La Plataforma Acuíferos Vivos y la Asociación Ecocidio del Río Aguas denuncian el “ecocidio” en el acuífero del río Aguas

0
193

La Corte Penal Internacional CPI también denominada Tribunal Penal Internacional es un Tribunal de Justicia con personalidad jurídica internacional regido por los términos que señala el Estatuto de Roma de 1998.

El próximo día 4 de diciembre la Plataforma Acuíferos Vivos y la Asociación Ecocidio del Río Aguas presentarán un documental en la Corte Penal Internacional de La Haya, para concienciar al Tribunal de la necesidad de criminalizar el ECOCIDIO e introducir este término en el Estatuto de Roma.

El documental sobre el Ecocidio del Río Aguas muestra la sobreexplotación que está sufriendo el acuífero y las consecuencias sociales y ambientales. Las causas de sobreexplotación residen en la explotación agroindustrial de casi diez millones de olivos plantados en el campo de Tabernas, la zona más desértica y con menos recursos hídricos de toda Europa. La sobreexplotación del acuífero ha hecho que cientos de personas emigren, abandonen sus pueblos debido a la falta de agua porque “si no hay agua, no hay vida, ni hay futuro…”. Pueblos como Góchar, Mayordomo, la Téjica, ya han sido vaciados como consecuencia del expolio del agua junto con la desaparición de manantiales vitales para conservación el medio ambiente y los usos agrícolas tradicionales.

Acuíferos Vivos espera que se corroboré la negligencia por parte de la Junta de Andalucía, por no limitar las concesiones de riego y sondeos en una zona totalmente deprimida hídricamente para la Junta quede obligada por la ley internacional a tomar medidas más activas y urgentes para restaurar la sostenibilidad social y ambiental de la comarca de Sorbas-.

David Dene, presidente de la Asociación Ecocidio de Rio Aguas presentará también otro ECOCIDIO que se está produciendo en Ecuador: la construcción de las presas de La Mina Mirador que pone en peligro toda la cuenca del Amazonas, con el vertido 390 millones de toneladas de residuos tóxicos. Ya hubo un vertido anterior de 34 millones de toneladas de desechos tóxicos que devastaron 670 km de vías fluviales vírgenes en 2015.

Ambos casos ya han sido presentados hace dos semanas en la Universidad de Vermont (EE. UU.) y en la Universidad McGill (de Canadá).

Dejar respuesta