la señalización vertical sea ampliada por el Ayuntamiento informando de una forma precisa de las normas de coexistencia peatón-ciclista de la zona. Por desgracia en este momento es imposible saber cuales son las reglas de juego.

Pedimos máximo respeto hacia el peatón, como siempre, y si necesitamos ir más rápido emplear la Avda. de Cabo de Gata.

Muchas gracias

El Reglamento de Circulación en España, ¿qué dice?

Veamos el artículo 36:

Los conductores de vehículos de tracción animal, vehículos especiales con masa máxima autorizada no superior a 3.500 kilogramos, ciclos, ciclomotores, vehículos para personas de movilidad reducida o vehículos en seguimiento de ciclistas, en el caso de que no exista vía o parte de ella que les esté especialmente destinada, circularán por el arcén de su derecha, si fuera transitable y suficiente para cada uno de éstos, y, si no lo fuera, utilizarán la parte imprescindible de la calzada.

Traduciendo, los ciclos (bicicletas) circularán por el arcén de su derecha, si es posible, y si no utilizarán la parte imprescindible de la calzada, a menos que exista una vía destinada para ellos. La cosa quedaría clara así, porque del texto se deriva que, si existe una vía dedicada a las bicis (carril bici), estas deberán utilizarla obligatoriamente. El problema es que esa palabra explícita (obligación) no aparece en el texto.

Otro problema derivado es que los diferentes municipios pueden regular el carril bici casi de manera autónoma, obligando su uso con o sin señales, o bien dejándolo a la elección del ciclista. El resultado es la confusión: algunos ayuntamientos pueden utilizar la señal R-407 (obligatoriedad de uso del carril bici) o la S-35 (recomendación informativa).

¿Conclusión?

El uso del carril bici es obligatorio según el Reglamento de Circulación porque así lo afirma el artículo 36. Se le puede dar vueltas y utilizar la retórica, pero la afirmación es clara: los ciclos circularán por la calzada o arcén a menos que exista un carril bici. Luego, si existe un carril bici, deben circular por él.

Dependiendo del municipio, habría que estudiar cada caso y conocer el reglamento particular sobre la obligatoriedad o no de su uso. Y en el caso de carriles bici deslucidos, estropeados o con elementos peligrosos o que obstaculicen la marcha, habría que denunciarlo al organismo correspondiente utilizando los medios al alcance.

Ciclista contra corredor: ¿es posible la convivencia? (Alberto Barrantes | @AlbBarrantes)

Son probablemente los dos grupos de deportistas más numerosos que pueblan nuestras calles, caminos y carreteras y en muchas ocasiones ‘chocan’ a la hora de practicar sus respectivos deportes. ¿Es posible la convivencia ‘pacífica’ entre’ ciclistas y corredores?

Ciclista vs corredor
Ciclista vs corredor | ivanmarn en freepic

Más de una vez y de dos, cuando he salido a correr he tenido algún que otro encontronazo con algún ciclista, ya haya sido en un camino, en una vía verde o simplemente por la calle. ¿De quién ha sido la culpa? Pues a veces mía y otras veces del compañero que montaba en bici.

Antes de continuar tengo que advertiros de que yo soy corredor y que intentaré que este post sea lo más objetivo posible, espero conseguirlo. Creo que tanto corredores como ciclistas somos conscientes de que nuestra relación es francamente mejorable pero, ¿es posible? Yo creo que sí lo es.

Mi experiencia personal me hace pensar que cada ‘grupo’ nos creemos en muchas ocasiones los ‘reyes’ del camino. Que allá por donde transitamos es nuestro dominio y que todo debe girar en torno a nosotros y nuestras necesidades como deportistas. Pero nos olvidamos que compartimos estos entornos con otros usuarios y eso es un grave error.

A muchos corredores nos gusta correr con nuestros amigos e ir de charleta animada o simplemente ir en grupo ocupando gran parte de los caminos. A veces también ocupamos espacios que están destinados ‘principalmente’ para ciclistas, como puede ser los ‘carril-bici’. A veces también creemos que las calles son nuestras pista de atletismo y corremos por ellas sin pensar en que hay más usuarios que hacen uso de ellas.

Numerosos ciclistas hacen de los caminos sus ‘carreteras’ particulares. Aceleran y van a velocidades que pueden provocar accidentes en caso de encontrarse con algún peatón, ya vaya andando o corriendo. Además en muchas ocasiones no son conscientes que otras personas pueden utilizar sus ‘carriles’ para su propio disfrute y eso parece que les molesta.

¿Es tan difícil llegar a una convivencia? Yo creo que no, que es bastante fácil y que sólo hace falta un poco de empatía y respeto por parte de ambos colectivos (bueno, puede que no sea tan fácil). Ponerse en el lugar del otro, pensar que además de nosotros mismos hay más personas que tienen el derecho de poder transitar y utilizar el lugar por el que yo estoy practicando el deporte que más me gusta.

