La Plataforma Local en Defensa del Sistema Público de Pensiones-Roquetas de Mar, hacemos nuestro el comunicado del MADPP (Movimiento Andaluz en Defensa de las Pensiones Públicas) que reproducimos:

Este 7 de abril “celebramos” el Día Internacional de la Salud. Lo hacemos en medio de una terrible pandemia por el corona virus covid-19. En nuestro país, la Marea Blanca lleva denunciando el abandono de la sanidad pública desde comienzos de la década que ahora termina.

    Sabemos que a partir de edades cercanas y posteriores a la de jubilación, el recurso a los servicios sanitarios se hace cada vez más intenso y necesario, debido a las enfermedades y problemas que acompañan a nuestra vida como consecuencia del envejecimiento. Por eso, nos ha afectado y sigue afectándonos de forma muy importante y a veces definitiva los recortes sanitarios.

    Tras diez años de recortes, España invierte en Sanidad el 5,9% de su PIB, mientras que en Europa se invierte el 7,5%. Esto provoca escasez de personal sanitario, como enfermeras (5,7 por cada mil habitantes en España, mientras que la media europea es de 8,5 y hay países como Noruega que tienen 17). Mientras España no llegaba a 5.000 camas de cuidados intensivos antes de la crisis, Alemania con menos del doble de población contaba con seis veces más camas para cuidados intensivos (28.000).

    A raíz de la epidemia del Ébola de 2014-2016, la ONU organizó un grupo de trabajo que, en septiembre de 2019, es decir, tres meses antes de los primeros casos del Covid-19 emitió un documento sobre preparación mundial para las emergencias sanitarias; y 10 años antes la Organización Mundial de la Salud pidió a los Gobiernos que establecieran Comisiones de Salud Pública que vigilaran entre otras cosas las epidemias. Se ha invertido menos del 10% de lo que se recomendaba.

    Como consecuencia, el problema que se vive en España o Italia, casualmente dos de los países más afectados por las medidas de austeridad, no es ni siquiera el número de muertos y enfermos, sino la incapacidad de controlar el virus. A pesar de todo ello, y sin apenas medios de autoprotección el personal sanitario está dando un ejemplo de entrega, como lo constata que España es el país con el mayor porcentaje de sanitarios contagiados.

    Con la pandemia que estamos viviendo esta celebración parece una ironía, pero nos sirve para recordarnos y homenajear a quienes llevan defendiendo la sanidad pública durante años y para exigirnos que no olvidemos en el futuro la NECESIDAD de contar con una SANIDAD, PÚBLICA, UNIVERSAL Y DE CALIDAD, preparada para preservar la salud de la población, que está por encima de los intereses del capital.

 Esta crisis debe suponer la rehabilitación del humanismo y de la relevancia de los Estados. Lo que entre todas y todos hemos de conseguirlo y superar la pandemia, por ello, ¡¡QUÉDATE EN CASA!!

Desde la plataforma local insistiendo en esta última consigna ¡¡QUÉDATE EN CASA!!como elemento central creemos necesario seguir apostando por una defensa activa de la sanidad pública y de calidad, y es por esto que llamamos a que los vecinos que así lo deseemos, el martes 7, colguemos de nuestras ventanas o balcones pancartas o batas blancas con consignas de apoyo a esta reivindicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here