La Junta forma a los nuevos docentes responsables de la organización de las bibliotecas escolares de sus centros educativos

0

La delegada territorial de Educación, Francisca Fernández, ha inaugurado una jornada de formación destinada a los docentes que han asumido este curso la organización de la biblioteca de sus respectivos centros. Estos encuentros, que se han celebrado en los tres Centros del Profesorado -de El Ejido, Almería y Cuevas del Almanzora-, han abordado los mecanismos de gestión de las bibliotecas escolares y su función en el proyecto pedagógico de los centros educativos. Con los 57 docentes que se suman este curso, ya son 1.580 los profesionales que colaboran en el mantenimiento y dinamización de las 287 bibliotecas que funcionan en los colegios e institutos de la provincia de Almería. Los asistentes a las jornadas han recibido formación sobre las tareas técnicas y organizativas en las bibliotecas, sobre educación en el uso de la información y los recursos de aprendizaje y nociones para la selección de recursos digitales y herramientas de la web social.

Un total de 57 profesionales han asumido estas tareas este curso y ya son 1.580 los que se ocupan de las 287 bibliotecas de colegios y de institutos.

En su intervención, Francisca Fernández ha destacado la importancia de la lectura como “instrumento clave en la educación por ser uno de los principales medios de aprendizaje y uno de los recursos más potentes para desarrollar la inteligencia y la capacidad de concentración, para conocer el mundo y poder interpretarlo de manera crítica y reflexiva y, por tanto, para ayudarnos a ser más libres”.

 

Desde 2012 funciona una red profesional, formada por un equipo de seis docentes y coordinada desde la Delegación Educación, que presta asesoramiento y apoyo al profesorado responsable de la biblioteca escolar desde la que se trabaja de forma colaborativa, compartiendo experiencias y buenas prácticas y aportando materiales y recursos. Existen tres líneas de participación en la red según el nivel de desarrollo que posee cada una de las bibliotecas de los centros asociados al Plan de Bibliotecas Escolares.

 

 

La delegada de Educación también ha destacado que “la Junta pone a disposición de los centros educativos un conjunto de programas destinados a la mejora de la competencia en comunicación lingüística y a la promoción de la lectura y la escritura, de la creatividad y las alfabetizaciones múltiples”.

 

En ese sentido, Fernández ha añadido que “las bibliotecas escolares se convierten en un elemento fundamental para el trabajo de los docentes, un dinamizador cultural de la comunidad educativa y de la familia, que hace posible la igualdad de oportunidades en el acceso a la información y la cultura, y un factor de compensación social para paliar la brecha digital y social”.

 

La biblioteca, lugar de aprendizaje

 

La biblioteca de los centros no sólo se percibe como espacio privilegiado para el acercamiento a los textos literarios e informativos, de vivencias y reflexión en torno a la lectura, los textos escritos, la cultura, sino también como un lugar de encuentro, de práctica continuada de lectura y escritura, de creación de aficiones lectoras y escritoras y de desarrollo de habilidades de información, investigación y extensión cultural.

 

Además, ofrece oportunidades de participación en actividades de lectura y escritura y de aproximación a distintas formas comunicativas que se amplían con el uso de las TIC en los procesos interactivos que se desarrollan en las comunidades de las que forman parte el alumnado, la familia y otros agentes que intervienen en su formación, creando alianzas y sinergia entre ellos.

Dejar respuesta