Reducir la huella hídrica en la producción para conseguir un mejor uso del agua, es uno de los compromisos de La Unión Corp., enmarcado en su estrategia de Liderazgo Sostenible y alineado con los ODS. Para evaluar los consumos de agua y mejorar con esto los procesos de producción, la compañía hortofrutícola ha contado con la experiencia de Ecoterrae

Los actuales ritmos de producción y consumo no garantizan la disponibilidad de agua en un futuro. Por eso, es de vital importancia que las instituciones, las empresas y todos los individuos tomen conciencia y actúen para que una gestión sostenible de este recurso, tan necesario como limitado, sea posible. Conceptos como la huella hídrica, indicador relacionado con el consumo que se hace del agua en cada una de las actividades productivas, se han convertido en herramientas de evaluación de gran utilidad en este contexto de cambio climático.

Fruto de su apuesta por la innovación y su responsabilidad con el medio ambiente, La Unión Corp. se ha comprometido a evaluar la huella hídrica que genera su actividad económica. Para el desarrollo de este proyecto, La Unión ha contado con el apoyo y la supervisión de Ecoterrae, consultora independiente especializada en sostenibilidad. Así, Ecoterrae será la encargada de analizar todos los consumos de agua directos e indirectos registrados por la empresa, (desde el cultivo en finca hasta su envasado para su distribución), con el fin de mejorar los procesos productivos y, al mismo tiempo, establecer acciones concretas encaminadas a minimizar el impacto medioambiental de su actividad.

Como miembro activo del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, La Unión consigue con la evaluación de su huella hídrica, centrar sus esfuerzos en el cumplimiento del ODS 6: garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todas las personas. El cumplimiento del ODS 12 también se garantiza de forma indirecta, ya que éste busca promover la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales, reducir la generación de residuos y el desperdicio de alimentos, y fomentar la gestión ecológicamente racional de los productos químicos. 

La huella hídrica de las empresas es el siguiente paso hacia el desarrollo sostenible. Pero este proyecto de La Unión se integra dentro de un sólido programa de sostenibilidad que abarca a la totalidad de la gestión corporativa, teniendo en consideración tanto los principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas España como los ODS, anteriormente mencionados. En este punto, La Unión asegura  encontrar nuevas oportunidades de negocio, mejorar la relación con sus grupos de interés y promover la innovación.


Acerca de La Unión Corp.:

La Unión ha pasado de ser una empresa familiar dedicada a la exportación de hortalizas a convertirse en un referente en el mundo de la comercialización de frutas y hortalizas y el primer comercializador de pepino del mundo. En la actualidad, La Unión cuenta con más de 400.000 toneladas comercializadas de productos hortofrutícolas en Europa, destinando más del 80% de esta producción a los mercados europeos. La empresa cuenta con 30 centros de operaciones repartidos entre Almería, Granada, Murcia y Málaga, 1.300 empleados y 3 laboratorios que realizan más de 64.000 analíticas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here