La unidad de Pediatría del Hospital La Inmaculada pone en marcha un programa de cribado de cardiopatías congénitas críticas

0
503
La técnica que se aplica a todos los recién nacidos está en marcha desde mitad de agosto.
La técnica que se aplica a todos los recién nacidos está en marcha desde mitad de agosto.

La Unidad de Gestión Clínica de Pediatría del Hospital La Inmaculada  ha puesto en marcha a mitad de agosto, un novedoso programa de cribado de cardiopatías congénitas críticas del que se beneficiarán todos los recién nacidos en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Almería.

La técnica consiste en la exploración clínica y realización de oximetría de pulso pre y post, es decir en mano derecha y alguno de los pies, en las primeras 24 horas de vida. El tiempo medio de realización de la prueba es de unos 5 minutos.

 

La incidencia de Defectos Cardíaco Congénitos Críticos ( DCCC) es de 2,3 niños por cada 1.000 recién nacidos y aproximadamente el 30% se diagnostican de forma tardía. Debido a la gravedad de los defectos cardiacos congénitos críticos, el diagnóstico precoz de los mismos  representa un reto para los profesionales, pues una vez que se presentan los síntomas,  el colapso circulatorio o la muerte del recién nacido,  pueden seguirlos de forma inminente.

 

Las actuaciones se enmarcan en el Plan Integral de Cardiopatías del Área Sanitaria que se marcó a principios de año como objetivo realizar un programa de cribado de estas cardiopatías, siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Neonatología. En dicho programa intervienen los pediatras y las enfermeras de tocoginecología y pediatría.

 

 

 

Los recién nacidos que no cumplen los criterios de cribado, son evaluados clínicamente, y en caso de estabilidad, se repite dicho cribado y posterior estudio ecocardiográfico, si el resultado persiste positivo.

 

De este modo, se pretende el cribado de Cardiopatías Congénitas Críticas en todos los niños del área, lo que representan un importante avance en su atención, y cuyos resultados serán evaluados al año de su puesta en marcha.

Dejar respuesta