Hay seis personas detenidas, acusadas de los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico 

Han sido intervenidas más de 1.200 plantas de marihuana en seis registros domiciliarios 

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Almería, un clan familiar dedicado al cultivo y posterior distribución de marihuana. En el operativo policial ha sido arrestadas seis personas, e intervenidas 1.252 plantas de marihuana.

Las vigilancias y seguimientos discretos se vinieron desarrollando desde el mes de junio. La Policía Nacional había centrado las pesquisas sobre dos inmuebles del barrio de Pescadería, uno de ellos propiedad de una entidad bancaria, y el otro propiedad municipal y gestionado por la Agencia de la Vivienda y Rehabilitación de Andalucía –AVRA-.

La investigación policial  destapó un entramado familiar con una estructura y jerarquía establecidas. Tres de los de los seis detenidos eran los propietarios de las plantaciones desmanteladas; una en la calle Buzo; otra en la calle Trinquete; y la tercera en un cortijo de la Cañada de San Urbano.

Otro de los arrestados, tenía encomendada la función de localizar los inmuebles idóneos para el establecimiento de los cultivos ilegales. Las otras dos personas, se encargaban de aportar los cuidados necesarios para la prosperidad de las plantas.

Tras el registro de seis inmuebles, la Policía Nacional en Almería intervino 1.252 plantas de marihuana que arrojaron un peso bruto de 190 kilos; 20 kilos de cogollos de marihuana; 162 lámparas; 162 bombillas; 163 transformadores; tres filtros de aire; 10 extractores de aire; una pistola de aire comprimido; 19 cartuchos sin percutir del calibre 38; 15 cartuchos sin percutir del calibre 30.60 correspondientes a un rifle winchester; y dos balanzas de precisión.

En el inmueble de la calle Buzo y durante el pasado mes de mayo, la Policía Nacional en Almería había desarrollado un operativo policial contra el cultivo de marihuana en el interior de inmuebles, procediendo al arresto del padre de uno de los detenidos, junto con otras cuatro personas más. En esa fecha, fueron intervenidas 535 plantas de marihuana, y más de 7.000 euros en efectivo.

Los arrestados, tres hombres y tres mujeres con edades comprendidas entre los 28 y 49 años de edad, han pasado a disposición judicial acusados de los delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, al contar los inmuebles con acometidas ilegales a la red eléctrica.

Audio:

 

Imágenes:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here