Francisca Fernández destaca la alta participación del profesorado en la formación realizada en los tres Centros del Profesorado de Almería.

La Junta de Personal Docente no Universitario de la provincia de Almería rechaza las instrucciones relacionadas con la apertura de los centros docentes para labores administrativas, y reclama medidas efectivas y claras pensando en el curso que viene.

 

La Junta de Personal ve innecesaria la apertura de los centros para labores administrativas. Esta apertura ha demostrado una falta de planificación por parte de la Consejería, además de una desorganización de la misma, al publicar documentos contradictorios y que, en el caso de las instrucciones, se publicaron con muy poco tiempo para que los centros se organizaran.

 

La Junta de Personal considera que la mayor parte del procedimiento de admisión está terminado, además de que dicho procedimiento puede hacerse por medios telemáticos, sin necesidad de poner en riesgo la salud de las personas que acudan al centro educativo. Pone de manifiesto que al igual que se está llevando a cabo la docencia telemática, los procesos administrativos se pueden realizar también de esta manera, incluso con la ventaja de realizarlos a cualquier hora del día vía secretaría virtual.

 

También ve innecesaria la instrucción décima, donde se posibilita la entrega de material educativo al alumnado. La Junta de Personal ve innecesaria esa medida, teniendo en cuenta que el curso está a punto de terminar, y que ya se hicieron actuaciones en este sentido.

 

Denuncian que la responsabilidad de las medidas de prevención recaigan sobre los equipos directivos, ya que estos no tienen por qué ser los responsables de tomar decisiones técnicas en el ámbito de la salud laboral, tal y como determinan las instrucciones. Considera que son unas instrucciones que no garantizan la salud de los trabajadores y trabajadoras. Exige que la administración se responsabilice de las medidas de prevención de riesgos laborales y demanda una mejor previsión y organización, ya que la desorganización ha derivado en que haya centros que no tienen material de protección suficiente.

 

Según los centros consultados, todos coinciden en señalar que se sienten desatendidos por la Delegación de Educación, ya que las EPIs proporcionadas por la Delegación de Educación son insuficientes y han sido los propios centros los que han tenido que conseguir material, que en la mayoría de los casos ha tenido que adquirirse a precios desorbitados, o en algunos casos ni siquiera ha podido adquirirse.

 

Para la Junta de Personal otra cuestión importante que no debe olvidarse es que la Delegación de Educación de Almería debería ser la responsable de verificar que los centros de la provincia cumplen con las estipulaciones de seguridad e higiene y que el personal que se incorpora no es personal de riesgo.

 

Por todo lo expuesto la Junta de Personal considera un riesgo la apertura de los centros sin unas garantías de seguridad para todos los trabajadores y trabajadoras del centro, denuncia que la administración es la que debe proporcionar los equipos de protección individuales para todos sus trabajadores.

 

Es necesario que la Consejería asuma su responsabilidad, y planifique desde ya una vuelta a las clases, lo más segura posible, con dotación óptima para el profesorado y el PAS, con ratios adecuadas, cubriendo las necesidades de personal, ya que en esta situación es más importante, si cabe, tener los recursos humanos adecuados en todos los centros docentes de la provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here