De este modo nos evitaríamos encontronazos incómodos, accidentes que pueden a llegar a ser muy dolorosos, enfrentamientos, insultos y situaciones que dicen mucho de lo poco solidarios que somos en ocasiones con nuestros semejantes. ¿Qué nos cuesta no ocupar todo el ancho de un camino? ¿Qué os cuesta no creeros ‘Peto’ Sagan y no ir a todo lo que dan vuestras piernas poniendo en riesgo a peatones? ¿Por qué no pensar un poco en los demás? Al fin y al cabo somos deportistas todos (o casi deportistas) que disfrutan de una pasión, distinta una de la otra pero pasión al fin y al cabo.

Respetemos y seremos respetados. No podemos pensar en que el respeto y la comprensión hacia uno va en una sola dirección. Hay que poner de nuestra parte primero para que los ‘otros’ pongan de la suya. Estoy convencido de que hay muchas más cosas que nos unen que las que nos separan así que hagamos un esfuerzo por convivir sin malas caras, aspavientos e insultos. Es mejor levantar la mano, saludarnos y sonreír a otra persona que como tú, disfruta de un deporte (sea cual sea).

Así que os pongo deberes para este verano, ya seas corredor o ciclista, saluda cuando te cruces con uno u otro, seguro que una sonrisa no te costará nada y hará que te sientas mucho mejor. Dejemos de vernos como enemigos, somos compañeros y como tal deberíamos comportarnos.

Diferentes colectivos ciclistas se enfrentan en las redes sobre la adecuación o no de los carriles bicis para fomentar el ciclismo en las ciudades.

Recientemente se puede detectar en las redes sociales (especialmente en Twitter) debates, más o menos enconados, sobre el uso de los carriles bici. Hace unas semanas, un usuario colgó un vídeo de cómo circulaba en Madrid en bici por la calzada. A su lado la vía ciclista, vacía. En Madrid no es obligatorio circular por los carriles bici. En el vídeo, se entiende que esto provoca que varios conductores increpen al ciclista y lo manden a pedalear al carril bici…

Más recientemente hemos sabido de un caso en Sevilla (donde sí es obligatorio el uso de los carriles bici) en el que el Ayuntamiento deniega una indemnización a un ciclista que se había caído a causa de un socavón en la calzada (https://www.diariodesevilla.es/sevilla/caida-ciclista-Sevilla-Urbanismo-deniega-indemnizacion-fuera-carril-bici_0_1346565542.html). Entre los argumentos para rechazar la reclamación del ciclista se dice que se cayó por no circular lo más pegado a la derecha, “según le correspondía por su tipo de vehículo, o simplemente por no usar los carriles bici paralelos” –se entiende que esos carriles bicis no estaban en la misma calle, sino cercanos a ella–. También es importante señalar que en algunas ciudades se recomienda que el ciclista use el centro del carril (o calzada) para hacerse más visible y para “ocupar” esa vía como un vehículo más.

La polémica se cierne pues en si el uso de los carriles bici, e incluso la proliferación de estos, son un elemento deseable y favorecedor del ciclismo seguro en las ciudades. Ligado a esto está la obligatoriedad o no de su uso, si se circula en bicicleta. Quienes están a favor de los carriles bici aseguran que es la manera más segura, propia y adecuada para circular en bicicleta por la ciudad. Incluso, se entiende, aunque ese carril bici esté pintado sobre una acera.

Para los contrarios a esta práctica, no es que estén en contra del carril bici, sino que matizan bastante su adecuación. Aseguran que el carril bici no deja de ser una especie de “espacio reservado” para sacar a las bicis de las calzadas y dejarlas en exclusiva para los coches, que esto es precisamente lo que se debería tratar remediar al promocionar las bicis en la ciudad: más bicis, menos coches. Y ponen como ejemplo el uso de la bici en muchas ciudades del norte de Europa. La premisa es que si se quiere pacificar el tráfico a motor en las ciudades no se debería limitar el uso de la bici a los carriles bici, sino tratarla como un vehículo más y hacer, por ejemplo, más calles limitadas a 30 km/h.

También aducen que muchos carriles bicis se diseñan sin sentido alguno, “no van a ninguna parte”, están llenos de obstáculos que los hacen peligrosos o se encuentran a muchos peatones o “runners” por ellos.

La polémica se ve incentivada, quizás, porque en España cada ciudad es libre de reglamentar el uso de la bicicleta según le convenga. Con lo cual, las normas de uso obligatorio o no de los carriles bicis depende de los respectivos ayuntamientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web hace uso de cookies para una mejor experiencia del usuario. Al navegar por nuestra web, entendemos que acepta los términos. Si necesita más información    Ver Política de cookies